Lunes, 16 de diciembre de 2019

Religión en Libertad

Blog

Visita privada al Cerro de los Ángeles el pasado 8 de noviembre de 2019

El cardenal Sarah en el Cerro de los Ángeles

por Victor in vínculis

El pasado día 7 de noviembre el cardenal Robert Sarah se encontraba en Madrid para inaugurar el Congreso Católicos y Vida Pública de la ACDP y para presentar la edición española de su tercer libro Se hace tarde y anochece (Ediciones Palabra).

El viernes, antes de regresar a Italia, tuvo ocasión de peregrinar al Cerro de los Ángeles. Todavía se está celebrando el Año Jubilar con motivo del centenario de la Consagración de España al Corazón de Jesús (1919-2019), que finalizará el próximo domingo de Cristo Rey.

La primera fotografía muestra al Cardenal rezando ante los restos de los Mártires del Cerro:

Los mártires del Cerro de los Ángeles

El sábado 18 de julio de 1936, por la tarde, se habían dirigido al Cerro de los Ángeles, para hacer su acostumbrada vigilia de adoración nocturna al Santísimo Sacramento, unos treinta congregantes de las Compañías de Obreros de San José y del Sagrado Corazón de Jesús. Al acabar la Santa Misa, ya en la madrugada del domingo 19, Fidel de Pablo García, vocal de piedad y de aspirantes de la Acción Católica de la parroquia del Espíritu Santo, de 29 años de edad, se volvió a Madrid, acompañando al sacerdote que la había celebrado, don José María Vegas Pérez, capellán del Monumento al Sagrado Corazón de Jesús. También regresaron la mayoría de los congregantes que habían participado en aquella última vela. Pero cinco de ellos se quedaron ante el Monumento, confiando en que la llegada de las tropas iba a ser inminente, y así no se interrumpía una guardia de honor al Sagrado Corazón de Jesús.

Se trataba de Pedro-Justo Dorado Dellmans, de 31 años; Fidel Barrios Muñoz, de 21 años; Elías Requejo Sorondo, ebanista, de 19 años, de la Juventud Católica de la parroquia del Espíritu Santo; Blas Ciarreta Ibarrondo, de 40 años, casado con Ángela Pardo, con la que se había desplazado a Madrid, procedente de Santurce (Vizcaya), de cuya Guardia Municipal había sido jefe; Vicente de Pablo García, carpintero, de 19 años de edad, de la juventud de Acción Católica de la misma parroquia del Espíritu Santo, de Ventas, hermano del que había acompañado a Madrid al sacerdote.

El padre Elías Fuente narra la historia (Mártires de Cristo Rey en el Cerro de los Ángeles, Madrid, 1944, pág. 47). No puedo alargarme con la narración del martirio que allí viene magníficamente relatada. Solo esta última anécdota, con la que termina la reseña sobre Elías Requejo.

“La cristiana madre le dio un beso y le hizo la señal de la cruz en la frente, como despedida, que intuía definitiva. Bajaban ya la escalera los dos amigos (se refiere a uno que vino a buscarle para ir al Cerro) cuando Elías se vuelve rápido para decir: No quite usted la placa del Corazón de Jesús. Y se fue…para siempre”.

Que nosotros tampoco quitemos de nuestras vidas al Corazón de Jesús. Que deseemos, como lo desearon nuestros mártires, que Cristo sea verdadero Rey de nuestros corazones, de nuestras personas, de nuestras familias, de nuestras parroquias, de nuestras diócesis, de nuestra sociedad, de nuestra querida España.

Para venerar sus restos y rezar ante su sepulcro es necesario entrar en la Basílica y buscar la capilla de las confesiones, que es donde se encuentran.

Si cabe, más sobrecogedoras son estas imágenes. Ya hemos hablado de cómo tras el tiroteo y la explosión que acabó con el monumento al Corazón de Jesús en el Cerro en agosto de 1936, se logró recuperar entera la piedra con el Corazón.

El corazón tiroteado, pero incólume

El monumento se había levantado en honor al Sagrado Corazón de Jesús que, de esta forma, tras la explosión, resultó desgajado. Antes, todavía en el cuerpo del monumento, sirvió para prácticas de tiro de los milicianos librándose el órgano de impacto alguno, presentándose milagrosamente limpio.

La santa reliquia la conservan las Madres Carmelitas del Cerro de los Ángeles. Antes de terminar su peregrinación y de regresar a Italia, el Cardenal visitó a las madres carmelitas, pasando a la clausura del convento, donde pudo saludar e interesarse por las religiosas.

Dentro del Carmelo, venerando la preciada reliquia.

Acompañaban a su Eminencia su secretario personal, don Francesco Morena, y don Salvador Aguilera López, sacerdote de la Archidiócesis de Toledo que actualmente desempeña su ministerio pastoral en la Congregación para el Culto Divino. El Cardenal Prefecto escuchó atentamente la explicación histórica sobre lo que tenía ante sus ojos y le fue traducido cuando estaba escrito en el interior de la ermita.

A don Salvador Aguilera que, tras haber consultado a su Eminencia, nos ha hecho llegar estas fotografías, queremos manifestar nuestro agradecimiento. Estas pueden mostrar al mundo lo que sucedió durante la persecución religiosa contra la Iglesia en España.

Aunque el monumento fue volado por los aires, no lograron apagar el amor del Corazón de Jesús. Por eso, para nosotros es providencial que, 100 años después, un pastor según el corazón de Cristo deposite con ese beso todo el deseo de amor, gloria y reparación por el sufrimiento que le causan nuestros pecados.

Aquí podéis ver más fotos de su paso por Getafe:

https://carifilii.es/el-cardenal-sarah-visita-el-cerro-de-los-angeles-para-ganar-el-jubileo-canta-la-salve-a-la-virgen-y-reza-ante-los-martires

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Noticias como esta llegan al corazón de miles de personas. Por favor ayúdanos a continuar

DONA AHORA