Jueves, 18 de julio de 2019

Religión en Libertad

Blog

Algunas curiosidades de la lengua española

por En cuerpo y alma


 
            Sin más que entrar en http://www.rae.es/consultas-linguisticas/preguntas-frecuentes puede uno tanto formular preguntas a la Real Academia sobre el uso del español en su forma oral y escrita, como conocer las respuestas dadas a algunas cuestiones ya suscitadas.
 
            Me propongo en este artículo resumirles algunas cuestiones interesantes que a lo mejor hasta se han planteado Vds. en alguna ocasión.
 
            Por ejemplo, la “ch” (che) y la “ll” (dos eles, doble ele o elle) han sido definitivamente excluídas del abecedario español. Y lo son porque “no son letras, sino dígrafos, esto es, conjuntos de dos letras o grafemas que representan un solo fonema”. Y se añade :“El español se asimila con ello al resto de las lenguas de escritura alfabética, en las que solo se consideran letras del abecedario los signos simples”. Naturalemente, “la eliminación de los dígrafos ch y ll del inventario de letras del abecedario no supone, en modo alguno, que desaparezcan del sistema gráfico del español. Estos signos dobles seguirán utilizándose como hasta ahora en la escritura de las palabras españolas”. “Las palabras que comienzan por estos dígrafos o que los contienen no se alfabetizan aparte, sino en los lugares que les corresponden dentro de la c y de la l, respectivamente”.
 
            La conjunción “o” debe escribirse sin tilde, aun cuando vaya entre cifras: “Hasta ahora se venía recomendando escribir con tilde la conjunción disyuntiva o cuando aparecía entre dos cifras, a fin de evitar que pudiera confundirse con el número cero. Este uso de la tilde diacrítica no está justificado desde el punto de vista prosódico, puesto que la conjunción o es átona (se pronuncia sin acento) y tampoco se justifica desde el punto de vista gráfico, ya que tanto en la escritura mecánica como en la manual los espacios en blanco a ambos lados de la conjunción y su diferente forma y menor altura que el cero evitan suficientemente que ambos signos puedan confundirse”.
 
            El famoso prefijo “ex” tan utilizado hoy día para denotar lo que fue y ya no es, “debe someterse a las normas generales que rigen para la escritura de todos los prefijos y, por tanto, se escribirá unido a la base si esta es univerbal (exjugador, exnovio, expresidente, etc.), aunque la palabra prefijada pueda llevar un complemento o adjetivo especificativo detrás: exjugador del Real Madrid, exnovio de mi hermana, expresidente brasileño, etc.; y se escribirá separado de la base si esta es pluriverbal: ex cabeza rapada, ex número uno, ex teniente de alcalde, ex primera dama, etc.”. Al igual que prefijos similares como “anti” “mini” “pro” sólo estarán separados de la palabra cuyo significado complementan por un guión cuando ésta sea un nombre propio que empieza con mayúsculas o se escriba enteramente con mayúsculas (v. gr. un acróstico).
 
            ¿Les parece que la palabra “habemos” es una verdadera catetada que define inmediatamente a quien la utiliza? Pues bien, esto no es “exactamente” exacto, que con la Academia nos las habemos, porque hay un uso de “habemos” que es ortodoxo. “Solo es admisible hoy en la lengua culta el uso de la forma habemos como primera persona del plural del presente de indicativo de la expresión coloquial habérselas con una persona o cosa (‘enfrentarse a ella o tratar con ella a la fuerza’): Ya sabéis con quién nos las habemos; Nos las habemos con un asesino despiadado”.
 
            Y para terminar por hoy un clásico: ¿”había muchas personas” o “habían muchas personas”? Responde la RAE: “Cuando el verbo haber se emplea para denotar la mera presencia o existencia de personas o cosas, funciona como impersonal y, por lo tanto, se usa solamente en tercera persona del singular (que en el presente de indicativo adopta la forma especial hay: Hay muchos niños en el parque). En estos casos, el elemento nominal que acompaña al verbo no es el sujeto (los verbos impersonales carecen de sujeto), sino el complemento directo. En consecuencia, es erróneo poner el verbo en plural cuando el elemento nominal se refiere a varias personas o cosas, ya que la concordancia del verbo la determina el sujeto, nunca el complemento directo. Así, oraciones como Habían muchas personas en la sala, Han habido algunas quejas o Hubieron problemas para entrar al concierto son incorrectas; debe decirse Había muchas personas en la sala, Ha habido algunas quejas, Hubo problemas para entrar al concierto”.

            Que hagan mucho bien y que no reciban menos.
 
 
            ©L.A.
            Si desea suscribirse a esta columna y recibirla en su correo cada día, o bien ponerse en contacto con su autor, puede hacerlo en encuerpoyalma@movistar.es
 
 
 
Otros artículos del autor relacionados con el tema
(haga click en el título si desea leerlos)
 
¿Qué tienen en común las palabras “olé” y “bigote” con Dios?
¿Supo Vd. alguna vez lo que era “la trampa saducea” de Torcuato Fernández Miranda?
De por qué decimos “venga a nosotros tu reino”, y en los demás idiomas sólo dicen “venga tu reino”
¿Sabía Vd.que la palabra “nafta”, naftalina en España, gasolina en Argentina, proviene de la Biblia?
De cigarras, cigarrillos y cigarrales de Toledo
 
 
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Miles de personas se perderán esta noticia si tu no nos ayudas

DONA AHORA