Jueves, 21 de octubre de 2021

Religión en Libertad

Blog

Virgen de Guadalupe. Lo esencial del hecho.

Virgen de Guadalupe. Lo esencial del hecho.

por Duc in altum!

El 12 de diciembre es la solemnidad de la Virgen de Guadalupe. Por vez primera, la basílica se mantendrá cerrada debido a la pandemia. No obstante, las celebraciones se llevarán a cabo y serán transmitidas por Internet.  A propósito del cierre y de las limitaciones que se han tenido que aplicar por motivos de seguridad, conviene detenernos para celebrar y retomar lo esencial de las apariciones del Tepeyac. Todo se presta para hacerlo. El día de la Virgen de Guadalupe trae consigo diferentes expresiones de piedad popular; aspectos que expresan la riqueza cultural de México y que, con un enfoque pastoral adecuado, pueden contribuir a subrayar la esencia del mensaje Guadalupano de modo que no se reduzca a una cuestión de mera costumbre o folklore, sino que se comprenda con sencillez y profundidad.

Así las cosas, ¿cuál es la esencia del mensaje de la Virgen de Guadalupe? Sin duda, las palabras que le dijo a San Juan Diego y que transcribimos a continuación tomando como referencia el extracto de la aparición del 12 de diciembre de 1531:

«¿Qué pasa, el más pequeño de mis hijos? ¿A dónde vas, a dónde te diriges?».

«Oye y pon bien en tu corazón, hijo mío el más pequeño: nada te asuste, nada te aflija, tampoco se altere tu corazón, tu rostro; no temas esta enfermedad ni ninguna otra enfermedad o algo molesto, angustioso o doliente.»

«¿No estoy aquí yo, que soy tu Madre? ¿No estás bajo mi sombra y resguardo? ¿No soy yo la fuente de tu alegría? ¿No estás en el hueco de mi manto, en donde se cruzan mis brazos? ¿Tienes necesidad de alguna otra cosa?»

«Que ninguna otra cosa te aflija, te perturbe; que no te preocupe con pena la enfermedad de tu tío, porque de ella no morirá por ahora. Ten por seguro que ya sanó.»

Sin duda, unas palabras que aplican en plena pandemia. El centro de las apariciones es descubrir en María un puente que nos lleva a Dios. Por eso, en la aparición del 9 de diciembre de 1531, le dice claramente: “Sábelo, ten por cierto, hijo mío el más pequeño, que yo soy la perfecta siempre Virgen Santa María, Madre del verdadero Dios por quien se vive, del creador de las personas, el dueño de la cercanía y de la inmediatez, el dueño del cielo, dueño de la tierra”. Nos comunica a Jesús en el aquí y el ahora de nuestra historia. Esa es la esencia; es decir, la clave de su mensaje. María no puede entenderse fuera de la fe y de la evangelización. Por eso, el hecho guadalupano unió a las culturas indígena y europea, porque en ambas partes estuvo presente la búsqueda de Dios. De modo que lo esencial del 12 de diciembre es tener en cuenta cinco puntos:

  1. Dios existe y se relaciona con nosotros.
  2. María, como madre, es consciente de nuestros problemas. Se acerca, camina con cada uno y lleva a Jesús.
  3. El hecho guadalupano pacificó y vinculó las culturas indígena y europea que estaban en disputa.
  4. Nos habla de la relación entre la fe y la ciencia, pues la tilma ha sido estudiada ampliamente encontrando rasgos sorprendentes que demuestran su veracidad.

Hagamos, en el marco de la solemnidad de María de Guadalupe, un alto para contemplar a Dios y darlo a conocer en el mundo de hoy. Eso es lo esencial.

 

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda