Martes, 07 de julio de 2020

Religión en Libertad

Blog

JERUSALEM, Capital Única e Indivisible de Israel y del Pueblo Judío

por Wiederholen


JERUSALEM

 Yerushalayim -Jerusalem- es la Capital Única e Indivisible de Israel y del Pueblo Judío.

Jerusalem según el islamismo.

La Agencia Oficial de Noticias Coránicas de Irán, IQNA [1], ha informado el 10.09.08 que Jaled Mechaal, jefe de la oficina política del movimiento de masas del islamofascismo Hamás, ha declarado en Siria que : “Al-Qods pertenece a los palestinos y a la comunidad musulmana y solamente los árabes tienen el derecho a gobernar sobre esta región”.

Jaled Mechaal, el líder de Hamás, añadió: “Al-Qods es el territorio que conecta la tierra al cielo y no conviene que este territorio consagrado a un principio de compromiso se convierta en una oferta de rendición”.
Así mismo precisó: “Entendemos por Al-Qods, todo el territorio, geografía, la historia y la herencia religiosa de la región no solo algunos nombres otorgados a los distintos puntos de Cisjordania. La región Abou-Dis no representa a Al-Qods. La cuestión no se limita a un nombre. Queremos a Al-Qods con toda su historia, su civilización y su herencia”.

La misma agencia IQNA [2] informó el 09.09.08 que Omar Bachij, el Gran Muftí de Croacia había declarado que la cuestión palestina era el problema de todos los musulmanes del mundo, destacando que “Irán desempeñó un papel importante en la realización de los derechos legítimos de los palestinos” añadiendo que “La comunidad musulmana de Croacia contribuye en la medida de nuestras posibilidades a la resolución de la situación de los palestinos y proseguiremos nuestros esfuerzos en este sentido”.

La Agencia de Noticias de la República de Irán, IRNA [3], publicó el 08.09.08 las manifestaciones del presidente del Parlamento de la República de Islámica de Irán, Ali Lariyani, en las que declaraba, en la misma línea ideológica , que “El palestino es el asunto más importante del mundo islámico”.

Ali Lariyani hizo estas declaraciones la noche del 07.09.08 durante la cena de ruptura de ayuno a la que fue invitado por el director general de la Unión de Parlamentos de los Países Islámicos (UPPI) miembros de la Organización de la Conferencia Islámica (OCI).

Los islamistas consideran que Al Qods, tal como los árabes y musulmanes denominan a Jerusalem, es el centro de debate de su Yihad, y el punto de encuentro y de choque entre el Islam y el mundo no-musulmán.

Cosmovisión islámica y percepción musulmana sobre la humanidad.

En la perspectiva musulmana cualquier territorio que fue alguna vez conquistado por la Espada del Islam, pertenece “legítimamente” al Islam, aunque actualmente no está bajo soberanía de la Shari´a ni de los musulmanes. [4]

Estos territorios, que antaño fueron dominados por el Islam y ahora no lo están, son tierras profanadas por los infieles, los cruzados españoles y portugueses en el Al-Andalus, por los sionistas judíos en Israel.

Gran parte de Europa tiene que retornar al Islam, según los islamistas, como Bulgaria, Grecia, gran parte de Italia, Hungría, Rumania, España, Portugal parte de Francia, Austria.

Este es el paso previo a la dominación final del Islam y la instauración del Califato Mundial. [5]

“El Islam dominará la tierra” es el eslogan de los islamistas, que se basa en textos del Corán y en los Hadices, que explican que Muhammad predijo que caería Constantinopla y Roma (Europa) en manos de los guerreros musulmanes. [6]

En un sermón del Viernes que fue presentado en el canal de televisión de Hamas Al-Aqsa TV el 11 de abril del 2008, Yunis Al-Astal, MP y clérigo de Hamas, les dijo a los feligreses que "Roma, la capital de los católicos, la capital de los cruzados, sería conquistada pronto por el Islam, tal como lo fue Constantinopla" esta entonces, dijo, "se convertiría en un puesto avanzado para las conquistas islámicas que se extenderán a través de Europa en su totalidad, y luego se volverán a las dos Americas, e incluso a Europa Oriental".

El jeque Ali Al-Faqir y ex ministro jordano de dotación religiosa ha jurado conquistar España y Roma y ha declarado que América y la Unión Europea pronto colapsarán.
Lo siguiente son extractos de lo que el ex ministro Ali Al-Faqir manifestó el 02.05.08 en el canal de TV Al-Aqsa:

Jeque Al-Faqir: Nosotros debemos declarar que Palestina, desde el río Jordán hasta el mar Mediterráneo, es una tierra islámica, y que España – Al-Andalus - es también la tierra del Islam. Las tierras islámicas que fueron ocupados por los enemigos una vez más se convertirán en islámicas.
Por otra parte, vamos a llegar más allá de estos países, los que se pierden en la lejanía. Nosotros proclamamos que vamos a conquistar Roma, como Constantinopla fue conquistada una vez, y como lo será conquistada de nuevo.

Entrevistador: Alá que lega.

Jeque Ali Al-Faqir: Vamos a gobernar el mundo, como ha sido dicho por el Profeta Muhammad.

…Nos enfrentaremos a un frente de batalla que es más amplio y más fuerte. Sus comienzos fueron en Palestina, en Irak, en Afganistán y en Chechenia. Lo que ha empezado se terminará. Esto no parará. …La entidad sionista alcanzó su conclusión su fin, y está empezando a declinar, hasta que se disminuya y llegue a su fin.

Del mismo modo, América ha ocupado, tronado y espumeado con ira y proclamó, al igual que Faraón: "Yo soy tu Dios supremo", pero llegará a su fin, y han comenzado a darse cuenta de que su final está cerca. Hemos empezado a leer en los periódicos americanos y europeos que "nuestra gloria disminuye, y no hay nada que podamos hacer al respecto".
Esta mañana en la TV Al-Yazira Tv, yo he visto a científicos y teóricos estrategas americanos que decían que los EEUU pronto llegan a su fin. Ellos lo dijeron antes sobre la URSS, y, de hecho, ha llegado a su fin, y nosotros decimos ahora que los EEUU y la Unión Europea llegarán a su fin, y únicamente la creciente fuerza del Islam prevalecerá.
[7]

El líder y jeque principal sunni Yousef Al-Qaradhawi y otros jeques anuncian la próxima Conquista de Roma –Romiyya- [Europa] por el Islam. [Memri del 06.12.02] [8]

El Jeque Saudita Muhammad bin Abd Al-Rahman Al -´Arifi, imam de la mezquita de la Academia de Defensa del Rey Fahd, discutió este Hadith en un artículo anunciado en el sitio de web de Kalemat. Bajo el titular "no estén triste, Alá está con nosotros. … Nosotros controlaremos la tierra del Vaticano; nosotros controlaremos Roma e introduciremos el Islam en él. Sí los Cristianos, que tallan cruces en los pechos de los musulmanes en Kosovo - y antes en Bosnia, y antes en muchos lugares en el mundo - nos pagarán todavía el Jizya [impuesto de votación pagado por los no-musulmanes bajo gobierno musulmán], en humillación, o ellos se convertirán al Islam… "

El jeque Muhammad Abd Al-Karim del Sudán, comentó sobre este Hadiz:

"… El Profeta dijo que los musulmanes tomarían India, diciendo: ´Alá salvó dos grupos de mi nación del fuego de Infierno: un grupo que atacaría India y un segundo grupo que estaría con Jesús el hijo de Maria [en la batalla del Día del Juicio].
El Profeta Muhammad nos contó de la conquista de Constantinopla, la capital del estado bizantino, y de la conquista de Roma dónde el Vaticano esta situado… Algo de lo que el Profeta dijo ya ha venido a pasar.
Los musulmanes conquistaron Persia, los musulmanes conquistaron Bizancio… los musulmanes atacaron India y Alá lo conquistó para nosotros, hasta que llegaran a las fronteras de china. Los musulmanes conquistaron Constantinopla dónde la cristiandad oriental se sitúa, y en el futuro, un rey poderoso se levantará para los musulmanes; a través de él, el Islam se extenderá y Roma –Europa- será conquistada… "


El motor del Yihad.

Paul Landau [9] explica que “Todos los componentes de la esfera de influencia islamista contemporánea, desde los Hermanos Musulmanes hasta Hamás y a la nebulosa Al-Qaida, comparten en efecto la esperanza de ver el Califato Islámico reconstituido y consideran el "renacimiento del Islam" como la señal manifiesta de la veracidad de las profecías relativas a la victoria final del Islam y su propagación en todo el mundo.
Se puede citar como ejemplo esta condena a muerte del jeque Qaradawi, importante ideólogo del movimiento islamista y organizador del Islam europeo: Se planteó al profeta Muhammad la siguiente cuestión: "¿Qué ciudad será la primera en ser conquistada, Constantinopla o romilla –Roma-?" Respondió: "la ciudad de Heracles se conquistará primero", es decir, Constantinopla... Romiyya es la ciudad hoy llamada “Roma”, capital italiana. Muhammad Ben Morad conquistó la ciudad de Heracles en 1453, joven otomano de 23 años conocido bajo el nombre de Muhammad el Conquistador. La otra ciudad, Romiyya, queda por conquistar, y esperamos y creemos que será.

Eso significa que el Islam retornará a Europa conquistador y vencedor, después de haber sido expulsado dos veces: una vez de Al-Andalus, al sur, la otra vez al este, después de golpear las puertas de Atenas... Es fácil por supuesto descartar el reverso de la mano esta profecía relativa a la conquista de Roma, considerándola como no siendo más digna de fe que las de Nostradamus.

Pero eso sería un grave error de valoración. La parte fundamental no es en efecto aportar fe a las profecías de Muhammad, informadas en el Hadiz, sino tomar conciencia de la importancia que los propios musulmanes les conceden.

Son en efecto las creencias de los protagonistas de los movimientos islamistas que permiten comprender sus motivaciones y sus aspiraciones: la organización de los Hermanos Musulmanes está tan persuadida -desde su creación en 1928- que encarna el renacimiento del Islam, y que su rol es hacer ondear el estandarte del Islam sobre los cinco continentes.

Presentar los Hermanos Musulmanes como la representación de un "islamismo moderado" vuelve de nuevo a negar las convicciones más afianzadas de sus miembros...

Jerusalem.

1. La Nación judía y Jerusalem. Israel se convirtió en una nación en el año 1312 antes de la E.C., dos mil años antes de que surgiese el Islam.

2. Los refugiados árabes en Israel comenzaron a identificarse a sí mismos como el pueblo palestino en el año 1967, dos décadas después del establecimiento del moderno Estado de Israel. Nunca antes se consideraron como “palestinos”. Eran árabes de la Gran Siria que vivían en tierras del pueblo judío.

3. Desde la conquista judía, que tuvo lugar en el año 1272 a. de C., los judíos han disfrutado el dominio sobre la tierra durante mil años, que ha contado con una presencia continuada en la tierra durante los últimos 3.300 años.

4. El único dominio árabe desde la conquista del año 635 de la E.C. duró tan solo 22 años.

5. Durante más de 3.300 años, Jerusalem ha sido la capital judía.

De todos los judíos de todos los tiempos, de los judíos que vivían en Tierra Santa y de los que vivían en la Diáspora.
Jerusale
m no ha sido nunca la capital de ninguna entidad árabe ni musulmana. Incluso en la época en que los jordanos ocuparon Jerusalem, nunca los árabes –que posteriormente se autodenominaron palestinos- pretendieron convertirla en su capital y los dirigentes árabes no acudieron nunca a Jerusalem para visitarla.

6. A Jerusalem se la menciona cerca de 700 veces en la Toráh y Tanaj, las Sagradas Escrituras judías –denominado “Antiguo Testamento” por los cristianos-.

Pero a Jerusalem no se la menciona ni una sola vez en el Corán.

7. El Rey David fundó la ciudad de Jerusalem como capital de Israel.
Muhammad no fue nunca a Jerusalem.

8. Los judíos orientándose hacia Jerusalem; mientras que los musulmanes lo hacen dándole la espalda y los glúteos a Jerusalem.

9. Refugiados árabes y refugiados judíos: En 1948 los dirigentes árabes animaron a los refugiados árabes a marcharse de Israel prometiéndoles limpiar la tierra de judíos. Un sesenta y ocho por ciento de ellos se marcharon sin haber visto jamás a un solo soldado israelí.

10. Los refugiados judíos se vieron obligados a huir de los países árabes debido a la brutalidad, la persecución y los pogromos de los árabes contra los judíos que vivían en dichas tierras, muchos siglos antes de que el Islam naciese.

11. Se calcula que el número de los refugiados árabes, que se marcharon de Israel en 1948, es de alrededor de unos 630.000. El número de los refugiados judíos procedentes de las naciones árabes se calcula que es algo mayor.

12. Los refugiados árabes no fueron absorbidos ni integrados por los países árabes a los que huyeron, a pesar del extenso territorio árabe, que junto con Irán son 750 veces mayor que el territorio de Israel.

De los 100.000.000 de refugiados desde la II Guerra Mundial, ese es el único grupo de refugiados en todo el mundo que no ha sido nunca absorbido ni integrado en las tierras de su propia gente.

Sin embargo, los refugiados judíos fueron completamente absorbidos en Israel, cuya superficie es de 21.946 Km², más pequeño que la región de Tucumán – 22.524 km2 - Argentina- y que la comunidad valenciana – 23.255 km2 –España-.

13. El Conflicto árabe-israelí. Los árabes están representados por un total de ocho estados diferentes, sin incluir a los palestinos, pero no existe más que una sola nación judía.
Las naciones árabes han iniciado las cinco guerras que han tenido lugar y las han perdido. En cada ocasión Israel se ha defendido y cada vez ha obtenido la victoria.

14. Las constituciones de la O.L.P. y de Hamás aún siguen pidiendo la destrucción total del Estado de Israel. A pesar de que los israelíes estén dispuestos a ceder parte de su tierra para que los árabes-palestinos puedan tener su estado.

15. El breve control árabe de Jerusalem significó destrucción y atraso en la Ciudad Santa. Los árabes tuvieron abandonada la ciudad, asó como el resto del país.

16. Bajo el gobierno jordano, los lugares sagrados judíos fueron profanados y a los judíos se les negó el acceso a los lugares de adoración.

Bajo el gobierno israelí, todos los emplazamientos musulmanes y cristianos han sido conservados y hechos accesibles a las gentes de todas las creencias.

17. El historial de las Naciones Unidas respecto a Israel y los árabes es que: de las 175 resoluciones aprobadas por el Consejo de Seguridad antes de 1990, 97 de ellas fueron dirigidas en contra de Israel.

18. De las 690 resoluciones de la Asamblea General sobre las que se votó antes de 1990, 429 fueron dirigidas en contra de Israel.

19. Las Naciones Unidas permanecieron silenciosas cuando los jordanos destruyeron 58 sinagogas en Jerusalem.

20. Las Naciones Unidas permanecieron silenciosas cuando los jordanos profanaron sistemáticamente el antiguo cementerio judío en el Monte de los Olivos.

21. Las Naciones Unidas permanecieron silenciosas cuando los jordanos impusieron una política, de tipo apartheid, -prohibiendo a los judíos el acceso a sus lugares santos- con el fin de impedir que los judíos visitasen el Monte del Templo y el Muro Occidental.

22. Únicamente los judíos han vivido interrumpidamente en Israel durante los últimos 3.700 años.

¿Dónde estaban los árabes-palestinos en tiempo de Jesús?

Los ocupantes musulmanes, árabes y turcos, respectivamente, nunca dejaron volver a los judíos que vivían en la Diáspora.

Desde 1840 en la era moderna, Jerusalem ha tenido una mayoría judía. $0 años de iniciarse el actual Sionismo.

Setenta por ciento de la tierra en el este de Jerusalem la que la prensa ahora llama, "Este de Jerusalén, históricamente árabe," ha sido propiedad de los judíos desde 1947.
Las naciones que habitaban la tierra antes de que los judíos lo hicieran, ¡hoy no existen !, ya que han sido absorbidas por otras gentes a través de los años. Los árabes de Israel vinieron en el 632 después de la Era Común, a raíz de la invasión musulmana.

23. Israel concedió nacionalidad a todos los árabes que vivían en su territorio, después del 1948. El árabe es idioma oficial, juntamente con el hebreo, en Israel.

Israel permanece siendo el único de los países de la zona donde los árabes pueden votar libremente (lo cual es una rareza en el área), al tiempo que es el único país de Oriente Medio donde las mujeres pueden votar.
De hecho, esta es una de las razones principales por las que Israel choca tan fuertemente con los valores de los árabes musulmanes que viven en su territorio.
El reino de los Califatos contradice abiertamente las libertades que en Occidente nos parecen tan normales.

24. Los historiadores y la Biblia coinciden en que el término "Palestina" se deriva de Filistim, Filisteos-palabra hebreo antigua, que significa invasor : personas Egeas quienes en el Siglo XII antes de la E.C. que se asentaron a lo largo de las costas planas del Mar Mediterráneo, y que fueron expulsados posteriormente por el Rey David. lo que hoy se conocen en el nombre de Israel y la Franja de Gaza.

En el año 135 después de la E.C. los Romanos aplastaron la última gran revuelta judía. El emperador Adriano Adriano cambió el nombre de Jerusalem por Aelia Capitolina y a la provincia judáica por Palestina, como forma de borrar toda memoria judía de la región y en recuerdo de los invasores, procedentes del mar Egeo, que en hebreo eran nombrados “plishtim” –invasores.

Los filisteos habían sido una confederación de pueblos no-semíticos provenientes de Creta, las islas del Egeo y Asia Menor, conocidos también como “Pueblos del Mar”.

Los ingleses nombraron Palestina a Tierra Santa, y los ocupantes e invasores árabes han recuperado el nombre de Palestina, cuando hasta hace unas décadas ignoraban la existencia de los nombres: Palestina y palestinos.

25. Nunca ha existido una tierra llamada "Palestina" gobernada por "palestinos" ni la nación palestina. Los palestinos son árabes, procedentes de Siria, de Jordania, Líbano, Irak.

26. Mientras los antisemitas europeos increpaban y decían a los judíos, “iros a vuestro país, iros a Israel”, sin querer recordar que fueron las deportaciones romanas las que llevaron a los judíos por Europa.
Cuando muchos judíos han podido volver a su tierra, Israel, ahora el antisemitismo europeo injuria a los judíos negando a éstos el derecho de decidir y vivir en su propia tierra, Israel.

Estos mismos antisemitas europeos nunca han dicho a los árabes-palestinos: “árabes, palestinos, iros a vuestra casa, a Arabia o a Jordania, o a la Gran Siria”.

27. Cisjordania –Judea y Samaria- no fue nunca parte legal de Jordania. Bajo el Plan de Partición de las Naciones Unidas de 1947, el cual los Judíos aceptaron y los árabes rechazaron, Cisjordania se suponía fuera parte de un estado árabe independiente en el oeste de "Palestina" (¡el Israel histórico¡).

Pero los jordanos invadieron y ocuparon el área durante la guerra de 1948. En 1950, Jordania anexó los Bancos del Oeste a su territorio, razón por la cual esta región es conocida bajo el nombre de Cisjordania.
Si usted busca el nombre "Cisjordania" en algún diccionario notará que no existe. ¿Porqué?
Porque es un término reciente inventado para designar los Bancos del Oeste una vez fueron anexados a Jordania. En inglés el término usado es "West Banks".
Solamente los ingleses y Pakistán reconocieron la ocupación jordana.
El resto del mundo nunca lo reconocieron. Durante el período entre 1950 y 1967 Jordania permitió a terroristas que lanzaran ataques contra Israel.

28. Es una mentira repetida mil veces que ha devenido “verdad” en occidente de que Jerusalem es la tercera ciudad santa del Islam.

