Jueves, 02 de diciembre de 2021

Religión en Libertad

Blog

¿Eres inteligente en tu relación de pareja?

¿Eres inteligente en tu relación de pareja?




    Como regla general siempre se ha considerado inteligente a la persona que sabía resolver complicados problemas técnicos o intrincados raciocinios filosóficos.

    Con el paso del tiempo llega la superespecialización, que básicamente consiste en saber muchísimo de casi nada.

    Nos estamos encontrando una sociedad en la que algunas personas tienen un conocimiento altísimo de pequeñas parcelas del saber, pero a la larga desconocen, y parece que no les interesa ver, la realidad en su conjunto.

    Así, y como es lógico, se está llegando cada vez más a seguir, en cuestiones vitales para nuestras vidas, opiniones de personas que son famosas por otros temas.

    El problema está en que sus opiniones, muchas veces, las tomamos los demás como incuestionables. Confiamos en quien las dice por su prestigio, por su popularidad, como si las dijeran sabios en esa materia, pero la realidad es que no saben más que el ciudadano medio.

     A esto se une la visión clásica de que «el inteligente es el que llega con la razón más lejos que los demás»; definición que, por muy clásica que sea, no deja de ser un reduccionismo ya que, además de una racional, hay otros
tipos de inteligencia.

     Uno de esos tipos de inteligencia es la emocional, pero igualmente existe una inteligencia social, numérica, espacial…

     Cuestionémonos: ¿quién es más inteligente, la persona que sabe hacer complicadas operaciones de cálculos matemáticos y financieros, o aquélla que consigue tener una familia unida y feliz donde la mujer, el marido los hijos están agusto en casa?

   Concederle el criterio de inteligencia sólo a lo que tomamos por intelectual es, en mi opinión, un error. La persona ha de tener una visión de su vida en conjunto; no puede dividirse en trabajo, familia, amistades, aficiones... Tiene que saber unir de manera inteligente todas esas facetas que constituyen la vida de las personas.

   «Es que para llegar a ser un alto científico hay que ser muy inteligente», se puede contestar.

    ¿Y para conseguir armonizar una familia feliz no hay que ser muy inteligente? Miremos la sociedad y saquemos conclusiones.

    El más inteligente siempre tiene tiene una visión medianamente completa de la realidad.

    Nadie será capaz de conseguir una familia armoniosa si no tiene en su vida esa visión.

     Para conseguir una vida satisfactoria hay que formar la
inteligencia emocional. ¿No creen que dedicamos mucho tiempo a la formación de la inteligencia racional y poco o ninguno a la inteligencia emocional?   

    No olvidemos que la formación de las otras inteligencias, sin descuidar la racional, nos va a dar más felicidad como personas que, a fin de cuentas, es lo que somos. ¡Ánimo!

Mi ultimo libro: SI DE VERDAD ME QUIERES
http://www.eunsa.es/tienda/yumelia-familia-y-educacion-eiunsa/1884-si-de-verdad-me-quieres.html

contreras@mcontreras.es


 
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda