Martes, 19 de marzo de 2019

Religión en Libertad

Blog

Releyendo a Dostoievsky

Tres patas

por Tomás de Zárate

Este post se actualizará cada viernes. Tendrá tres secciones: una muy corta (“palabras y tendencias”), otra corta (“tentempié”) y otro larga (“una de cal, dos de arena”). Tiene dichas tres secciones por una cuestión de tiempo del lector, para no aburrir, confiando en su criterio.

 

Palabras y Tendencias

 

Los países más interesados en las siguientes palabras (en los últimos 7 días) en google son:

- “Jesús de Nazaret”: Ghana, Zambia y Congo.

- “Jesus of Nazaret”: Benín, Costa de Marfil, Grecia

- “Papa Francisco”: El Salvador, Nicaragua, Paraguay

- “Pope Francis”: Uganda, Malta, Zambia

- “Católico”: Angola, Brasil, Nicaragua

- “Catholic”: Zambia, Kenia y Australia

- “Religión”: Bolivia, Rep. Dominicana, Honduras

- “Religion”: Zimbabwe, Jamaica y Zambia.



Tentempié

Rossini y Dostoievsky

 

 

El Viernes pasado fui a la ópera junto a mi mujer y mi hija de diez años. A mí me encanta la ópera. Me apasiona. Fuimos a ver “El barbero de sevilla”, de Rossini. Había muchos niños y mi hija dijo después que le había gustado ¿Es más importante en la educación que te vea a ti -progenitor- disfrutar de algo o que participe en actividades donde está más o menos involucrada? Me pregunto…

 

Hace dos días terminé de releer por segunda vez en mi vida “Crimen y Castigo”. Cuando lo leí la primera vez, tendría unos 15 años y me impresionó mucho, muchísimo. Ahora tengo más de cuarenta y me parece una obra sensacional. Un spoiler: Raskolnikov nunca se arrepiente del asesinato, ni siquiera cuando se declara culpable. Lo que le redime al final es el amor de Sonia. Es el amor lo que puede más que cualquier teoría más o menos científica. Quien lo ha vivido lo sabe.

 

Una de cal, dos de arena

Un seminarista asesinado, un juez provida y las células troncales.

 

Aquí hago mención de tres noticias -una mala y dos buenas- y desarrollaré una de ellas.

- 1. un seminarista fue asesinado enfrente de la iglesia por una milicia terrorista musulmana. Le ordenaron que se tumbara en el suelo. Obedeció. Y le dispararon tres veces. Su nombre era Gérard Anjiangwe. En Camerún.

- 2. el nombramiento del juez Kavanaugh en la corte suprema de USA. A pesar de tener un apellido impronunciable, el tipo promete mucho para la causa pro-vida y para la sensatez en mundo desgarrado por el extremismo.



- 3. La otra buena noticia tiene que ver con la biología, con las células “troncales”. Hay nuevos avances en este campo, avances que no acaparan los medios pues no hay polémica envuelta en ellos pero que son muy muy prometedores.

 

Desarrollaré lo del juez Brett (su apellido lo dejaremos de lado). El tipo fue acusado de todo lo que pareciera inapropiado: por ejemplo, se le acusó y se declaró culpable de echarse pedos -flatulencias, dice en el interrogatorio- a los 16 años ¡Imperdonable! Aunque yo convivo con féminas que hacen sus pinitos en la expulsión de hidrógeno y metano, imagino que los del sexo masculino no dejamos de sorprendernos por ellos. Y esa sorpresa nunca desaparece del todo y alcanza sus cotas más altas en la adolescencia: el truco del mechero y el metano es memorable.

¿Por qué se le acusó al tipo de una conducta sexual 36 años después de los hechos? ¿Por qué se le acusó sin ninguna prueba? Responderemos después. Pero hay tres nombres que vale la pena saberse en todo este embrollo: Anthony Kennedy, Dianne Feintein y Jeff Flake.

 

Anthony Kennedy es el juez que se retiró y dejó la vacante. El tipo surgió como un republicano más, pero sus valores (se educó como católico) fueron virando cada vez más hacia… no sé hacia dónde. Pero hay un claro cambio en sus ideas, pasando por un derecho al aborto muy restrictivo a uno sin ninguna pega, a un “las personas homosexuales tienen derechos constitucionales” como cualquier hijo de vecino a obligar a todos los estados a que celebren matrimonios homosexuales. Al final no había forma de pegarle el pin de ninguna ideología porque, según decía, “siempre hay que intentar hacerlo bien” y distanciarse de partidismos; esto queda muy bonito para decir pero por alguna razón es sinónimo de un partidismo socialmente aceptado. Es como lo de “vale la pena ser un rebelde” y por eso las calles por la mañana están llenas de botellas y condones que la noche anterior tiraron “los rebeldes”. En fin.

El segundo nombre a resaltar es el de Dianne Feinstein, una senadora con un montón de años (nació en el 33, no quiero contar) que tuvo un detalle singular en todo este asunto. Feinstein supo… espera, demos una pincelada biográfica: la mujer (oriunda de eslavos judíos emigrados a USA) tiene un marcapasos. Normal, con esa edad… fue alcalde de San Francisco 2 veces seguidas (seguro que lo hizo bien) y comenzó su carrera definiéndose como “centrista” pero con los años ha virado más y más a la izquierda. Cuando Obama vendió armas (valoradas en 1.6 billones de dólares) a Arabia Saudí ella lo apoyó.



Pues ella supo de la alegación de asalto sexual de Brett días antes de que el asunto saliera a la luz. Pero no dijo ni pío ¿Por qué? Tal vez fueron días en los que consideraba que un simple testimonio, sin ninguna prueba, no sirve para enjuiciar a un hombre sino para arrastrarlo por el fango mediático. O tal vez tuviera otra razón.

 

Inciso reflexivo: hoy vi en la calle a un deportivo que, tras el semáforo en rojo, aceleró a cien en pocos segundos, rechinando las ruedas. El discurso que busca despertar el sentimiento (“ellos se quieren”, “es su derecho”, “no maltrates a las mujeres”...) es más o menos el que diría un joven defendiendo que, en suelo urbano, un coche puede llegar a los 120 km/h… con la ventanilla abierta. “Es que así siento la velocidad”. Pero si un tipo que huele mal y al que le asoma una botella por una asquerosa chaqueta te pide dinero para comer… mejor ni hables con él.

 

El otro nombre que quiero resaltar es el de Jeff Flake. El tipo es un senador republicano. Cuando estaban con el asunto de los interrogatorios a Brett, unas chicas lo asaltaron en el ascensor y una de ellas se puso a gritar (mientras otra grababa) improperios al hombre, quejándose de que las mujeres se las vieran solas como corderitos frente a los depredadores sexuales. La chica en cuestión era una experta activista que sabía qué gritar, cómo gritar y cuándo hacerlo. El tipo solo bajaba la vista, como avergonzado. El caso es que aquella escena le afectó y acabó pidiendo una investigación que aclarara la conducta (dudosa a su parecer) de Brett. Y no solo eso, sino que poco después aparece en un encuentro al lado de un senador demócrata donde ambos comparten el buen rollo y animan a los jóvenes a hablarles y a arrinconarles en los ascensores. Todo dicho con una sonrisa y, eso, buen rollo. Que otra cosa no, pero eso que no falte.

¿Por qué este circo? ¿Por qué se buscó desacreditar que un juez formara parte de la Corte Suprema? No había pruebas, nunca las hubo. Brett es conservador, muy conservador, pero eso no es nada nuevo. El tipo tuvo mucho que ver con el informe que los republicanos escribieron para derribar a gatillo-Clinton, ¿sería una revancha? ¿o es que uno solo tiene derechos -como el de la inocencia- si está en la misma cuerda ideológica de lo socialmente aceptado?

 

La realidad es mucho más prosaica y los políticos cuidan mucho de no dejar que los sentimientos enturbien sus juicios. Al final, todo se trata de dinero: la industria del aborto temía -y con razón- la subida de Brett a la Corte. Presionó a sus políticos -los demócratas. Y como no había nada legal con que enfrentar el destino, acudieron a la cosa mediática. ¿Con qué fin? Con el de retrasar el nombramiento. Querían retrasarlo hasta el 6 de Noviembre, fecha de elecciones legislativas en USA (donde se decide quiénes están en la Cámara Baja y un tercio del senado)


Pero la historia termina bien. Trump ordena una investigación del FBI que debe de durar, como máximo, una semana. Los inquisidores deben leer en privado el informe del FBI. Después es la votación: 50 votos a favor, 48 en contra. Raspadito, pero Brett entra como un miembro más en la Corte Suprema. Sospecho que muchas vidas se salvarán así.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Noticias como esta llegan al corazón de miles de personas. Por favor ayúdanos a continuar

DONA AHORA