Viernes, 23 de octubre de 2020

Religión en Libertad

Blog

Espiritualidad y Ecología

El papa Francisco dedica el último capítulo de la Encíclica a este asunto.
   Al inicio  nos llama a una reflexión personal. “Cuando las personas se vuelven autorrefenciales y se aíslan en su propia conciencia, acrecientan su voracidad. Mientras más vacío está el corazón de la persona, más necesita objetos para comprar, poseer y consumir. En este contexto, no parece posible que alguien acepte que la realidad le marque límites. Tampoco existe en ese horizonte un verdadero bien común. Si tal tipo de sujeto es el tiende a dominar en una sociedad, las normas solo serán respetadas en la medida que no contradigan las propias necesidades. Por eso, no pensemos solo en la posibilidad de terribles fenómenos climáticos o en grandes  desastres naturales, sino también en catástrofes derivadas de crisis sociales, porque la obsesión por un estilo de vida consumista, sobre todo cuando solo unos pocos puedan sostenerlo, solo podrá provocar violencia y destrucción recíproca”.
   No todo está pedido; las personas siempre tienen posibilidad de reacción por su libertad, don precioso del Señor. Comprar no solo es un acto económico, sino moral.
   Perder el sentido autoreferencial nos facilita la salida hacia el otro. Tampoco es bueno que una se reduzca a una información y no a desarrollar hábitos y virtudes que nos lleven a cuidar los detalles de cada día. Una buena educación escolar ponen las semillas que fructificarán a lo largo de la vida. A las asociaciones y a la iglesia corresponde concienciar de este problema: desde los seminarios y casas religiosas de formación hay que dar los primeros pasos en la austeridad. Aprendiendo a admirar lo bello de la creación.
   Una conversión ecológica supone: “En Primer lugar implica gratitud y gratuidad, es decir, un reconocimiento del mundo como un don recibido del amor del padre, que provoca, como consecuencia, actitudes gratuitas de renuncia y gestos generosos aunque nadie los vea o los conozca: <> (Mat 6, 3-4) También implica amorosa conciencia de no estar desconectados de las demás criaturas, de formar con los demás seres del universo una preciosa comunión universal. Para el creyente, el mundo no se contempla desde fuera sino desde dentro, reconociendo los lazos con los que el Padre nos ha unido a todos los seres”.
   Para disfrutar de la paz y el gozo del corazón, la espiritualidad mística propone la capacidad de gozar con poco. Sin entristecernos por lo que no tenemos. “No es fácil desarrollar esta sana humildad y una feliz sobriedad si nos volvemos autónomos, si excluimos de nuestra vida a Dios y nuestro yo ocupa su lugar, si creemos que es nuestra propia subjetividad la que determina lo que está bien o está mal”.
   Nuestra paz interior necesita más tiempo. “Una ecología integral implica dedicar tiempo para recuperar la serena armonía con la creación, para reflexionar acerca de nuestro estilo de vida y nuestros ideales, para contemplar al Creador, que vive entre nosotros y en lo que nos rodea, cuya presencia
   El papa dedica páginas preciosas a la liturgia y a los sacramentos, donde las cosas criadas son puestas al servicio de Dios hasta convertirse en signos sacramentales. Igualmente los aromas, el incienso etc.
   Termina el Papa: “Dios que nos convoca a la entrega generosa y a darlo todo, nos ofrece las fuerzas y la luz que necesitamos para salir adelante. En el corazón de este mundo sigue presente el Señor de la vida que nos ama tanto. Él no nos abandona, no nos deja solos, porque  se ha unido definitivamente a nuestra tierra, y su amor siempre nos lleva a encontrar  nuevas caminos. Alabado sea”.
 
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Esta noticia sólo la podemos hacer con tu ayuda

DONA AHORA