Lunes, 28 de septiembre de 2020

Religión en Libertad

Blog

Tu Matrimonio como Dios lo pensó.

Cáliz de humildad. Comentario para Matrimonios: Mateo 20, 17-28

por ProyectoAmorConyugal.es

Nota: Consulta calendario de misiones del Proyecto aquí: https://wp.me/P6AdRz-D1

EVANGELIO

Lo condenarán a muerte.
Lectura del santo Evangelio según san Mateo 20, 17-28

En aquel tiempo, subiendo Jesús a Jerusalén, tomando aparte a los Doce, les dijo por el camino:
«Mirad, estamos subiendo a Jerusalén, y el Hijo del hombre va a ser entregado a los sumos sacerdotes y a los escribas, y lo condenarán a muerte y lo entregarán a los gentiles, para que se burlen de él, lo azoten y lo crucifiquen; y al tercer día resucitará».
Entonces se le acercó la madre de los hijos de Zebedeo con sus hijos y se postró para hacerle una petición.
Él le preguntó:
«¿Qué deseas?».
Ella contestó:
«Ordena que estos dos hijos míos se sienten en tu reino, uno a tu derecha y el otro a tu izquierda»
Pero Jesús replicó:
«No sabéis lo que pedís. ¿Podéis beber el cáliz que yo he de beber?».
Contestaron:
«Podemos».
Él les dijo:
«Mi cáliz lo beberéis; pero sentarse a mi derecha o a mi izquierda no me toca a mí concederlo, es para aquellos para quienes lo tiene reservado mi Padre».
Los otros diez, al oír aquello, se indignaron contra los dos hermanos. Y llamándolos, Jesús, les dijo:
«Sabéis que los jefes de los pueblos los tiranizan y que los grandes los oprimen. No será así entre vosotros: el que quiera ser grande entre vosotros, que sea vuestro servidor, y el que quiera ser primero entre vosotros, que sea vuestro esclavo.
Igual que el Hijo del hombre no ha venido a ser servido sino a servir y a dar su vida en rescate por muchos».

Palabra del Señor.

Nota: SUSPENDIDO Anuncio en Granada (Moraleda de Zafayona): 12 de marzo de 2020 a las 20:00h. Parroquia Nuestra Señora de las Angustias.

Cáliz de humildad.

Señor, me quedo con Tu frase de “¿Podéis beber el cáliz que yo he de beber?” Creo que esa es la pregunta que me haces hoy. Los hijos del Zebedeo no pedían nada malo, pedían estar a Tu lado en la eternidad. Por eso no les reprendes y les marcas el camino para estar cerca de Ti: Beber Tu cáliz.

A lo largo del día a día me pones muchas oportunidades para beber Tu cáliz, porque me quieres cerca de ti en Tu reino. No debo plantearme si son justas o injustas todas esas situaciones. Simplemente acogerlas como una oportunidad que me das para acercarme a ti. Dame fuerzas, Señor para beber Tu cáliz, el cáliz de los desprecios y las humillaciones. El cáliz de ser servidor, de vivir “para” mi esposo.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Andrés: Señor, te he pedido muchas veces que me libres de mi orgullo y creo que todos los días me pones muchas circunstancias con mi esposa para liberarme de él.
Almudena: Yo me rallaba pensando que no podía ser que, frente a la misma situación, tu visión y la mía fuesen tan diferentes. Los dos nos sentíamos agredidos por el otro y ninguno de los dos entendía por qué. Me doy cuenta que no tenemos que buscar culpables, sino vivir esas situaciones como oportunidades para trabajar nuestra humildad. Son pruebas que permite Dios para hacer posible que vaya creciendo nuestra humildad.
Andrés: Exacto, y las estamos desperdiciando por echarnos la culpa el uno al otro y por defendernos el uno contra el otro. Pero ya hemos aprendido las argucias del demonio y a partir de ahora aprovecharemos todas esas situaciones para crecer en el amor.

Madre,

Queremos beber el cáliz siguiendo las señales de cada día, sufriendo y amando como hace Jesús para salvarnos, y así vivir en el amor de Dios. Estamos en Tus manos, Madre. Llévanos hasta Él. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Miles de personas se perderán esta noticia si tu no nos ayudas

DONA AHORA