Lunes, 22 de julio de 2024

Religión en Libertad

Blog

¿Se ha preguntado alguna vez que fue de las tres carabelas que descubrieron América? Hoy, la Pinta

por En cuerpo y alma

  
            Si el otro día hablábamos del final que el destino deparó a uno de los navíos más importantes y conocidos de la Historia, la nao “Santa María” (pinche aquí para verlo), corresponde dedicar la entrada de hoy a las que fueron sus azarosas e inseparables compañeras de aventuras, las dos carabelas de la gran expedición descubridora a América, a saber la “Pinta” y la “Niña”. Vamos pues hoy con la “Pinta”.
 
  
 

La “Pinta”, como también la “Niña” pero a diferencia de la “Santa María”, era verdaderamente una carabela. Construida en los astilleros de Palos unos años antes del primer viaje, fue la elegida por Martín Alonso Pinzón, que ya había navegado con ella, que la alquila a los armadores Gómez Rascón y Cristóbal Quintero, quienes formaron parte de su tripulación en el viaje en el que hizo historia.
 
            Era una carabela nórdica de velas cuadradas con un velamen sencillo. Pesaba unas 60 toneladas, con 17 metros de eslora y 5,36 metros de manga. Podía portar 26 hombres y el capitán. Los palos de trinquete y mayor iban aparejados con una vela cuadrada de grandes dimensiones, en tanto que el palo de popa o mesana, portaba una vela latina. Era la más ágil de las tres naves colombinas, y con frecuencia, tenía que esperar a sus compañeras, lo que también se ha de atribuir a las dotes de su capitán.
 
            Separada de la “Niña” en el viaje de vuelta por el fuerte temporal del 14 de febrero a la altura de las Islas Azores, arriba a puerto el 1 de marzo de 1493 en Bayona (Pontevedra), es decir tres días antes de que Colón lo hiciera en Lisboa, siendo por lo tanto el primero que transmite el éxito de la expedición transatlántica.
 
            Desde que fue declarada fiesta oficial en 1974, se celebra anualmente la Fiesta de la Arribada en la villa de Bayona, y con motivo del V Centenario se construyó en Isla Cristina una réplica.
 

                Nota para los buenos amigos de esta columna que me preguntan por el Termómetro de persecución religiosa. No he dejado de publicarlo. Una serie de circunstancias me han imposibilitado de escribirlo en estas dos últimas semanas, pero retornará a estas páginas el próximo fin de semana. Es uno de los artículos que escribo con más cariño.
 
 
            ©L.A.
            Si desea suscribirse a esta columna y recibirla en su correo cada día,
                o bien ponerse en contacto con su autor, puede hacerlo en encuerpoyalma@movistar.es
 
 
 
Otros artículos del autor relacionados con el tema
(haga click en el título si desea leerlos)
 
 
 
Comentarios
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda