Jueves, 24 de septiembre de 2020

Religión en Libertad

Blog

La cobardía de los buenos

La cobardía de los buenos

por Una fe con chispa




El hombre que tiene miedo
sin peligro, inventa el peligro
para justificar su miedo.
-Alain Emile Chartier-
 
A lo largo de los siglos, la Santa Iglesia Católica enseñó  cuan  imperioso es para los cristianos el deber de combatir con decisión la inmoralidad y la impiedad y como yerran los que, bajo la apariencia de una falsa prudencia, se niegan a hacerlo.
 
Santo Tomás de Aquino enseña que no se opone a la virtud de la Paciencia el rebelarse cuando es necesario contra quién practica el mal, porque Soportar pacientemente las injuria proferidas contra nosotros es digno de alabanza, pero soportar pacientemente las injurias contra Dios, sería el colmo de la impiedad (Suma Teológica, 2-2, q.136,  a4 in BAC, pág  847).
 
El Papa León XIII decía que cuando la necesidad lo exige, la de- fensa de la Fe no es obligación exclusiva de los que mandan, sino que, como dice Santo Tomás, todos y cada uno están obligados a manifestar públicamente su Fe, sea para instruir y confirmar a los demás fieles, sea para reprimir la audacia de los infieles. Apartarse frente al enemigo o callar cuando por todas partes se levanta un incesante clamor para oprimir la Verdad, es actitud propia de hombres cobardes o de hombres inseguros de la verdad que profesan. En ambos casos esta conducta es en sí misma vergonzosa y además de lo más injuriosa para con Dios. La cobardía y la duda son contrarias a la salvación del individuo y a la seguridad del bien común, y provechosa únicamente para los enemigos del Cristianismo, porque la cobardía de los buenos fomenta la audacia de los malos (Sapientiae Christianae,   1011890).
 
Por eso a algunos les molestan manifestaciones como la JMJ, por ejemplo, porque nos creían y querrían enterrados y resulta que  perciben un cristianismo alegre, educado y pujante. 
Un catolicismo social y abierto a una sociedad a la que mejora, en lugar de un catolicismo enclenque, miedoso y encogido en las sacristías.
 
Benedicto XVI, con claridad meridiana, ha indicado una y otra vez a los jóvenes y a todos los asistentes a la   JMJ: 
  • Queridos Jóvenes, bien sabéis que, cuando NO se camina al lado de Cristo, que nos guía, nos dispersamos por otras sendas, como la de nuestros propios impulsos ciegos y egoístas, la de propuestas halagado- ras pero interesadas, engañosas y volubles, que dejan el vacío y la frustración tras de sí. 
  • Es preciso tener en cuenta, que el camino hacia la verdad completa compromete también al ser humano por entero: es un camino de la in- teligencia y del amor, de la razón y de la fe. 
  • Que el amor de Cristo aumente vuestra alegría y os aliente a estar más cerca de los desfavorecidos 
  • Que ninguna adversidad os paralice. No tengáis miedo al mundo, ni al futuro, ni a vuestra debilidad. El Señor os ha otorgado vivir en este momento de la historia, para que gracias a vuestra fe siga resonando su Nombre en toda la tierra. 
Quédate, pues, amigo, con la frase del principio:  LA COBARDÍA DE LOS BUENOS FOMENTA LA AUDACIA DE LOS MALOS. 
Y quédate con la pujanza, entusiasmo y alegría de la JMJ, y otras manifestaciones semejantes, como una propuesta legítima que lleve a nuestra sociedad por caminos de concordia, solidaridad, justicia, libertad y   respeto.
 
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Por favor ayúdanos a poder seguir adelante

DONA AHORA