Martes, 28 de junio de 2022

Religión en Libertad

Blog

TU Matrimonio como Dios lo pensó.

¡Siempre, sin miedo! Comentario para Matrimonios: Juan 10, 1-18

por ProyectoAmorConyugal.es

EVANGELIO

Yo soy la puerta de las ovejas.
Lectura del santo Evangelio según san Juan 10, 1-18

En aquel tiempo, dijo Jesús:
«En verdad, en verdad os digo: el que no entra por la puerta en el aprisco de las ovejas, sino que salta por otra parte, ese es ladrón y bandido; pero el que entra por la puerta es pastor de ovejas. A este le abre el guarda y las ovejas atienden a su voz, y él va llamando por el nombre a sus ovejas y las saca fuera. Cuando ha sacado todas las suyas, camina delante de ellas, y las ovejas lo siguen, porque conocen su voz: a un extraño no lo seguirán, sino que huirán de él, porque no conocen la voz de los extraños».
Jesús les puso esta comparación, pero ellos no entendieron de qué les hablaba. Por eso añadió Jesús:
«En verdad, en verdad os digo: yo soy la puerta de las ovejas. Todos los que han venido antes de mí son ladrones y bandidos; pero las ovejas no los escucharon.
Yo soy la puerta: quien entre por mí se salvará y podrá entrar y salir, y encontrará pastos.
El ladrón no entra sino para robar y matar y hacer estragos; yo he venido para que tengan vida y la tengan abundante».

Palabra del Señor.


Para ver los próximos RETIROS Y MISIONES pincha aquí
:  http://wp.me/P6AdRz-D1

¡Siempre, sin miedo!

Tú eres la Puerta, Señor. Lo tengo claro. Tú en el centro y desde ti, todo lo demás. Tenemos que hablar de ti, del Evangelio, de la Verdad, ¡Siempre! ¡Sin miedo! A los que no crean les hablaremos de ti, a los alejados les hablaremos de ti… Si no hablamos de ti ¿De qué vamos a hablar?
Fuera miedos, viva la Verdad, ¡Viva Cristo Rey!

Aplicado a la vida Matrimonial:

La Puerta (Con el Buen Pastor)
Sandra: Luis ¿Quieres rezar conmigo? Otra vez me están entrando tentaciones de falta de esperanza.
Luis: Sí, claro, esposa mía (Piensa: El momento más importante, mi esposa me necesita). Ya verás como el Señor te consuela.
Ambos: (Se cogen de la mano) “Espíritu Santo ven cada día a nuestros corazones. Enséñanos y empújanos a practicar nuestro amor conyugal según la voluntad del Padre…”
Luis: Señor, te pido por Sandra. Tú me la entregases para que fuera su ayuda. Dame capacidad para escucharla y luz para iluminarla en Tu nombre.
Sandra: Señor, no tengo derecho a quejarme. Eres muy grande y generoso, y me lo has dado todo. Te doy gracias por este esposo que me has dado, que me apoya y me consuela en los momentos más difíciles… Ahora necesito que me sanes de esta debilidad, y me envíes Tu paz, por Tu misericordia, porque tengo unas ganas terribles de llorar…
(Sandra va poniendo en las manos del Señor sus tristezas mientras llora desconsoladamente. Luis le aprieta la mano y le acaricia el pelo. Poco a poco, Sandra se va calmando en la oración. Luis la mira con admiración, por ese deseo que tiene ella de seguir la voluntad del Señor en los momentos de la tribulación. La ve luchar a pesar de la tormenta emocional que la sacude.)
(Al terminar, los dos se funden en un abrazo.)
Sandra (Al oído mientras se abrazan, aun sollozando): Gracias Luis. Eres maravilloso. Menos mal que te tengo.
Luis: Gracias, Sandra. Eres admirable. Te damos gracias Señor, porque has salido a nuestro encuentro y nos has salvado. ¡Aleluya!

Madre,

Gracias por guiarnos por el buen camino. ¡Te queremos!

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda