Viernes, 23 de octubre de 2020

Religión en Libertad

Blog

Sarajevo. Papa Francisco

VLa realidad ha desbordado todas las previsiones en la vista del Papa a Sarajevo. Y la ha desbordado con un acontecimiento no previsto por los técnicos del viaje. El testimonio del viaje. El testimonio de un sacerdote, un franciscano y una religiosa han puesto de relieve la importancia de la vida de fe sobre todos los cálculos de los de los pastoralistas.
   ZVONIMIR MATIJEVIC. Después de la muerte de un parroquiano, le sugirieron escapar. Él, igual que la mayoría de los sacerdotes de su diócesis, resistió. Ocho fueron asesinados. Preso, lleva las señales de las esposas, le golpearon hasta perder la conciencia. Intentaron que dijera ser criminal de guerra como todos los sacerdotes. Se negó. Para morir estuvo e el hospital 26 días. Recuperado, fue intercambiado por otros prisioneros de guerra: “Yo, don Zvonimir, perdono de corazón a todos aquellos que me han hecho mal y rezo por ellos para que, Dios misericordioso, les perdone y se conviertan al camino del bien”.
   JOZO PUSKARIC, franciscano. Pasó cuatro meses en un campo de concentración serbio junto con otros parroquianos. En condiciones infrahumanas, cada día eran maltratados. A él le rompieron tres costillas. Nadie podía soportar esto sin ayuda de Dios y de otras personas. Recibía comida a través de una mujer musulmana y su familia. “La oración continua, llena de esperanza, pronunciada con el corazón, ha hecho maravillas”. Ha asegurado que nunca ha sentido odio por sus tirturadores y que los ha perdonado, “porque Jesús nos invita al perdón”.
   LJUBICA SEKERIJA, religiosa dedicada a los ancianos. Secuestrada por milicianos musulmanes extranjeros. La acción fue aplaudida por ciudadanos no cristianos. En el camión esta el párroco y tres laicos cooperadores ce Cáritas. Todos con los ojos vendados. Los milicianos quisieron que el párroco pisara el rosario que encontraron en el bolsillo de la religiosa. Se negó, a pesar de los amenazas. Le quitaron su alianza. Nos humillaban con palabras soeces y palizas. Con el cañón del fusil en su frente, la obligaron a confesar que el Islam como única y verdadera religión. “estaba asustada pero me quedé en silencio”. Otro miliciano la liberó. Pudo regresar a su convento, donde sus hermanas rezaban delante del Santísimo esperando su vuelta.
   Lógicamente el Papa se emocionó. Dejó los papeles, y dijo palabras como estas: “Los testimonios hablan por sí mismos. ¡Y esta es la memoria de vuestro pueblo! Un pueblo que olvida su memoria no tiene futuro. Esta es la memoria de vuestros padres y madres en la fe: aquí solo ha hablado tres personas, pero detrás de ellas hay tantos y tantas que ha sufrido  las mismas cosas”.
   Retomar la memoria para hacer la paz. Algunas palabras se me han quedado grabadas en el corazón. Una repetida: perdón. Un hombre, una mujer que se consagra al servicio del Señor y no sabe perdonar, no sirve. Perdonar a un amigo que te ha dicho una mala palabra, con el que habías discutido, o a una religiosa que tiene celos de ti, no es difícil. Pero perdonar al que golpea, a quien te tortura, a quien te pisotea, a quien te amenaza con un fusil para matarte, eso es difícil. Y ellos lo han hecho, y predican que se haga”.
   Religiosas, sacerdotes, obispos, seminaristas mundanos, son una caricatura, no sirven. No tienen la memoria de los mártires. Han perdido la memoria de Jesucristo crucificado, nuestra única gloria”.
 
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Para continuar haciendo noticias como esta necesitamos tu ayuda

DONA AHORA