Viernes, 20 de septiembre de 2019

Religión en Libertad

Blog

Si no las encuentra las crea

Si no las encuentra las crea

por Una fe con chispa



Todos los hombres estamos hechos

del mismo barro, pero no del mismo molde.

-Proverbio mexicano-

 

-         Definitivamente lo voy a dejar, no puedo.

-         ¿De qué hablas, Pedro?

-         Del trabajo que empecé. Lo llevaba muy bien pero ayer estuve hablando con Richi y me dio razones reales de que era imposible terminar bien. Lo dejo.

-         Eso me recuerda aquella historia…

 

Érase una vez un hombre que vivía muy cerca de un importante cruce de caminos. Todos los días, a primera hora de la mañana, llegaba hasta allí e instalaba un puesto ambulante en el cual vendía bocadillos que él mismo preparaba.

Como era sordo no escuchaba la radio. Tampoco veía bien y, por eso, no solía leer los periódicos.

Meses después alquiló un terreno, puso un gran letrero de colores y, personalmente, pregonaba su mercancía gritando a todo pulmón: "Compren deliciosos bocadillos calientes, recién hechos, del día", y la gente compraba cada día más.

 

La venta fue creciendo día a día; alquiló un terreno más grande y mejor ubicado y, como consecuencia, su negocio se incrementó con el paso de los días.

Su fama aumentaba y su trabajo era tanto que decidió buscar a su hijo, un hombre de negocio de una gran ciudad, para que lo ayudara.

 

A la carta del padre, su hijo respondió: ¡Pero papá! ¿No escuchas la radio ni lees los periódicos, ni ves televisión? ¡¡¡¡Este país está atravesando una gran crisis, la situación es muy mala, pésima... No podría ser peor!!!! ¿Cómo se te ocurre embarcarte en un negocio?

 

El padre pensó: Mi hijo trabaja en una gran ciudad, lee los periódicos y escucha la radio, tiene contactos importantes... Debe saber de qué habla...  

Así que revisó sus costos, compró menos pan, disminuyó la compra de cada uno de los ingredientes y dejó de promocionar su producto. Su fama y sus ventas disminuyeron día a día.

 

Tiempo después desmontó el letrero y devolvió el terreno. Aquella mañana escribió a su hijo y le dijo: Tenías mucha razón: verdaderamente estamos atravesando una gran crisis. El negocio se me ha venido abajo.

-         ¿No te está ocurriendo a ti lo mismo, Pedro?

-         Puede ser, pero entonces ¿qué hago?

-         Mira, todos los triunfos nacen cuando nos atrevemos a comenzar.

-         Yo empecé, pero...

-         Claro, te faltó saber que el hombre siempre está echando la culpa a las circunstancias, pero el hombre que triunfa es aquel que se pone a buscar las circunstancias que necesita y si no las encuentra, las crea.

-         Me va a oír Richi.

-         No, primero termina tu trabajo y después habla con Richi. A lo mejor hasta le ayudas.

-         Sí, pero para ello tendría que dejarlo ciego y sordo.

-         No seas bruto.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Noticias como esta llegan al corazón de miles de personas. Por favor ayúdanos a continuar

DONA AHORA