Lunes, 18 de noviembre de 2019

Religión en Libertad

Blog

La herejía sin nombre (II). Primer rasgo: Selecciona dogmas

por Los Tres Mosqueteros


Por ejemplo, el Infierno.

Supongo que desgraciadamente no le resulta rara esta expresión en boca de un cristiano: “¿El infierno…? ¡Pero hombre... eso es cosa de niños!”. 

Y seguramente que un “No puede existir… Dios es tan misericordioso que no condena a nadie” del católico “entendido” de turno, tampoco.

Y menos le extrañará escuchar que en la TV algún teólogo de moda sentencie: “La predicación sobre el diablo y el infierno sólo sirven para difundir la inseguridad y el miedo”.

Palabras como estas, que no nos sorprenderían en enemigos de la Iglesia o en simples ignorantes, son afirmadas tranquilamente por muchos cristianos (seglares, religiosos, sacerdotes e incluso obispos).

Aunque mejor habría que decir “semicristianos”, pues esta actitud es reflejo del primer síntoma de “semicristianismo” que señala el Padre de Bernabé en el documento publicado el pasado domingo, y que consiste en seleccionar dogmas, con descaro en unos casos (“El infierno no existe”) y con ladina hipocresía en otros (“Si tú crees que Cristo resucitó, entonces resucitó; lo importante es que tú lo sientas, no si ocurrió o no”).

Estos “semicristianos” seleccionan, de entre las verdades declaradas como dogmas por la Iglesia, aquellas que según su opinión les gustan, prescindiendo (negando) de aquellas que les resultan inoportunas o desafortunadas. Logran, de esta manera, un “cristianismo a la carta”, libre de tan "incómodas" creencias.

No es de extrañar, por ello, que los dogmas más interesadamente desmantelados sean aquellos relacionados con el Infierno, el Pecado, el Milagro, la Resurrección de Cristo y, por supuesto,  la Infalibilidad del Papa.       

Pues bien, dicho esto, y ya que se trata de opiniones, veamos qué opina Cristo, por ejemplo, del Infierno:

“Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno, preparado para el diablo y sus ángeles.  E irán al suplicio eterno, y los justos a la vida eterna.” (Mateo, 25,41-46.)

Y la Iglesia Católica dogmáticamente define:

"Existe el infierno, al que van inmediatamente las almas de los que mueren en pecado mortal.”

Y esto que hemos hecho con el Infierno, lo podríamos hacer con todos los demás dogmas (Milagros, Infalibilidad, Resurrección…), poniendo las palabras de Cristo al respecto. Nos parece muy acertado, por ello, contestar a estos “semicristianos” con la respuesta contundente e inmediata que el propio autor ha ideado:

“Mira, entre tu opinión y la de Cristo… me quedo con la de Cristo”


Los Tres Mosqueteros


Artículos anteriores:
"La herejía sin nombre"


5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Noticias como ésta sólo las podremos seguir haciendo SI TU NOS AYUDAS

DONA AHORA