Sábado, 04 de abril de 2020

Religión en Libertad

Blog

En honor a Jon Riley, Jefe de los San Patricios. En la conmemoración del crimen de los EEUU.

por Manuel Morillo

  En honor a Jon Riley, Jefe de los San Patricios, quiero recuperar el artículo para la actualidad como ejemplo de verdadera solidaridad internacional.

Jon Riley
[*] murió en Veracruz a finales de agosto de 1850 y su sepultura eclesiastica fue el día 31.

Durante la invasión estadounidense a México, ocurrida entre 1846 y 1848, para arrebatarle el norte de Nueva España, una compañía de soldados, voluntarios católicos, de diversos orígenes [**] , conocidos como los "San Patricios" [***] , se distinguió por su valor en el campo de batalla.

Llegados a México como parte del ejéricito invasor, pasaron a las filas mexicanas por simpatía de ideales y religión. [****]


La canción, subtitulada, plasma las causas que impulsaron su postura heroica.
La traducción es "directa" del inglés y en un español no muy académico, pero si muy aclaratoria.
La transcripción de la letra en inglés al final
[*****]

 

Dada su condición de la mayoría de ellos de inmigrantes católicos eran objeto de perjuicios por su fe y origen y estaban convencidos de que, Estados Unidos estaba usando la guerra como medio para oprimir a México, como ocurría en Irlanda con Inglaterra.

Ellos participaron hombro con hombro junto a los mexicanos en la defensa del territorio.

Tras hacer gala de incomparable bravura y de ganar numerosas batallas en condiciones de desventaja numérica y de material, fueron derrotados en Churubusco por la avasalladora superioridad numérica del enemigo y la falta municiones. 

Los miembros del Batallón de San Patricio capturados por el ejército estadounidense sufrieron muy duras represalias; habían sido responsables de algunos de los más duros combates (y que causaron más bajas) a los que los estadounidenses se enfrentaron. 

Los que formaban parte del ejército estadounidense antes de la declaración de guerra oficial (el capitán Riley entre ellos) fueron azotados y marcados con hierro candente en la cara, y sentenciados a trabajos forzados. 

Los que entraron en el ejército mexicano tras la declaración de guerra, fueron ahorcados en masa como "traidores", viendo de frente el sitio de la Batalla de Chapultepec el 13 de septiembre de 1847. 

Por orden del General Winfield Scott, fueron ejecutados precisamente en el momento en que la bandera de Estados Unidos reemplazó a la de México en lo alto de la ciudadela. Cuando la bandera alcanzó lo más alto del asta, se abrió la trampa del cadalso. 

Aunque los historiadores norteamericanos han tratado de justificar la invasión como defensa antre la provocación, un análisis más equilibrado, objetivo y auténtico de las verdaderas motivaciones, hace de la invasión "una de las guerras más injustas jamás impuestas por una nación fuerte en contra de una débil", como la calificara el mismo presidente Ulises S. Grant

Jon Riley fue enterrado en Veracruz el 31 de agosto de ese año, con el nombre de Juan Reley, el mismo con el que se hallaba inscrito en los archivos del Ejército Mexicano.

 

En su honor y en el de los miembros del Batallón de San Patricio, la bandera de México ondea en el centro de la ciudad de Clifden, Irlanda.

La lección histórica es que ese batallón de héroes dieron la vida desinteresadamente por motivos de conciencia


------------------

 

[*]       También conocido como John O´Riley o John Riley. 

 

[**]       Aproximadamente un 45% eran inmigrantes irlandeses y el resto católicos de otros países. 

 

 

[***]      Tomaron el nombre del Santo Patrono de Irlanda. 

 

 

[****]     "Los soldados irlandeses en México", escrito por el estadounidense Michael Hogan. 

 

[*****]

My name is John Riley
I´ll have your ear only a while
I left my dear home in Ireland
It was death, starvation or exile
And when I got to America
It was my duty to go
Enter the Army and slog across Texas
To join in the war against Mexico

It was there in the pueblos and hillsides
That I saw the mistake I had made
Part of a conquering army
With the morals of a bayonet blade
So in the midst of these poor, dying Catholics
Screaming children, the burning stench of it all
Myself and two hundred Irishmen
Decided to rise to the call

(Chorus)
From Dublin City to San Diego
We witnessed freedom denied
So we formed the Saint Patrick Battalion
And we fought on the Mexican side



We marched ´neath the green flag of Saint Patrick
Emblazoned with "Erin Go Bragh"
Bright with the harp and the shamrock
And "Libertad para Mexicana"
Just fifty years after Wolf Tone
Five thousand miles away
The Yanks called us a Legion of
Strangers And they can talk as they may

(Chorus)

We fought them in Matamoros
While their volunteers were raping the nuns
In Monterrey and Cerro Gordo
We fought on as Ireland ´s sons
We were the red-headed fighters for freedom
Amidst these brown-skinned women and men
Side by side we fought against tyranny
And I daresay we´d do it again

(Chorus)


We fought them in five major battles
Churubusco was the last
Overwhelmed by the cannons from Boston
We fell after each mortar blast
Most of us died on that hillside
In the service of the Mexican state
So far from our occupied homeland
We were heroes and victims of fate

(Chorus)
 

-- 

Acceso a "Heroes sin Patria", la película en español, colgada en Youtube, que está basada en la historia

Parte 1/12
Parte 2/12
Parte 3/12
Parte 4/12
Parte 5/12
Parte 6/12
Parte 7/12
Parte 8/12
Parte 9/12
Parte 10/12
Parte 11/12
Parte 12/12

David Rovics singing "Saint Patrick´s Battalion.


5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Necesitamos tu ayuda económica para seguir haciendo noticias como esta

DONA AHORA