Jueves, 02 de diciembre de 2021

Religión en Libertad

Blog

Emociones fuertes, sexo, hastío personal

Emociones fuertes, sexo, hastío personal



     La televisión y el consumismo están haciendo estragos en la vida cotidiana de nuestra generación: nos referimos, lógicamente, a su mal uso y también al exceso. 
  
     Nos acostumbra- la tv- a vivir en un mundo irreal
durante gran parte del día, no en vano en la mayor parte de los hogares se pone el televisor, aunque no se esté viendo. En los países industrializados, la media de tiempo dedicado a la televisión oscila entre cuatro y cinco horas al día.Los psicólogos nos dicen, y la realidad les da la razón, que todo entretenimiento cada vez entretiene menos, es decir,tiene un rendimiento decreciente y termina cansando.

     Eso hace que se busquen experiencias más fuertes y de ahí que vayan floreciendo en nuestra sociedad los juegos de riesgo, drogas, un uso del sexo cada vez más aberrante… incluso se ha llegado a matar, para ver qué siente uno.

    Se necesitan experiencias nuevas, fuertes, relaciones con personas del mismo sexo, que atraigan más que las que podamos mantener con nuestra pareja.
    
     Se ha llegado al hastío. Al vacio personal.
 
    A base de querer pasarlo bien se ha llegado a la incapacidad de disfrutar, de ilusionarse, por un hartazgo en el tener y una despreocupción absoluta del crecimiento como persona lo cual, termina anulando la voluntad o sea la libertad y, por tanto, la capacidad de querer y ser querido, porque aunque uno lo sea, no se dará cuenta.

     Y lo que es más peligroso; frente a la oferta de emociones fuertes que hay en la sociedad, la vida de todos los días, que es la real, la que hay que vivir parece anodina, sin valor, aburrida.

      Estamos creando una sociedad hastiada. Los fracasos escolares aparecen por doquier. Los «adictos al trabajo» también.

     En el fondo para muchas personas la adicción al trabajo es una vía de escape frente a la realidad; porque
ésta, la del día a día no llena.

      Pero el problema no está en el día a día, está en la persona.

     Ésa es la causa de tantos fracasos en lo cotidiano, en el amor, en la familia, que es donde el individuo deja huella.

      Quizá sea por ello por lo que hay falta de referentes sociales.

      Es necesario pararse a pensar. No hace tanto tiempo, un niño estaba una semana ilusionado porque el domingo iba a ir al cine; ahora, ve treinta películas a la semana y está todo el día enfadado y gritando.

        Y es que la medida en la utilización de las cosas genera paz.
     
        Hay que cambiar. En muchas ocasiones , para hacerlo, habrá que pedir ayuda.

contreras@jmcontreras.es
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda