Miércoles, 20 de noviembre de 2019

Religión en Libertad

Blog

De la envidia y del egoísmo

por En cuerpo y alma

 
 
            A mi más que humilde entender, los dos grandes pecados de la Humanidad, y eso que uno figura entre los que la Iglesia menciona como los “Siete pecados capitales” (pinche aquí para conocer algo más sobre su “historia”), la envidia, y el otro, en cambio, no. A lo mejor es por algo. Con muchas cosas en común, desde luego, pero sin embargo tan diferentes… ¿Y saben qué? Peor si cabe, la envidia que el egoísmo… y voy a intentar explicarme.
 
            El egoísta puro, aquél en el que no se dan cita además otros pecados como notablemente la envidia, es aquel ser que con tal de que a él le vaya bien se da por satisfecho, y no opone mayor objeción a que a ti te vaya bien también.
 
            El envidioso puro es, por el contrario, aquel que con tal de que a ti te vaya mal, ni siquiera tiene inconveniente en que a él mismo le vaya mal también.
 
            Definido así, el de la envidia es el pecado de la destrucción, ningún logro cabe edificar sobre la envidia: toda destrucción parecerá poca al envidioso con tal de conseguir su objetivo de destruir al ser envidiado.
 
            El del egoísmo, sin dejar por ello de ser moralmente destructivo -y notablemente autodestructivo-, puede incluso ser, económicamente hablando, hasta constructivo. Un egoísta trabajador, un egoísta pragmático, puede hasta generar mucha riqueza a su alrededor, y si su egoísmo, como digo, es puro y no viene acompañado de otros pecados, incluso contemplará dicha riqueza ajena con satisfacción, en cuanto cómplice, incluso, de la suya. 
 
            Acotando sociológicamente el problema, defino el egoísmo como el pecado de “la derecha”, y la envidia como el pecado de “la izquierda”. De parecida manera a como tengo la impresión de que desde un punto de vista geográfico-cultural, el egoísmo es el pecado “anglosajón”, y la envidia el “pecado latino”.
 
            Y eso es todo, amigos: tengo intención de ilustrar lo dicho con algunos ejemplos en próximos días, pero por hoy, y como siempre les digo, que hagan mucho bien y que no reciban menos.
 
 
            ©L.A.
            Si desea suscribirse a esta columna y recibirla en su correo cada día, o bien ponerse en contacto con su autor, puede hacerlo en encuerpoyalma@movistar.es
 
 
 
Otros artículos del autor relacionados con el tema
(puede hacer click sobre ellos si desea leerlos)
 
De la envidia en los Evangelios
De los Siete Pecados Capitales: breve reseña histórica
Hoy, una historia con naranjas y moraleja
Siete años y medio de cárcel… ¡¡¡por tocar el piano!!!
Del extraño discurso de condolencia al que nos hemos acostumbrado ante los atentados
 
 
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Noticias como ésta sólo las podremos seguir haciendo SI TU NOS AYUDAS

DONA AHORA