Lunes, 25 de enero de 2021

Religión en Libertad

Blog

Dos clases de cristianos

por Los Tres Mosqueteros

¿Es lícito buscar triunfar en el Mundo?

¿Y tener riquezas?

¿Te puedes casar?

Según el Evangelio de San Mateo, capítulo XIX, versículos 18 a 22, no. No puedes casarte, ni tener dinero, ni tener una casa, ni comprar propiedades…, pues Cristo le dijo al Joven Rico:

"Si quieres ser perfecto, vete, vende lo que tienes y dáselo a los pobres y tendrás un tesoro en los cielos, luego ven y sígueme." 

Entender que esto es aplicable a todo el mundo es una barbaridad pues conduciría a la sociedad a la miseria y al absurdo. Pero por otro lado no se puede desobedecer a Cristo. ¿Entonces? ¿Cuál es la solución?

La solución está en que el mandato del pasaje del Joven Rico se refiere a la clase de cristianos que llamaremos “especiales”: el Orden Monástico. Pero en el resto de la Biblia, desde Adán y Eva hasta Lázaro, y especialmente en el Génesis, se habla de la otra clase de cristianos, digamos “ordinarios”: el Orden Seglar.

Dice el Génesis:

Y los bendijo Dios, y les dijo: Creced y multiplicaos, llenad la tierra y sometedla; dominad sobre los peces del mar, las aves del cielo, y todos los animales que reptan por la tierra. (Ge 1, 28)

Y luego lo repite:

Bendijo Dios a Noé y a sus hijos y les dijo: “Creced, multiplicaos y llenad la tierra”. (Ge 9,1)

Y en el resto de la Biblia vemos cómo a Dios le agradaban Abraham, Lot, David, Salomón (salvo al final, cuando se portó mal), etc., todos muy ricos, con mujeres, hijos y propiedades en abundancia y Dios ¡se las aumentaba! Y en el nuevo Testamento están, por ejemplo, Zaqueo o Lázaro ―a quién Cristo amaba y mucho― que eran ricos y Cristo no les pidió que vendieran su bienes y los dieran a los pobres.

Es decir, en la Biblia hay no una sino dos clases de cristianos. Ambas clases de cristianos buscan la gloria de Dios, una mediante la renuncia (Jóven Rico) y la otra mediante la utilización (Génesis). Y ambas clases son igualmente queridas por Dios, y ninguna es superior a la otra.

Entonces ¿qué es lo que ha ocurrido?

Pues que por una serie de circunstancias, en la práctica (no en la doctrina) en la Iglesia se ha desarrollado tanto y tan bien el Orden Monástico que se ha relegado al Orden Seglar a una especie de cristianos de segunda clase. Y la consecuencia de este error práctico ha sido una doble equivocación:

  • La de considerar el Orden Monástico como la única y superior forma de ser cristiano.
  • Y la de impartir a los seglares una formación monastizada, tanto en su espiritualidad (tener como si no tuviera…, estar como si no estuviera…) como en su tarea, por ejemplo, caridades en lugar de Mundotecnia (hacer un Mundo Ideal).

Por tanto, respondiendo a las preguntas iniciales hay que decir que si tienes vocación de cristiano “especial”, de monástico, no te es propio buscar triunfar en el mundo, tener riquezas, casarte…, sino la renuncia. Pero, por el contrario, si tu vocación es de cristiano “ordinario”, de seglar, tu espiritualidad será “mundana” (con todas sus consecuencias) y por tanto te es propio usar todo lo bueno del mundo para tus dos fines: ser santo y hacer, en la medida que te sea posible, un Mundo Ideal (Mundotecnia).

En resumen:

  1. Según la Biblia hay dos clases de cristianos, los del Orden Monástico (mandato al Joven Rico) y los del Orden Seglar (mandato del Génesis).
  2. Ambas clases son iguales en lo fundamental (la misma fe, las mismas creencias, la misma aspiración a la santidad, la misma Iglesia...) y diferentes en lo accidental (renuncia/utilizacion)
  3. Ambas son igualmente queridas por Dios y ninguna es superior a la otra.


Los Tres Mosqueteros

Próximo artículo: 23 de junio

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Noticias como ésta sólo las podremos seguir haciendo SI TU NOS AYUDAS

DONA AHORA