Martes, 28 de junio de 2022

Religión en Libertad

Blog

Tomás de Aquino, ¿solamente un intelectual?

Tomás de Aquino, ¿solamente un intelectual?

por Duc in altum!

 Platón distingue entre el mundo sensible y el inteligible. Cuando nos quedamos estacionados en el primero, vivimos de apariencias, de prejuicios. Pues bien, alrededor de la figura de Sto. Tomás de Aquino (1224/51274), no faltan los que a partir de análisis fáciles, centrados en las meras impresiones -que tanto chocan con el pensamiento platónico- consideran que fue un intelectual más, alguien de mucho estudio, pero sin haber logrado aplicar lo que predicaba. Tipo Orígenes (185-254). Brillante, aunque no necesariamente santo. Pues bien, nada más lejano que eso, pues Tomás logró ser ambas cosas: inteligente y aplicado en el campo de las virtudes. Al respecto, Fr. Réginald Garrigou-Lagrange O.P. (18771964), comenta, en “La síntesis tomista” (1946), que: su santidad, unida al poder de su genio, le ha permitido responder plenamente a esta misión providencial. En sus luchas doctrinales, enderezadas por completo a la defensa de la fe, se ha mostrado humilde, paciente, magnánimo, audaz y siempre prudente. Su confianza en Dios le llevaba a unir siempre la oración con el estudio”. Hay dos verbos que, en suma, llevan al Evangelio: estudiar y orar. No existe oposición entre ambos. Tomás lo aprendió como parte de la Orden de Predicadores, pues Sto. Domingo de Guzmán (11701221) sentó las bases de dicha espiritualidad en la Iglesia. Estudiando a Dios, se le conoce mejor y, al hacerlo, es posible amarlo, seguirlo. Cierto, a él no se le descubre a través de los ojos humanos, pero sí por medio de sus efectos en la naturaleza, en el cosmos. De esa manera, al analizar las ciencias, nos encontramos con quien es la causa primera, esa mente maestra que en Jesús se nos reveló como Padre.

 Aquellos frailes, en la medida en que se dejaban sorprender por la creación, lograban crecer en su relación con Dios, pues estudiar, en vez de llevar a la prepotencia, conduce a la humildad, asumiendo una de las máximas de Sócrates: “yo sólo sé que no se nada”. O, en su caso, “conforme estudio, conozco nuevas cosas y admito mi pequeñez porque no consigo agotar el saber”. El no poder absorber todo el conocimiento, el que siempre quede algo por aprender, motiva la búsqueda, el progreso y la sencillez. Así fue Sto. Tomás y en eso radica su verdadera capacidad. Un fraile audaz y, al mismo tiempo, abierto al silencio, a la contemplación; sobre todo, al celebrar la Eucaristía. El sacramento le aportaba nuevas luces sobre las cuestiones que debía contra argumentar. No hay nada de voluntarismo, sino una buena combinación entre lo ordinario y lo extraordinario.

 Tomás de Aquino estudiaba, descubría y, desde ahí, oraba. Todo lo que es bueno y justo, sirve para hacer oración. Por lo tanto, no fue un genio a secas, sino un místico con dotes de intelectual. Cosa que le ayudaba a expresarse mejor. Dios se vale del talento humano, de la inteligencia, para hacerse más cercano, evidente. No se aleja o esconde. Busca a sus hijos e hijas, sale al encuentro y, a veces, elige a personas como Tomás de Aquino. Hombres y mujeres que saben hablar con elocuencia, enseñando a partir del ejemplo, de la congruencia personal.

 A Sto. Domingo de Guzmán, cuya orden cumplirá 800 años en 2016, le debemos el hecho de contar con un buen punto de referencia a favor de la sólida formación intelectual en un marco de fe, de relación con Jesús, quien es la verdad. Aquella que nos toca vivir y comunicar en todo momento.
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda