Lunes, 24 de junio de 2019

Religión en Libertad

Blog

Iniciando la Cuaresma 2018

Vivamos la Cuaresma con Esperanza

por La divina proporción

Hablar de tentación está casi prohibido actualmente. Formalmente sigue siendo un puntal importantísimo de nuestra fe, pero quien lo pronuncie, se convierte en sospechoso. Sospechoso de fariseismo y de tener la cara de pepinillo en vinagre. Podríamos preguntarnos cómo se puede ocultar que Cristo fue tentado. En el Evangelio de hoy domingo aparece claramente este hecho. Bueno, como tantas inconsistencias eclesiales, se acepta al mismo tiempo que se deposita en la estantería de doctrina no aplicable.
Lo triste es que al rechazar que seamos tentados, estamos rechazando la Esperanza que nos ofrece el evangelio. De igual forma, si rechazamos la existencia del pecado, rechazamos el perdón y la Gracia que nos transforma.

¿Te fijas en que Cristo fue tentado, y no te fijas en que salió victorioso? Reconócete a ti mismo tentado en él, y reconócete también vencedor en Él. Él hubiera podido evitar que el diablo se le acercara pero si no hubiera sido tentado, ¿cómo te habría enseñado la manera de vencer en la tentación? Es por eso que no es sorprendente si, acosado por la tentación, grita de los confines de la tierra según el salmo. Pero ¿por qué no fue vencido? El salmo continua: « Me has establecido sobre la piedra»…recordemos el Evangelio: «Sobre esta piedra edificaré mi Iglesia» (Mt 16,18). Es entonces la Iglesia la que él deseó edificar sobre la piedra, que clama desde los confines de la tierra. Pero, ¿quién se ha convertido en roca para que la Iglesia sea edificada sobre la piedra? Escuchemos a San Pablo decírnoslo: «La roca era Cristo» (1Cor 10:4). He aquí porque esa roca sobre la cual hemos sido construidos fue la primera en ser azotada por los vientos, los torrentes y las lluvias cuando Cristo fue tentado por el diablo (Mt 7:25). He aquí el fundamento inquebrantable sobre el cual Él quiso establecerte. (San Agustín. Comentario al Salmo 60)

La Roca es Cristo, como nos recuerda Pablo. Pero no una roca cualquiera. Es la Piedra Angular que sostiene a la Iglesia y en la Iglesia, a cada uno de nosotros. La Piedra Angular no fue vencida ni tampoco lo será. El diablo es el gran separador, el que destroza el entendimiento. El que se contrapone a Cristo, que Símbolo universal, Logos, Nombre de Dios. En Cristo y sólo en Cristo, podemos rechazar la tentación. Tentación que es permitida por Dios para nuestro bien.

Actualmente tampoco se acepta que Dios permita la tentación. Como si Dios no hubiera planeado el largo Éxodo del Pueblo de Israel para el bien de cada israelita de entonces. Como bien indica San Agustín, Cristo podía haber rechazado la tentación. ¿Por qué no lo hizo? Porque en esta tentación venció un poco más al diablo y además, dejó el relato para que no se nos olvidara que en Él, Cristo, podemos vencer la tentación. ¿Cómo no vamos a tener esperanza si Cristo fue tentado y venció al diablo?

No podemos rechazar la tentación con nuestras fuerzas. Es imposible. En todo caso podremos aparentar, llenos de soberbia, que la tentación no es importante. Entonces evidenciaremos desdén e indiferencia y con un acto displicente, nos jactaremos de que no nos importa y que nada nos afecta. Pero claro que nos afecta. Nadie puede vencer la tentación con actitudes displicentes. La victoria proviene de la humildad de quien sabe que nada puede sin la Gracia de Dios. Sólo entonces, el diablo se retira. Esa es nuestra esperanza. La esperanza del humilde que confía en el Señor.

 
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Sin tu ayuda, seguramente mañana no podremos hacer noticias como esta

DONA AHORA