Miércoles, 18 de septiembre de 2019

Religión en Libertad

Blog

Pero Dios sí cree en ti

Pero Dios sí cree en ti

por Duc in altum!

 Hay una conversación entre San Pío de Pietrelcina y un médico ateo que vale la pena recordar como punto de partida. Hablando sobre la fe, el doctor le dijo al fraile: “padre, usted sabe que no creo en Dios”, a lo que este le respondió: “pero Dios sí cree en ti”. Una respuesta elocuente, capaz de atraer nuestra atención y, desde ahí, hacernos ver cuánta confianza tiene Cristo en nosotros, a pesar de los pecados que hayamos cometido. Lo cierto es que nadie nace predestinado a convertirse en un ladrón, asesino o dictador. El contexto social y educativo puede influir a favor o en contra; sin embargo, todo depende de la voluntad de cada persona.

 

A veces, cuando Dios nos pide algo, buscamos excusarnos, pensando que eso es para gente más capaz y, aunque aparentemente así sea, no hay que olvidar que él sabe lo que hace y, por ende, cuál es la mejor manera de llevarlo a cabo. Si nos encarga un proyecto, hay que superar el miedo o susto inicial para ponernos en camino. Se necesita una buena dosis de prudencia mezclada con audacia. El cristianismo no es una teoría o algo abstracto, sino un itinerario para toda la vida que implica abrirse a las sorpresas que Dios nos vaya poniendo como parte del camino.

Los que afirman que la fe es para gente rara o aburrida, no saben lo que dicen, pues si tan sólo hicieran la prueba de conocer a Jesús, se darían cuenta de la aventura que implica seguirlo. Ciertamente, las pruebas forman parte del paisaje, pero todo estilo de vida que valga la pena pasa por dificultades. Lo importante es seguir adelante, sabiendo que Dios camina a nuestro lado, que podemos acercarnos a él y plantearle nuestros asuntos. Aunque su modo de responder puede parecernos un tanto desconcertante algunas veces, lo cierto es que nunca deja de respondernos. Dios es el primer interesado en que seamos felices. Por esta razón, dejémonos hacer y deshacer por el Espíritu Santo, siguiendo el ejemplo del “Fiat” de María, la mujer más valiente de la historia.

Nota: Quien desee tomar el artículo y publicarlo –total o parcialmente- a través de algún otro medio, haga el favor de escribir al correo del autor (parte superior derecha) para que sea autorizado. Sin el permiso, queda prohibido reproducirlo, salvo que se trate de compartirlo a través de las redes sociales. El aviso solamente aplica cuando va a colocarse en una página de Internet (blogs incluidos). 

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Noticias como esta llegan al corazón de miles de personas. Por favor ayúdanos a continuar

DONA AHORA