Martes, 24 de noviembre de 2020

Religión en Libertad

Blog

Condúcete a la paz. Comentario para Matrimonios: Lucas 19, 41-44

por ProyectoAmorConyugal.es

EVANGELIO

¡Si reconocieras lo que conduce a la paz!
Lectura del santo Evangelio según san Lucas 19, 41-44

En aquel tiempo, al acercarse Jesús a Jerusalén y ver la ciudad, lloró sobre ella, mientras decía:
«¡Si reconocieras tú también en este día lo que conduce a la paz! Pero ahora está escondido a tus ojos.
Pues vendrán días sobre ti en que tus enemigos te rodearán de trincheras, te sitiarán, apretarán el cerco de todos lados, te arrasarán con tus hijos dentro, y no dejarán piedra sobre piedra. Porque no reconociste el tiempo de tu visita».

Palabra del Señor.

Para ver los próximos RETIROS Y MISIONES pincha aquí:  http://wp.me/P6AdRz-D1

Condúcete a la paz.

El camino que conduce a la tan ansiada paz, es adherirme al plan que Dios tiene para mí. Sólo Él sabe construir la paz y sólo Él puede hacerlo. Esto que podemos tenerlo más o menos claro en nuestra cabeza, cuesta mucho integrarlo en nuestro corazón y por el corazón tira para otro lado. ¡Qué misterio! Sabemos el camino pero no lo seguimos porque hay otros caminos que nos distraen. Y nos lo vuelven a recordar y lo volvemos a olvidar. ¡Qué misterio! Desde luego que es para llorar, Señor.
¿Cómo vamos a diseñar nosotros un plan mejor que el de Dios? Está claro que es imposible, es de cajón. Pues bien, nos empeñamos en ello. ¡Qué misterio! Es para llorar.
Aterrizado a la vida matrimonial:
Ana: Sé que si rezamos juntos, salvamos nuestro matrimonio. Pero no lo hacemos.
Matrimonio Tutor: ¿Por qué?
Ana: No lo sé, un día por otro…
Alberto: Sé que si nos formásemos más sobre el matrimonio, salvaríamos el nuestro. Pero no lo hacemos.
Matrimonio Tutor: ¿Por qué?
Alberto: No lo sé. Llega el día y nos da pereza, o hemos discutido y pensamos que a dónde vamos a ir…
Matrimonio Tutor: ¿Y la tarea que os pusimos para trabajar el camino de virtud?
Alberto y Ana: La hicimos el primer día, pero luego lo dejamos.
Matrimonio Tutor: (Se echan a llorar) ¿No vais a hacer nada por salvar vuestro sacramento? ¡Está Cristo entre vosotros! ¿No vais a hacer nada por salvar vuestra familia? Es lo más hermoso que tenéis. ¿No vais a hacer nada por dejar de sufrir entre vosotros y alcanzar la paz en vuestro hogar? Está en vuestra mano ¿Y no queréis esforzaros?
(Alberto y Ana comprendieron la barbaridad que estaban haciendo y decidieron poner toda la carne en el asador. Ese día fue el más importante de sus vidas. Y su matrimonio fue precioso).

Madre,

Queremos ser dueños de nuestro matrimonio y no sabemos alcanzar la paz por nuestros medios. Necesitamos la paz que nos da Cristo después de resucitado. La paz de haber obedecido a la voluntad de Dios a pesar de las circunstancias. En tus manos estamos, Señor. Alabado seas.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Sólo si tu nos ayudas podremos continuar haciendo noticias como esta

DONA AHORA