Sábado, 27 de noviembre de 2021

Religión en Libertad

Blog

¿Hay moral comparable a los mandamientos?

por Un obispo opina

No sé qué pasa que algunos católicos y otros que no lo son, prescinden por completo de nombrar la moral de Jesús. Y los hay que no sólo prescinden, sino que atacan y con frecuencia odian a Jesús y a todo lo conectado con él, especialmente a su Iglesia.

Y me pregunto ¿por qué? Supongo que todos buscamos una sociedad más sana y más perfecta pero ¿dónde podemos encontrar una mayor perfección moral que en los mandamientos de la Ley y en la predicación de Jesús? ¿Por qué no tratamos de vivirla? ¿Les parece que  reflexionemos un poco sobre los mandamientos? Los tres primeros, amor a Dios, respeto a su nombre y guardar las fiestas, suenan en los oídos de muchos políticos a música celestial. Pero veamos los otros siete: honrar a los padres, no matar, no cometer adulterio, no robar, no mentir. No sé si suelen insistir en estos cinco mandamientos los políticos. Es que…ni se habla de eso; consideran como un derecho matar a quien todavía no ha nacido, se adultera constantemente y consideran la fornicación como la cosa más natural del mundo excepto en casos de abuso de menores; permiten el robo a mansalva y lo disimulan entre los suyos; y lo que se dice mentir, hay que ver de qué manera.

Y los dos últimos, no desear la mujer del prójimo ni codiciar los bienes ajenos, significan que la moral de los mandamientos llega hasta el interior del hombre, deseos malos y codicia. ¿Qué? Pues que se cuidan las apariencias, pero sin llegar al corazón.

Y si todavía hay quienes, rechazando la validez de los mandamientos, van buscando una moral seria, escuchemos a Jesús.  Hay un pasaje que me llama la atención de manera especial. Es cuando Jesús habla de la Ley; está en Mt. 5. Después de proclamar las bienaventuranzas, por si fueran poca cosa, sigue diciendo: “Bienaventurados vosotros cuando os insulten y os persigan y os insulten y os calumnien de cualquier modo por mi causa. Alegraos y regocijaos porque vuestra recompensa será grande en el cielo”. Y después de decirnos que somos la luz y la sal del mundo, pasa a hablarnos de la Ley.

Cuando él habla de la Ley, va más allá de la letra, y con una gran autoridad va repitiendo aquello de: habéis oído que se dijo… Y al desgranar algún precepto de la Ley añade: pues yo os digo…

¿Unos ejemplos por si la política y la sociedad creen que su moral  es perfecta? Porque si ven que la más perfecta es la de Jesús ¿por qué no la siguen y la promocionan en vez de perseguir a quienes  la enseñan y no querer ni oír hablar de ella? Veamos unos ejemplos.

"« Habéis oído que se dijo a los antepasados: No matarás; y aquel que mate será reo ante el tribunal".
"Pues yo os digo: Todo aquel que se encolerice contra su hermano, será reo ante el tribunal”
"« Habéis oído que se dijo: No cometerás adulterio".
"Pues yo os digo: Todo el que mira a una mujer deseándola, ya cometió adulterio con ella en su corazón".
"« Habéis oído que se dijo: Ojo por ojo y diente por diente". "Pues yo os digo: no resistáis al mal; antes bien, al que te abofetee en la mejilla derecha ofrécele también la otra".

"« Habéis oído que se dijo: Amarás a tu prójimo y odiarás a tu enemigo". "Pues yo os digo: Amad a vuestros enemigos y rogad por los que os persigan".

Y ahora, yo pregunto ¿Alguien conoce una moral más perfecta y más preciosa que ésta? ¿Por qué no la adoptáis? ¿Por qué no queréis saber nada de Jesús ni de su Iglesia? ¿Cuál es vuestra moral? ¿Os atrevéis a compararla con ésta?

José Gea
 
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda