Lunes, 10 de agosto de 2020

Religión en Libertad

Blog

Conferencia pronunciada en 1987, en Roma

La persecución y Pío XI, por Fernández de la Cigoña (4)

por Victor in vínculis

Juntas permanecieron hasta la muerte. Juntas fueron al encuentro del esposo. Juntas marchan hacia la proclamación solemne de santidad porque las tres carmelitas de Guadalajara que mañana Juan Pablo II elevará a los altares son solo las pioneras de lo que va a ser legión inmensa. De los miles y miles de mártires que España ofreció hace medio siglo a Dios y al mundo.

A Dios porque eran de Él y a Él querían ir aun a costa de la vida. Y al mundo para que aprendiera, en días de infidelidad y de miseria, que hay cosas grandes y bellas y heroicas.

Cinco Hijas de la Caridad ejecutadas en Madrid el 12 de agosto. Diecisiete Doctrineras asesinadas en Paterna: una de las víctimas tenía noventa y dos años, dos ochenta y cuatro, otra setenta y seis y la mayoría más de sesenta. Nueve Mínimas asesinadas en San Ginés dels Agudells. Cinco Dominicas de la Anunciata asesinadas también en Barcelona…

En total: 30 Hijas de la Caridad, 26 Carmelitas de la Caridad, 26 Adoratrices, 20 Capuchinas, 17 Doctrineras, 10 Concepcionistas Franciscanas de San José y cifras menores de otras congregaciones hasta sumar doscientas ochenta y tres monjas asesinadas.

Y 259 claretianos, 226 franciscanos, 204 escolapios; 176 maristas, 165 hermanos de La Salle, 155 agustinos, 132 dominicos, 114 jesuitas, 97 hermanos de San Juan de Dios... Hermanos de San Juan de Dios, dedicados a atender a los más pobres, a los más desvalidos, a los. más necesitados. Por amor a Cristo. Y por eso los mataban. Y 94 capuchinos, 93 salesianos, 91 carmelitas descalzos... Hasta un total de 2.365 religiosos. Más 4.184 sacerdotes diocesanos.

En Barbastro, de 140 sacerdotes incardinados en la diócesis, de los que alguno estaría fuera de ella, asesinaron a 123. Prácticamente no quedó ni un solo sacerdote. En Lérida, de 410 fueron 270 los asesinados, el 65,8 %. En Tortosa, de 510 se mató a 316, el 61, %. En Segorbe, de 110 fueron 61 los asesinados, el 55,4 %. En Menorca, de 80 fueron 39 los muertos, el 48,7. %. En Málaga, de 240 murieron 115, el 47,9 %, En Toledo, de 600 sacerdotes se asesinó a 286, el 47, %... Y aunque el porcentaje de asesinados da cifras menores en otras diócesis, son también aterradoras. Fueron asesinados 334 sacerdotes de la archidiócesis de Madrid, 327 de la de Valencia, 279 de la diócesis de Barcelona, 194 de la de Gerona, 177 de la de Vich, 140 de la archidiócesis de Oviedo y eso que su capital estuvo siempre en poder del ejército nacional, 131 de la de Tarragona, 124 de la diócesis de Jaén, 109 de la de Cuenca, 109 de la de Urgel, 97 de la de Ciudad Real, 84 de la de Córdoba, 81 de la archidiócesis de Zaragoza...

Podría relataros miles y miles de historias emocionantes de este holocausto que España ofreció a Dios sin una sola apostasía, aunque hay testimonios irrefutables de que no pocos de ellos hubieran podido salvar la vida a cambio de una blasfemia o de un pecado. Todos prefirieron la muerte a la traición. Materialmente no habría palmas en los palmerales de España para poner una en la mano de cada uno. Dios se las ha puesto más hermosas y Juan Pablo II y sus sucesores no van a tener días para proclamar a tanto mártir.

No sabría por dónde empezar. Los benedictinos de El Pueyo, los maristas de Griñón, aquel santo obispo que cuando exhumaron su cadáver hallaron que tenía la mano derecho atravesada por una bala, la mano con que bendecía y perdonaba a los que le asesinaban... 

Esta fue la obra del comunismo en España. De unas ideas que atentaban contra la familia, entonces, los que asesinaban gritaban en sus desfiles: «Hijos sí, maridos, no». Hoy hemos avanzado mucho y el grito podría ser «Maridos no, hijos tampoco». Porque el aborto acaba con ellos. Y que atentan sobre todo contra la religión, pues donde quiere que se implanten es la Esposa de Cristo la primera en sufrir las consecuencias. No fue España una excepción. Donde se sufre el comunismo son semejantes los resultados. Rusia, Hungría, Checoslovaquia, Polonia, Rumanía, Cuba, Vietnam, Camboya, China, Etiopía… 

La encíclica de Pío XI situó en su verdadero lugar al comunismo. Era «intrínsecamente perverso». Pero hábiles campañas propagandísticas adormecieron reparos y oposiciones. Lo que era evidente se presentó como una exageración del Papa Pío XI.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Sin tu ayuda, seguramente mañana no podremos hacer noticias como esta

DONA AHORA