Los musulmanes intentan conectar a Jerusalem con el Islam usando un pasaje vago del Corán, contenido en el Sura 17, titulado "El Viaje Nocturno"
En el mismo se relata que en un sueño o en una visión Muhammad fue llevado de noche desde "el templo sagrado al templo que es más remoto, cuyo recinto hemos verdecido, para que podamos mostrarle nuestras señales. ..."
En el siglo VII después de la E.C. algunos musulmanes identificaron estos dos templos mencionados en este verso como el de Meca y el de Jerusalem.
Y esta es la evidencia más contundente que tiene el Islamismo para reclamar a Jerusalem como ciudad santa.
Sin embargo, los judíos pueden mostrar miles de años de morar y habitar en esta tierra, de construir Templos –el Primero y el Segundo-, de adorar a su Dios, de vivir y luchar por esta tierra, como evidencia histórica para reclamar a Jerusalem, desde los tiempos de Abraham - ¡hace miles de años!

29. El área de los Establos de Salomón se puede datar a la fecha aproximada cuando Salomón construyó el Templo para el Eterno.
De acuerdo con el historiador Josefo (Siglo I de la E.C.), este lugar existía en esta montaña hacía siglos y era usado por los judíos para refugiarse cuando Tito conquistó a Jerusalén en el año 68 después de la Era Común.
E
l mismo Corán - el libro sagrado del Islam - describe la construcción del Primer Templo de Salomón (Sura 34:13) y la destrucción del Primer y Segundo Templo de Salomón (17:7). La conexión de los Judíos con la Montaña del Templo puede datarse hasta 3.000 años en el pasado, y está basada en datos históricos, evidencias arqueológicas y tradiciones escritas y orales.

30. Cuando Abraham ató a su hijo Isaac en el altar para sacrificarlo a Dios, lo hizo en la cima de esta montaña, la montaña llamada Monte Moriá, donde recientemente los musulmanes construyeron un templo, con la intención de borrar la asociación de los judíos con el Monte Moriá.

31. Después de la guerra de 1967, Israel abolió todas las leyes discriminatorias promulgadas por Jordania y adoptó su propio sistema de leyes para garantizar el acceso a los templos religiosos. Los jordanos impedían a los judíos el acceso a los lugares santos.

La ley israelí estipula lo siguiente: "Cualquiera que haga algo que pueda poner en peligro la libertad de acceso a los miembros de los varios grupos religiosos a sus lugares sagrados será castigado con prisión por un término de cinco años."

Israel también confió la administración de los lugares sagrados a sus respectivas autoridades religiosas. por ejemplo, el Waqf Musulmana tiene la responsabilidad de las mezquitas de la Montaña del Templo.

32. Las fronteras de Israel fueron determinadas por las Naciones Unidas cuando se adoptó el Plan de Partición en 1947.
En una serie de guerras defensivas, Israel recuperó territorio.

En numerosas ocasiones, Israel se ha retirado de estas zonas. Como parte un acuerdo en 1974, Israel regresó los territorios ocupados en1967 y 1973 a Siria.

Bajo los términos del Tratado de Paz Egipcio-Israelí, Israel retiró sus tropas de la Península de Sinai (¡Recuerde que todos estos territorios le pertenecían al Israel histórico de David y Salomón!) por tercera vez. Ya se había retirado de amplias zonas ocupadas en el desierto cuando la Guerra de Independencia. Israel devolvió la Península de Sinaí a Egipto en 1957.

En septiembre de 1983 Israel se retiró de las áreas extensas a petición del Líbano, excepto de una zona estrecha en el Río Awali.
En 1985 se retiró del Líbano.

33. Los árabes que viven en Palestina (el Israel histórico) son los agresores. Ellos comenzaron el conflicto, y a propósito declaran "que tienen suficientes atacantes suicidas para mil años". Las noticias diarias son el testigo más fiel de lo que sucede.

Los árabes que viven en Palestina (el Israel histórico) consideran las Intifadas como la Guerra, no como protestas esporádicas, con la estrategia clara de vencer a los israelíes a través del medio común a los islamistas: el terrorismo.

El líder terrorista árabe-palestino, Yasser Arafat dijo: "Nuestro objetivo es simplemente la liberación del suelo palestino y el establecimiento de un estado. Por lo tanto, los Judíos (israelitas) deben ser expulsados, e Israel debe ser aniquilado. No podemos aceptar ni más ni menos que la completa aniquilación de todos los judíos".

Los continuadores del terrorismo, Hamás –que actualmente gobiernan a los árabes palestinos-no sólo no quiere reconocer parte del territorio de Israel, sino que en su carta constitucional se pide la destrucción de Israel.

34. La demanda judaica para que Jerusalem sea la capital de Israel no sólo es religiosa: es nacional y estatal.

Todo estado tiene derecho a proclamar cual es su capital.
Sólo se le niega este derecho a Israel.

La Alemania de posguerra tuvo que aceptar que su capital “provisional” fuera Bonn, en lugar de Berlín.
A Israel, que ha ganado las guerras y batallas que desencadenaron y empezaron los árabes, los árabes derrotados le niegan ese derecho, con el apoyo de la judeofóbica Naciones Unidas.

El antisemitismo europeo no desapareció en Auschwitz, pervive en Europa.

En las Naciones Unidas, una tercera parte de los países son musulmanes (60 de 192) y muchos otros países tienen miedo al embargo petrolero.
35. Gustavo Daniel Perednik dice que: “ El motivo de esa terquedad, es complejo.
Si Tel Aviv es la capital de Israel, estamos frente a un país moderno, novedoso, aceptado, aun un Estado con el que se podría llegar a convivir en paz.
Pero cuando se acepta a Jerusalem como capital israelí, se admite implícitamente que aquí no hay novedad, sino un Estado renacido.
La misma Jerusalem que fuera la capital de los judíos hace siglos, ha recuperado esa función. La vindicación de Jerusalem como nuestra exclusiva capital, fortalece la legitimidad del Estado judío renacido en la patria ancestral.
No hace falta ser judío ni israelí para notarlo. El filósofo católico español Julián Marías lo puso de manifiesto en su libro Israel una resurrección: sin Jerusalem como capital, Israel pierde "sentido histórico".

36. La antigüedad de la ciudad. Es lógico y natural que se envuelva en aureolas metafísicas a una urbe que se retrotrae al pasado más remoto, ya mencionada en las famosas epístolas de Tel-el-Amarna (siglo XIV a.e.c.) y aun en documentos egipcios de medio milenio antes.

Después de todo, es una ciudad en la que ocurrieron eventos de trascendencia insoslayable, que los Salmos elevan hasta lo más sublime, y que en la Biblia se menciona más de setecientas veces desde el mismo libro del Génesis. (Cabe recordar que por el contrario, en el Corán, ni una sola vez se refiere a Jerusalem).

Pero cuando focalizamos la historia en la edad contemporánea, observamos que los judíos somos el grupo mayoritario de la ciudad desde hace ya un siglo y medio, y que ésta nunca fue capital (ni siquiera provincial) bajo imperios cualesquiera, incluido el del Islam.

El breve control árabe de la ciudad significó destrucción y atraso, y por su parte, la recuperación judía fue la única que garantizó libertad de cultos y protección a los lugares sagrados de todos los credos, amén de un crecimiento sostenido y visible.

37. La aspiración israelita siempre concibió en que el retorno era concebido a la Jerusalem terrena.
Los caraítas que regresaron hace mil años otorgaron a los retornantes el título honorífico de "Jerusalem". Aquí regresó Iehuda Haleví en el siglo XII y Najmánides en el XIII, y los Jasidéi Ashkenaz, y Ovadia de Bertinoro en el XV. Y luego la inmigración de Jazón Sión que arribó en 1722 y las varias olas de jasidim, y los alumnos del Gaón de Vilna, y finalmente los biluím, y las inmigraciones modernas que reconstruyeron el Estado judío. Todos a Jerusalem no para soñar sino para cumplir con sus sueños.

El porqué del Yihad contra la Jerusalem judía e Israel.

En el mundo árabe y/o musulmán hay voces que reconocen que los judíos tienen derecho histórico sobre “Palestina”, como el escritor iraquí Aref Alwan, el jeque Abdul Hadi Palazzi, el periodista Joseph Farah, y otros, pero son una franca minoría. [10]

La mayoría de las voces son contrarias a Israel.

Y no sólo por haber sido gobernado por el Islam, como el Al-Andalus, sino por otro factor, el más importante en la cosmovisión islámica, en el concepto de la historia sobre el Islam y la humanidad.

El autor del presente artículo, Eduard Yitzhak Cal. publicó en GEES: “El objetivo es Israel (el árbol) y después caerán las ramas (Occidente) por la tormenta del islamismo” [11] comenta que:
Los árabes, que inicialmente vivían en la península arábiga, tanto los politeístas como los cristianos, convivían armoniosamente con los judíos antes del surgimiento del Islam en el siglo VII.

El líder militar-religioso Muhammad, nacido en la Meca el año 570, se consideró a si mismo como el último profeta del monoteísmo judaico y del cristianismo unitario y heredero del profetismo de Israel y su culminación.

Muhammad adoptó elementos de la liturgia judía (inicialmente la orientación de los fieles hacia Jerusalem durante los rezos), elementos de la dieta alimentaria judía, como el ayuno en Yom Kippur.

Los judíos rechazaron la nueva religión y a Muhammad como profeta.

Debido a este rechazo, Muhammad cambió la orientación de los fieles durante el rezo hacia la Meca, reemplazando el ayuno de Yom Kippur por el Ramadán y eliminó otras prácticas judías.

Desde ese momento Muhammad tomó una actitud de fuerte hostilidad contra los judíos y sus violentas reacciones fueron incorporadas en el Corán y en el Haddiz.

Muhammad exterminó a los judíos que vivían en la península arábiga, violó y esclavizó a sus mujeres y redujo a esclavitud a sus niños.
Los musulmanes tienen en el Haddiz (colección de dichos y hechos de Muhammad) la frase de que "la resurrección de los muertos no vendrá hasta que los musulmanes guerreen con los judíos y los musulmanes los maten, y entonces los árboles y las piedras dirán: "Oh musulmán, Oh Abdalláh, hay un judío detrás de mí, ven y mátalo".

El judaísmo se considera el primogénito de Dios, por haber sido el primero en hablar del monoteísmo, pero sin excluir al resto de sus hermanos, aceptando que hay muchas más vías para llegar a la salvación, y rechazando de plano el proselitismo. Tanto el cristianismo como el Islam se consideran a sí mismos unigénitos y las únicas vías de salvación con exclusión del resto.

El Islam se considera la religión única y exclusivamente verdadera. Su credo es supremacista, es la única vía de salvación.

Muhammad y sus fieles guerreros se ven impelidos a propagar su religión por doquier y a obligar a sus conciudadanos a que acepten su revelación.
A diferencia del misionerismo inicial cristiano que se reducía a la persuasión dentro de las sinagogas por parte de los primeros cristianos-judíos, el proselitismo musulmán se apoyará en la espada y la guerra para que el resto de la humanidad se convierta a su credo.

El cristianismo basaba su judeofobia o antisemitismo en la "teología de reemplazo" y del "auto-declarado heredero y autoproclamado rey en vida de su padre" en la cual aquel se coloca en la posición de Israel en la Biblia para tomar las promesas de Dios, pero las consecuencias del pecado y la desobediencia de la humanidad se las sigue atribuyendo al pueblo judío.

El Islam basará su judeofobia o anti-judaísmo en la teología del reemplazo, en la que la Umma, la nación musulmana substituye al pueblo judío y las promesas contenidas en la Toráh referentes a Abraham, Isaac y Jacob y su descendencia –el pueblo judío-, son transferidas a Ismael.

Muhammad se auto-considera el último profeta mosaico, el Sello de los Profetas, del linaje de los profetas de Israel, y no sólo rechaza a Israel sino que le considera impío.

Los cristianos elaboraron la teoría de que el pueblo judío era deicida, Muhammad proclamará que el pueblo judío es el asesino de los profetas.

Muhammad no tendrá nunca en cuenta ni será capaz de pensar en que es el mismo pueblo judío, Israel, el que ha canonizado y sacralizado los textos que critican el variante comportamiento de Israel y de la Humanidad, ni tendrá en cuenta que los profetas de Israel hablan constantemente del remanente de Israel y del retorno del pueblo judío a Dios.

El supremacismo religioso musulmán no puede permitir que infieles o gente impía puedan tener los mismos derechos que los creyentes del Islam.

El dhimmi –judío o cristiano- para poder vivir bajo la protección musulmana, protección de no ser eliminado, debía pagar la jizya (equivalente al impuesto revolucionario que organizaciones terroristas o la mafia impone a sus contribuyentes).

El Corán prescribe que el pago de la jizya debe ser efectuado en una ceremonia en la que se manifiesta el status inferior del dhimmi, materializándose por golpes en el cuello o la espaldad.
La ley musulmana permite y concede el derecho a la vida –previo pago del jizya- del dhimmi.

La Shari´a no concibe el derecho a la vida del judío o del cristiano en las tierras del Islam como un derecho natural, sino que es un derecho que se le concede y que debe ser comprado anualmente a los líderes musulmanes.

El ex embajador israelí en la ONU, Yehuda Blum, comentó sobre el mito de la tolerancia islámica hacia los judíos:

"Los hechos simples y no adornados hablan más elocuentemente por la larga historia del sufrimiento judío y persecución en tierras árabes que todos los romances idílicos e historias ficticias que hemos oído en los discursos de algunos representantes árabes."

Frente a las continuas afirmaciones de voceros árabes en torno a la bondadosa actitud del Islam hacia las minorías, uno no puede menos que concluir, azorado, una de dos cosas: o bien los interlocutores árabes mienten, o bien el concepto que poseen de la tolerancia es, para ponerlo diplomáticamente, curioso.

En la cosmovisión musulmana hay dos regiones confrontadas: las tierras del Islam, Dar al-Islam, donde la Shari´a –la ley musulmana- prevalece, y las tierras de la guerra, Dar al-Hurb donde el infiel domina, y que son objeto de proselitismo.

El Islam no es simplemente una religión personal y privada, es una religión colectiva que tiene encomendada la misión divina de que todo el mundo acepte el mensaje de Alá.

El Islam tiene el deber de sustituir a las otras religiones monoteístas, el judaísmo y el cristianismo.

Es un deber de todo buen musulmán dispersar y expandir el Islam por todo el orbe, pacíficamente si es posible, por medio de la guerra si es necesario.

Si otros pueblos, naciones y religiones no lo aceptan, el instrumento del que disponen los fieles de Alá es el Yihad.

El Yihad, o Guerra Santa es el instrumento bélico santificado por el Islam para avanzar en la transformación de toda la humanidad en musulmana.

Es un deber de todo musulmán el servir al Yihad, estado de guerra permanente.

El Islam es supremacista en cuanto considera que toda otra creencia que no sea el Islam es errónea, falsa, rechazable y repudiable.

El Islam no admite territorios no-musulmanes en el Dar al-Islam.

La ideología islámica acepta aún menos que un pueblo (el pueblo judío) que ha sido dhimmi durante más de 12 siglos en las tierras del Islam (Dar al-Islam) y que el Corán ha condenado a la humillación, a la inferioridad y a la desdicha, se convierta en una nación prospera, avanzada en todos los campos del conocimiento, de las artes, de la técnica, y del pensamiento.

El mundo musulmán tiene una superficie 500 veces mayor que la de Israel.

El odio islamista contra Israel no se basa en cuestiones cualitativas, sino en una cuestión óntica.

El odio contra Israel no es por cómo es Israel, sino porque Israel existe, es.

La realidad de la existencia de Israel contradice la creencia de la superioridad del Islam.

El motivo del profundo odio islámico contra Israel se basa en el control y la dominación ideológica.

El mundo está enfermo.

Para los islamistas, el mundo está enfermo moral y éticamente, y el causante de la enfermedad es Israel, el pequeño Satán en la terminología islámica.

Y la solución a la enfermedad de la humanidad es el Islam.

El tratamiento médico y quirúrgico de la enfermedad de la humanidad es la persuasión y el Yihad. El factor causante, Israel, tiene que ser extirpado.

Para los islamistas, Israel es una espina clavada en el corazón del mundo islámico.

Los islamistas ven en Israel y en el judaísmo la encarnación misma, cuando no el origen, de todo lo que ellos creen que amenaza la supervivencia de esa identidad islámica musulmana: capitalismo, comunismo, materialismo, ateísmo, democracia, corrupción de las costumbres, pensamiento crítico, igualdad de género, libertad sexual, en suma, modernidad.

Con sus hábitos y formas de vida plenamente occidentales, tanto los israelíes en "Palestina" como los judíos en el mundo serían culpables, al igual que Occidente en su conjunto, de contaminar la pureza del mundo islámico, haciendo imposible la empresa de restaurar la unidad de los creyentes y de extender la "verdad islámica" por todo el orbe.

La terquedad israelí de no dejarse exterminar es en si misma una afrenta al Islam.

Enfrentamiento entre Corán y Biblia.

El Islam –basándose en el Corán- considera que todo el orbe será musulmán.
El Judaísmo y el Cristianismo creen que “De Sion vendrá el Libertador”

En la declaración Nostra Aetate del Concilio Vaticano II de 1965, la Iglesia Católica "reconoce que los comienzos de su fe y de su elección se encuentran ya en los Patriarcas, en Moisés y los Profetas, conforme al misterio salvífico de Dios. Reconoce que todos los cristianos, hijos de Abraham según la fe, están incluidos en la vocación del mismo Patriarca y que la salvación de la Iglesia está místicamente prefigurada en la salida del pueblo elegido de la tierra de esclavitud.
Por lo cual, la Iglesia no puede olvidar que ha recibido la Revelación del Antiguo Testamento por medio de aquel Pueblo, con quien Dios, por su inefable misericordia se dignó establecer la Antigua Alianza, ni puede olvidar que se nutre de la raíz del buen olivo en que se han injertado las ramas del olivo silvestre que son los gentiles.
Cree, pues, la Iglesia que Cristo, nuestra paz, reconcilió por la cruz a judíos y gentiles y que de ambos hizo una sola cosa en sí mismo".

El apóstol Pablo en su epístola a los Romanos, capítulo 11, dice en los versículos:

1. Digo, pues: ¿Ha desechado Dios a su pueblo (Israel)? En ninguna manera. Porque también yo soy israelita, de la descendencia de Abraham, de la tribu de Benjamín.
2. No ha desechado Dios a Su Pueblo [Israel], al cual desde antes conoció.
11 Digo, pues: ¿Han tropezado los de Israel para que cayesen? En ninguna manera; pero por su transgresión vino la salvación a los gentiles, para provocarles a celos.
26. Y luego todo Israel será salvo, como está escrito: Vendrá de Sion el Libertador, que apartará de Jacob la impiedad.

Pablo reproduce el texto del profeta Isaías 59:20-21:
Entonces el Redentor vendrá a Sion. Y a los de Jacob que se arrepientan de la transgresión, el Eterno les dice: "En cuanto a mí, éste será mi Pacto con ellos: ’Mi Espíritu que está sobre ti y mis palabras que he puesto en tu boca no se apartarán de tu boca, ni de la boca de tus descendientes, ni de la boca de los descendientes de tus descendientes, desde ahora y para siempre’ ", ha dicho el Eterno.

La guerra del Islamismo contra Israel es el Yihad para que el Islam venza a la Toráh, el Tanaj, la Biblia.

Es una guerra ideológica, en la que los islamistas creen con absoluta fe en la supremacía del Islam sobre el resto de ideologías.

Para los devotos musulmanes el Islam emana de Alá, y el resto de ideologías y religiones son creadas y elaboradas por los hombres, y es un deber religioso musulmán extirpar de raíz toda ideología que no sea el Islam.

El jefe del movimiento islamofascista Hisbulá, Hassan Nasralá ha declarado que “mientras Israel exista, la paz nunca existirá en la región” [12]

Los islamistas “necesitan” imperiosa y categóricamente vencer y destruir a Israel, reislamizar Jerusalem e Israel como condición sine qua non e imprescindible para poder “demostrar” la validez del Corán y su supremacía sobre la Biblia.

Si el Islam vence a Israel, la Biblia se basa en falsedades, automática y consecuentemente los cristianos serán derrotados seguida y rápidamente, ya que se sustentan en errores y mentiras.

Entonces el Islam vencerá y dominará el mundo, como aseguró Muhammad a sus seguidores, y el Yihad vencerá fácilmente en todo el orbe

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Noticias como ésta sólo las podremos seguir haciendo SI TU NOS AYUDAS

DONA AHORA