Viernes, 06 de diciembre de 2019

Religión en Libertad

Blog

Cuando la herramienta se subleva ante el artista.

Cuando la herramienta se subleva ante el artista.

por La divina proporción

Por medio de la mano del Artista, una vulgar piedra puede convertirse en una maravillosa obra de arte. Si miramos la maravillosa estatua de la Piedad (Miguel Ángel) nos daremos cuenta de cuanta belleza, sentimiento y trascendencia puede ser contenida en una simple roca de mármol. 

Es maravilloso que una amalgama de seres humanos falibles, egoístas, soberbios, envidiosos, miedosos, podamos conformar una maravilla como es la Iglesia. Iglesia somos una realidad viva, compuesta de seres humanos falibles y tendentes a creernos imprescindibles. 

En todas las diócesis hay momentos desagradables y tristes. Hoy nos ha tocado a la Diócesis de Cádiz y Ceuta vivir uno de estos momentos. La razón se puede leer en un artículo del Diario de Cádiz en el que cuenta que  se ha decidido destituir al Director de Caritas Diocesana y este arremete contra la “cúpula del Obispado”. 

Que triste es ver la desunión entre los seres humanos, pero esta tristeza se duplica cuando vemos que la misma Iglesia Católica es una maravillosa Obra de Arte, llena de humanas grietas. Después de leer lo sucedido, se puede resumir en las discrepancias entre el Director de Caritas Diocesana y el Delegado Episcopal de la misma. Discrepancias que son humanas y que deberían hacernos reflexionar sobre lo débil que es nuestra confianza en la acción de Cristo sobre su Iglesia. 

Si leemos los comentarios que los lectores han ido dejando en la noticia, nos damos cuenta de que tenemos un terrible desconocimiento de qué es la Iglesia, qué es Caritas y la necesidad de que la estructuras humanas sean herramientas de la acción sobrenatural de Dios. 

No pretendo juzgar al Director de Caritas, ya que nos soy quien para ello. Por eso creo importante centrarnos en dos cuestiones: la unidad y la funcionalidad de la Iglesia. 

Repasemos el asunto utilizando el compendio del Catecismo de la Iglesia. Nada mejor para centrar el asunto: 

147 Con el término «Iglesia» se designa al pueblo que Dios convoca y reúne desde todos los confines de la tierra, para constituir la asamblea de todos aquellos que, por la fe y el Bautismo, han sido hechos hijos de Dios, miembros de Cristo y templo del Espíritu Santo. 

156 La Iglesia es cuerpo de Cristo porque, por medio del Espíritu, Cristo muerto y resucitado une consigo íntimamente a sus fieles. De este modo los creyentes en Cristo, en cuanto íntimamente unidos a Él, sobre todo en la Eucaristía, se unen entre sí en la caridad, formando un solo cuerpo, la Iglesia. Dicha unidad se realiza en la diversidad de miembros y funciones. 

162 La única Iglesia de Cristo, como sociedad constituida y organizada en el mundo, subsiste (subsistit in) en la Iglesia católica, gobernada por el sucesor de Pedro y por los obispos en comunión con él. Sólo por medio de ella se puede obtener la plenitud de los medios de salvación, puesto que el Señor ha confiado todos los bienes de la Nueva Alianza únicamente al colegio apostólico, cuya cabeza es Pedro. 

Ser católico conlleva unidad en la Fe y los Sacramentos. Como Iglesia, somos cuerpo de Cristo. Un cuerpo unido, aunque existan diversidad de miembros, carismas y funciones. La unidad es primordial, porque en ella se evidencia que Cristo está con nosotros. Los carismas son como los talentos de la Parábola, no podemos dejarlos quietos, pero no hay que tener cuidado. Los talentos no son nuestros, son préstamo de Dios que debemos entregar cuando retornemos al Padre. Los pondremos a trabajar en las condiciones que Dios nos haya dado en cada momento. A veces como cabeza delegada de la autoridad de la Iglesia, otras veces, simples trabajadores de la viña. Ya dijo Cristo que quien quiera ser el primero, que sea el servidor de todos los demás (Mc 9, 35). 

Caritas no es una ONG ni un apéndice de la Iglesia, sino la acción caritativa que todos los católicos realizamos de una u otra forma. Benedicto XVI nos decía que Caritas (caridad, amor) es “el ejercicio del amor por parte de la iglesia como comunidad de amor”. La Caridad es la acción unitaria de la Iglesia sobre los necesitados y se realiza con todos los medios de los que disponemos. Medios que se organizan en torno a la Caritas parroquiales, diocesanas, nacionales o internacional, pero que también se ejerce en cada acto de amor que realizamos a nuestro prójimo. 

Esta acción de caridad la realiza el Cuerpo de Cristo (Iglesia) a través de cada uno de nosotros y por lo tanto, por medio de las Caritas de cada lugar. Ser director, delegado, coordinador o simple voluntario, representa una donación de cada uno de nosotros a la Iglesia. No debemos de pensar que nosotros somos quienes actuamos, ya que quien actúa a través de nosotros es Cristo. Por eso es tan importante la unidad. Unidad que se evidencia con la necesaria sintonía con el Pastor de cada Diócesis. Somos servidores inútiles de Cristo. El es quien nos toma como herramientas para que su Reino se haga presente en el mundo. 

Un organismo donde la mano decide que es más importante que la cabeza, está destinado a ser consumido por sus enemigos. Esta triste divergencia y su aireo mediático, sólo sirve a los enemigos de la Iglesia. Enemigos que se frotan las manos al tener por donde atacarnos. El problema, como siempre, somos cada uno de nosotros, que somos incapaces de actuar con humildad y obediencia a la Voluntad de Dios. Igual que Adán y Eva, nos revelamos creyendo que podemos ser iguales que Dios. 

Tras la rebelión, lo que encontramos es el vacío, la incomunicación, la perdida del Camino, la Verdad y la Vida, que es Cristo. El implacable enemigo ha logrado un éxito de dolor y tristeza, pero la victoria es de Cristo. 

Personalmente pongo mi total confianza en mi Obispo, Mons. Rafael Zornoza, en el Ecónomo Diocesano. P. Antonio Diufaín, así como en el Delegado Episcopal de Caritas, P. Alfonso Gutiérrez. Ahora es necesario orar por la unidad y la maravillosa acción que la Iglesia realiza en la sociedad, a través de Caritas

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Sólo con tu ayuda podremos seguir haciendo noticias como esta

DONA AHORA