Domingo, 05 de julio de 2020

Religión en Libertad

Blog

San José en los paneles de cerámica de la Basílica de Nuestra Señora del Prado

San José de Talavera (y 4)

por Victor in vínculis

BASÍLICA DE NUESTRA SEÑORA DEL PRADO

No existe certeza de la fecha exacta del inicio de la veneración a esta advocación en la ciudad de Talavera de la Reina, aunque don Pedro Guerrero, canónigo de la Catedral Primada y nuestro profesor de derecho canónico en el Seminario (que falleció en 2016) nos recordaba que era esta una de las imágenes más antiguas de la Archidiócesis de Toledo: regalo del rey Liuva, en el siglo VII, a Talavera.

Hay un hecho histórico: la cristianización de las "Mondas", antiguo rito en honor de la diosa Ceres. Las Mondas tanto en su época pagana como en su época cristiana, fueron siempre fiestas con un cierto carácter oficial, abiertas no solo a los hijos de Talavera sino a toda la comarca, alegres y piadosas. Su misma descripción remite a un origen antiquísimo y noble. Todo este ritual se ha mantenido sustancialmente. Pero, ¿cuándo se cristianizaron estas fiestas, iniciándose el culto a nuestra Señora del Prado? Sospecho que pudiera adelantarse esa transformación a la época tardorromana o de transición a la visigótica, siglos IV-V, dice monseñor Jaime Colomina Torner.

Y aquí entra nuestro San José, ya que la celebración de las Mondas siempre ha estado vinculada a la fiesta de los Desposorios de María y José.

La ciudad de la Cerámica, en estos últimos años, se ha llenado de paneles con alusiones a diferentes motivos. Uno de ellos, no podría ser de otra forma, es la fiesta de Las Mondas. Está colocado junto al templo de Santa Catalina de la Fundación San Prudencio. Si os fijáis, en el margen derecho de la foto aparece San José, en una delicada y no común imagen junto a María en sus desposorios. El panel artístico del ceramista Antonio García Cerro fue colocado en junio de 2018.

Es de incalculable valor la decoración cerámica de la Basílica, de los siglos XVI al XX. La cerámica que decora los zócalos del interior de las naves laterales está fechada en el siglo XVII, época en la que la cerámica talaverana goza de gran fama a nivel nacional y en las colonias de América. En el lado del Evangelio, los azulejos representan la genealogía de Cristo, mientras que en lado de la Epístola se representan escenas de la vida de la Virgen, en muchas de ella, lógicamente, San José es protagonista. Algunos de los diseños han sido relacionados por los expertos con aprendices de El Greco, por los rasgos estilizados y expresiones de los personajes representados. Otros valiosos paneles, del siglo XVI, proceden de la desaparecida iglesia de San Antón. Destaca el gran retablo de cerámica que decora el lado derecho de la capilla mayor.

Este último, también una Adoración de los Magos, está en el atrio de la Basílica.

Los dos anteriores El Nacimiento y la Adoración.

Muy interesante me ha resultado siempre la Huida a Egipto. Al final de la imagen, a la izquierda, aparecen José y María en estado, cuando no encuentran posada en Belén.

Finalmente, la escena de la presentación del Niño Jesús en el Templo. José y María, de rodillas, a la izquierda y en el centro Simeón con el Jesús en sus brazos, a la derecha Ana la de Fanuel.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Noticias como esta llegan al corazón de miles de personas. Por favor ayúdanos a continuar

DONA AHORA