Viernes, 29 de mayo de 2020

Religión en Libertad

Blog

La unidad no necesita refugios antimisiles. Pseudo-Dionisio Areopagita

La unidad no necesita refugios antimisiles. Pseudo-Dionisio Areopagita

por La divina proporción

Dios es uno, pleno, omnipotente y omnisciente. Es un todo completo que no admite ser dividido y contrapuesto. De hecho las Personas de la Santísima Trinidad no se contraponen unas a otras, sino que conforman un solo y único Dios. Que existan tres personas no implica que Dios esté dividido ni que sus Personas divinas sean independientes entre sí. En Dios todo es unidad y coherencia. Entonces ¿Qué nos pasa a los seres humanos que andamos siempre empeñados en ser diferentes unos de otros? 

Nos pasa que Dios nos creó diferentes pero dotados de una misma naturaleza. La naturaleza es lo que nos hace humanos y capaces de entendernos y compadecernos unos de otros. Ahora, la naturaleza humana es limitada y también está herida por el pecado, lo que complica las cosas. Las diferencias que hay entre nosotros parten de los dones y carismas del Espíritu, pero los carismas y dones se ven afectados por nuestra limitada y herida naturaleza. Dios nos pensó para complementarnos unos a otros, de forma que la unidad se viera incrementada por los aspectos en que nos diferenciamos. Pero el pecado vino a aplazar este plan divino, dando lugar a sufrimientos y enfrentamientos entre nosotros. 

Hoy en día, la misma Iglesia se ve afectada por divisiones, que como profundos desfiladeros, nos impiden trabajar y vivir nuestra fe, unidos. 

Por  consiguiente  lo  bueno,  superior  a  toda  luz,  se  llama  inteligible,  porque  es  una fuente fecunda y amplio desbordamiento de claridad, que colma de su plenitud todos los espíritus, y los que están más allá de los mundos, y los que gobiernan los mundos y los que los  mundos  contienen;  que  renueva  incesantemente  su  fuerza  intelectual,  los  abraza envolviéndolos de su inmensidad, y los supera por su inaccesible elevación, que, en fin, principio  deslumbrante  de  todo  esplendor,  resume  en  sí,  posee  eminentemente  y  con anterioridad toda potencia de iluminación, y agrupa y mantiene estrechamente unidas las inteligencias  puras  y  las  almas  sensatas.  Pues,  como  la  ignorancia  y  el  error  crean  la división, así la luz espiritual, apareciendo, recuerda y recoge en un todo compacto las cosas que alcanza, las perfecciona, las sitúa hacia el ser real, corrige sus vanas opiniones, reduce sus  múltiples  visiones,  o  más  bien  sus  imaginaciones  caprichosas,  en  un  conocimiento único, verdadero, puro y simple, y las llena con una luz que es unidad y que produce la unidad. (Pseudo-Dionisio Areopagita. De los nombres divinos, VI) 

Como Pseudo-Dionisio indica, la ignorancia y el error crean división. Cristo que Luz y Verdad, nos une y reúne de nuevo. Solemos pensar que ser diferentes es ser libres y que ser iguales es ser esclavos, pero esta división no está exenta falsedad. Quien busca la diferencia desde la ignorancia y el desafecto, no es realmente libre. Tan sólo opta a ciegas por lo que cree que le hace “mejor” que los demás, creyendo que ser diferente es sinónimo de mejor. De igual forma, quien opta por vivir lo que nos une de forma consciente y comprometida, no es esclavo de las circunstancias que le rodean. La libertad nos permite discernir con conocimiento y compromiso, todo lo que nos une a los demás y reconocer en lo que nos diferencia, una riqueza para todos. Gracias a Dios es más lo que nos une que las pocas cosas que nos diferencian, porque sólo así podemos conformar un solo pueblo que adore y dé culto verdadero a Dios. 

Desde hace varios siglos, el cristianismo ha dejado de generar unidad en la sociedad. Esto se debe a que nuestros gobernantes, intelectuales y artistas, han optado por ignorar a Dios y crear modelos ideológicos que nos ofrecen como panaceas. Panaceas que son tan falsas y tramposas, como la propuesta de la serpiente a Adán y Eva. Deberíamos se conscientes de que si no generamos unidad, no generamos cultura cristiana. Sin cultura cristiana es imposible que la sociedad encuentre a Cristo en su peregrinación. La gran pregunta que nos podemos hacer es ¿Cómo podemos generar cultura que una a los seres humanos, si andamos creando grupitos y excavando fosos que nos separen? ¿Cómo podemos crear cultura de unidad si aceptamos creer una cosa (doctrina) y vivir de otra forma (praxis)? ¿Cómo podemos tachar de fariseos a los demás, empuñado la misma vara de medir que tanto parece repugnarnos? ¿Cómo podemos decir que Dios lo perdona todo y al mismo tiempo decir que nunca perdonará a quienes nos contradicen? Vivimos un serio trastorno multipolar eclesial. Dentro de la Iglesia conviven decenas o centenas de iglesitas que no son capaces de reconocer lo que necesitan de las demás y al mismo tiempo, intentan imponerse de una u otra forma. Centenares de segundos salvadores se ofrecen para llevarnos donde nos sintamos cómodos y a una distancia prudencial de los demás católicos. 

¿Cómo crear unidad para poder ofrecerla a una sociedad rota en mil pedazos si nosotros mismo no estamos unidos? La respuesta no es nada sencilla, ya que conlleva poner en entredicho muchos dogmas modernos y postmodernos. Además, como somos incapaces de aplicarnos la medicina que tenemos ¿Cómo vamos a ofrecerla a los demás? El gran desafío es negarnos a nosotros mismos, tomar nuestra cruz y seguir a Cristo. Todo lo demás, vendrá después y será para bien propio y de toda la humanidad. Seamos uno como el Padre y Cristo son uno (Jn 17, 21). Busquemos la unidad aunque tengamos que salir de los estupendos “refugios antimisiles” que hemos creado y donde tan cómodos nos sentimos.
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Para continuar haciendo noticias como esta necesitamos tu ayuda

DONA AHORA