Jueves, 22 de octubre de 2020

Religión en Libertad

Blog

El extraño caso de los dos papas Esteban II

por En cuerpo y alma

 

            Sí porque efectivamente, dos son los papas que podrían haber portado el nombre regnal de Esteban II, aunque evidentemente, sólo uno lo hará. ¿Cómo entender semejante suceso? Pues bien, a explicarlo dedicamos el artículo que sigue.

             Uno de estos dos papas Esteban II, -cuyo nombre de pila desconocemos aunque evidentemente no sería Esteban pues los papas se cambiaban ya el nombre para sentarse en el trono de Pedro-, y al que, para entendernos, nos referiremos como “el segundo Esteban II”, es un papa al que, efectivamente, le toca vivir momentos muy especiales de la historia de la Iglesia.

             Consagrado en 752, habrá de hacer frente a la amenaza que representan los lombardos, los cuales, tras tomar la ciudad de Rávena en 751 y expulsar de Italia a los bizantinos, se preparaban para capturar también Roma. En una maniobra muy original, casi inesperada, Esteban se dirige entonces al rey de los francos, Pipino, a quien visita en 753 en la ciudad francesa de Quiercy-sur-Oise. Allí el papa lo consagra rey con una ceremonia especial que quedará perpetuada en la vida de la monarquía francesa, y consigue del rey la promesa de asumir la defensa de la Iglesia.

             De hecho, al presentarse el lombardo Astolfo en Roma, cuyos extramuros saquea, Pipino, en cumplimiento de su palabra, va a cruzar los Alpes, y tras tomar Rávena y su Exarcado, hace entrega de ellos a Esteban, que se convierte así en el primer papa-rey, es decir, no sólo gran pastor de la cristiandad, sino señor también de un vasto territorio en Italia allende Roma.

             Lo más curioso de su papado son, sin embargo, dos cosas referidas las dos a la línea de sucesión que le lleva a la silla de Pedro. La primera tiene que ver con su sucesor, pues éste no es otro que su propio hermano, Paulo I, San Paulo I… dos hermanos papas pues, un caso poco frecuente aunque no único en la historia de la Iglesia (también son hermanos Benedicto VIII y Juan XIX en el s. XI).

             La segunda, que da título a este artículo, está referida a su predecesor, que es ese otro Esteban II al que, para entendernos, nos referiremos como “primer Esteban II”. Y bien, ¿cómo es ello posible?, ¿cómo es posible que dos papas compartan el mismo nombre regnal con el mismo número regnal?

             Pues bien, la historia comienza cuando el 22 de marzo de 752 se produce la muerte del papa Zacarías y es elegido papa un sacerdote romano de nombre Esteban. Ocurre que para ser papa era necesario ser obispo, pero siempre cabía la posibilidad de elegir un simple sacerdote y luego consagrarlo obispo, aunque eso sí, hasta producida la consagración, ni se le podía considerar papa ni empezaba a correr el pontificado.

             Pues bien, tal es el caso de nuestro primer Esteban II, el cual, aunque elegido de manera perfectamente legal por ser de hecho sacerdote, muere de apoplejía sólo tres días después de la elección, sin tiempo ni de ser consagrado obispo, momento que habría puesto fecha de inicio a su pontificado, lo que obliga a proceder a la elección de un nuevo papa, recayendo esta vez la elección en la figura de nuestro segundo Esteban II, el cual no halla el menor inconveniente en reinar con el mismo nombre del presbítero que acaba de morir unos días antes.

             Si entonces queda bastante claro que el primer Esteban no ha llegado a ser papa por no haber podido ser consagrado obispo, algunos siglos después se determinará que llegado el caso de elegir un presbítero sin consagrar, el pontificado empieza a correr en el momento de la elección, no en el de la consagración, que aunque necesaria, no invalida la elección. Así, en un caso muy parecido al de nuestro primer Esteban II,  Celestino IV, elegido el 25 de octubre de 1241 y muerto catorce días después de electo sin tiempo de ser consagrado obispo, sí será considerado papa por todos, sin duda de ninguna clase.

             Así las cosas, se van a producir listas papales que otorgan a nuestro primer Esteban II la condición de papa, con lo que el ordinal de los esteban posteriores se corre, y listas en las que dicha condición no se le otorga, con lo que el verdadero Esteban II es nuestro segundo Esteban II. Incluso habrá listas de papas que se refieren a cada Esteban con dos ordinales: así por ejemplo Esteban III (o IV), o Esteban IV (o V).

             Será Juan XXIII, un papa cuyo ordinal, por cierto, es objeto también de polémica, el que con el reordenamiento pontifical de 1961 determine definitivamente que el primer Esteban II no fue papa, y que, por lo tanto, el segundo Esteban II es el verdadero y definitivo Esteban II.

             Por otro lado, la inclusión del primer Esteban II en las listas papales en las que está presente lo convierte en poseedor de una nueva marca nunca superada, la del papa más efímero en la historia de la Iglesia, por serlo, como lo habría sido, apenas tres días.

             Y bien amigos, que hagan Vds. mucho bien y que no reciban menos.

  

            ©L.A.

            Si desea suscribirse a esta columna y recibirla en su correo cada día, o bien ponerse en contacto con su autor, puede hacerlo en encuerpoyalma@movistar.es

 

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Noticias como esta llegan al corazón de miles de personas. Por favor ayúdanos a continuar

DONA AHORA