Jueves, 17 de octubre de 2019

Religión en Libertad

Blog

Tu Matrimonio como Dios lo pensó.

Mete la cuarta. Comentario para Matrimonios: Mateo 13, 18-23

por ProyectoAmorConyugal.es

EVANGELIO

El que escucha la palabra y la entiende, ése dará fruto
Lectura del santo Evangelio según san Mateo 13, 18-23

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
«Vosotros, pues oíd lo que significa la parábola del sembrador:
Si uno escucha la palabra del reino sin entenderla, viene el Maligno y roba lo sembrado en su corazón. Esto significa lo sembrado al borde del camino.
Lo sembrado en terreno pedregoso significa el que escucha la palabra y la acepta enseguida con alegría; pero no tiene raíces, es inconstante, y, en cuanto viene una dificultad o persecución por la palabra, enseguida sucumbe.
Lo sembrado entre abrojos significa el que escucha la palabra; pero los afanes de la vida y la seducción de las riquezas ahogan la palabra y se queda estéril. Lo sembrado en tierra buena significa el que escucha la palabra y la entiende; ese da fruto y produce ciento o sesenta o treinta por uno».

Palabra del Señor.

Avisos:

  • Retiro de Palma de Mallorca: del 26 al 28 de julio. Orad por los frutos.
  • Retiros en Madrid: 13-15 y 27-29 de septiembre (Casa de Espiritualidad Emaús – Oblatos). Más información aquí: http://wp.me/p6AdRz-1QQ
  • Retiro en Málaga y campamento para niños: 04-06 de octubre. Apertura de inscripciones mañana viernes 19 a las 20h. Infórmate aquí: https://wp.me/p6AdRz-1RV

(Retiros pendientes de apertura de inscripciones. Informaremos más adelante)

  • Retiro en Sevilla: 18-20 de octubre

Mete la cuarta.

El Señor explica el Evangelio, con lo cual, poco hay que añadir.
Las tres primeras no dan fruto. Pero escuchar la Palabra y entenderla produce mucho fruto, aunque no lo veamos, aunque pensemos que no hay cambios. Dios va haciendo y va purificando, en silencio, en el corazón que le busca sinceramente. Dicen los expertos que la tierra más fértil produce el veinte por uno, por tanto, el Señor se está refiriendo aquí a la sobreabundancia de Dios. Así que, esposo, anímate y ¡Mete la cuarta!

Podría ser que los cuatro tipos de tierra estén presentes en cada uno de nosotros, según las circunstancias. Superficial, emocional, terrenal o humilde. Son las cuatro actitudes que marcan mi respuesta ante la Palabra transformadora de Dios.

Aterrizado a la vida matrimonial:

1) Superficial:
Juan: Otra vez la donación. Siempre lo mismo: El matrimonio consiste en donarse al esposo. Es muy pesado, siempre igual.
Teresa: ¿Has descubierto la belleza, lo maravilloso que es tener a alguien a quién donarse?
Juan: ¿Maravilloso? ¡Es un suplicio!
Teresa: Juan, profundiza en ello o nunca calará en ti el mensaje Evangélico. No te quedes son la primera sensación que te llega…

2) Emocional:
Marisa: Jo! Qué pasada! Cómo me ha gustado el tema de la cruz en el matrimonio. Estoy deseando vivirlo.
Pedro (Su esposo): La cruz es cargar sobre uno los pecados del otro para colaborar en su redención. Eso es muy duro, Marisa.
Marisa: Ya, que tú lo haces muy bien ¿Verdad?

3) Terrenal:
Cristina: Cariño, este año no tenemos dinero para todo. O hacemos un viaje, o el retiro.
Ramón: Yo necesito descansar. A mí déjame de retiros…
Cristina: Pero el año pasado nos hizo mucho bien.
Ramón: Pero ¿No es mejor que estemos juntos, disfrutando de los paisajes, la buena comida, un hotelito romántico…?

4) Humilde:
María: Cariño, necesitamos estar más con el Señor. Con las circunstancias que estamos viviendo, últimamente estamos más nerviosos y no estamos siendo fieles a nuestra vocación de ser uno.
Pedro: Sí, María. También necesitamos estar un poco más tiempo juntos, y hablar de nosotros. Yo te tengo que contar algunas cosillas que me están costando y necesito de tu ayuda ¿Vale?
María: Vale.
Pedro: Por cierto ¿Te he cantado mi último súper éxito de amor en exclusiva para ti?: “Oh cariño, a ver cuando me besas/ que tus besos me saben a hamburguesas/ y tus ojos que brillan como el hielo/ dulces como helado de caramelo…”
María: Jajaja… Anda, anda, que lo tuyo es para grabarte…

Madre,

Me emociona saber que Dios no para de sembrar en mí, y me entristecería no acoger todo lo que me quiere dar. Hazme más humilde, Madre, para acogerle, para valorar los tesoros que pone en mis manos. Dios es inmensamente generoso conmigo. Bendito y alabado seas por siempre, Señor.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Si tu nos ayudas, podremos continuar evangelizando con noticias como ésta

DONA AHORA