Domingo, 21 de julio de 2019

Religión en Libertad

Blog

De San Antón, patrón de los animales y creador de la vida monacal

por En cuerpo y alma

TAGS:

 

            Uno de ellos al menos. En dura competición -como ya tuvimos ocasión de ver en el que lo es de los abogados, San Raimundo de Peñafort (pinche aquí para conocer el caso)-, con otro santo, en este caso San Francisco de Asís, aunque por lo menos en España, con mucha más tradición. 

San Antonio
según representado en Der Mar Anthonios

            San Antón o San Antonio Abad, como es generalmente conocido, no es cualquier santo, sino entre otras cosas y quizás la principal, el fundador del monacato.

             La principal fuente que disponemos sobre su vida es la “Vida Griega” atribuida a San Atanasio, y junto a ella, la famosa colección de dichos y hechos de los padres del desierto conocida como “Apophthegmata Patrum”, la “Historica Lausiaca” de Paladio, y la “Vida de San Pablo el Ermitaño” de San Jerónimo. Todo lo cual no obsta para que hayan existido intentos incluso de negar su existencia, como el realizado en 1877 por H. Weingarten y sus seguidores Gass y Gwatkin.

             A tenor de lo sostenido en dichas fuentes, Antonio habría nacido en Coma, cerca de Heracleópolis Magna en Fayum, en Egipto, hacia el año 251-252. De familia acomodada, a los veinte años pierde a sus padres y fiel al mensaje evangélico, se desprende de cuanto tiene y se retira del mundo.

            Primero se establece en un cementerio cerca de su aldea nativa, en el que registra extraños episodios con demonios en forma de bestias salvajes con los que se bate a muerte. Pero teniendo treinta y cinco años, da una vuelta de tuerca a su vida de eremita, cruza el Nilo, y se retira al monte Pispir, hoy Der el Memum, en el que pasa veinte años en absoluta soledad, con la escasa ayuda de algunas personas que le lanzan comida por encima del muro de su humilde morada. Allí le salen una serie de émulos que se establecen en cuevas y cabañas cercanas, formándose una incipiente colonia de ascetas que lo adopta como modelo.  
 

Der Mar Anthonios


            Presionado por sus nuevos discípulos, hacia el año 305 abandona su estricto retiro para vivir con ellos en comunidad, situación que se prolonga por espacio de unos cinco o seis años, al cabo de los cuales, vuelve a refugiarse en soledad en la montaña, esta vez en el lugar en el que hoy se levanta el monasterio que lleva su nombre, Der Mar Antonios. En él pasa los últimos cuarenta años de su vida, aunque, eso sí, en una reclusión algo menos estricta que la de Pispir. Incluso desciende dos veces a Alejandría, la primera hacia el año 311 en que los cristianos sufrían dura persecución, y la segunda al final de su vida, hacia el 350, para predicar contra el arrianismo.

             A pesar de la extrema frugalidad de su vida, o precisamente por ella, quien sabe, Antonio muere con unos ciento cinco años de edad, hacia el año 356 a 357. Los dos discípulos que lo entierran no dan cuenta del lugar en el que lo hacen, para evitar justamente que su tumba se convierta en lugar de culto. Lo cual no es óbice para que desde finales del s. XV se veneren sus resto en Arles (Francia) en las iglesias de San Julián y de San Trófimo, a las que habrían llegado tras ser supuestamente descubiertos y llevados a Alejandría primero y a Vienne, ya en Francia, después.

             San Antonio no deja escritos, pero tanto la “Vida Griega” como las otras fuentes referidas a su persona recogen en forma de discursos y sermones muchas de sus enseñanzas.

             Una regla monástica muy temprana practicada en Egipto y Oriente, conservada en formas arábigas y latinas, lleva su nombre. Es la que siguen hoy los monjes uniatos de Siria y Armenia, sesenta monasterios maronitas (pinche aquí para conocer mejor a los maronitas) y también algunos coptos.

             Por lo que se refiere a la tradición que da título a este artículo y convierte al santo eremita en patrono de los animales, de los ganaderos y de otros gremios vinculados a la fauna, se halla muy extendida y es muy rica. Relacionada probablemente con las bestias con las que se bate durante su largo retiro de más de ocho décadas, en el Vaticano la Plaza de San Pedro se llena por su festividad de animales, que sean de compañía, que sean de carga, que sean de dieta. En ella son bendecidos por el Arcipreste de la Basílica de San Pedro y vicario general, el Cardenal Comastri el año pasado, se celebra una Eucaristía y luego un desfile a caballo por Via della Conciliazione. 

Panecillos de San Antón

            Se trata también de una tradición muy española. En Madrid, la iglesia de San Antón, denominada también real iglesia de San Antón o real iglesia de las Escuelas Pías de San Antón, sita en la calle Hortaleza, 63, registra tal día como hoy, 17 de enero, la visita de muchas mascotas que reciben la bendición del santo, tras la cual es tradición llevar a cabo una romería por la calle Hortaleza que recibe el nombre de “las vueltas de San Antón”, en la que participa un escuadrón a caballo de la policía municipal, las unidades caninas de la Policía Municipal, Nacional y Guardia Civil, perros guías de la ONCE, la Asociación Nacional de Amigos de los Animales y los propios dueños de las mascotas, en la que entre otras cosas, se reparten los famosos “panecillos de San Antón”.

 

            ©L.A.

            Si desea suscribirse a esta columna y recibirla en su correo cada día, o bien ponerse en contacto con su autor, puede hacerlo en encuerpoyalma@movistar.es

  

Otros artículos del autor relacionados con el tema
(haga click en el título si desea leerlos)

 

De San Raimundo de Peñafort, patrón de los abogados, en el día de su festividad
Del futuro patrón de Castilla-León: ¿Santo Domingo de Guzmán?
De Santa Cecilia, patrona de la música, en el día de su festividad
De Santa Lucía de Siracusa, patrona de los ciegos, en el día de su festividad
De la Virgen de la Merced en el día de su festividad

 

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Noticias como esta llegan al corazón de miles de personas. Por favor ayúdanos a continuar

DONA AHORA