Miércoles, 20 de noviembre de 2019

Religión en Libertad

Blog

En exclusiva J.Lasquetty: Lo que menos me gusta de mi trabajo es "pagar abortos con fondos públicos"

por En cuerpo y alma

 
 
            Cuando entré en contacto con el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández Lasquetty, viejo amigo mío por otro lado, ya le advertí que esta no era una entrevista al uso, y que por una vez para él, íbamos a hablar de todo menos de sanidad propiamente dicho, aunque evidentemente, todo lo que dijera tendría repercusión en su labor de gobierno. No me decepcionó el consejero, hombre de principios y de valores. He aquí algunas de las cosas que me contó.
 
 
Dios
 
            “Creo firmemente en la existencia de Dios. No me siento una persona particularmente religiosa, pero me considero un cristiano.”
 
            “Gracias a la existencia de Dios y a la creencia en Dios, a lo largo de la historia todos los seres humanos han ido siendo vistos como sujetos de una dignidad propia, de una singularidad propia, todos hijos del mismo Dios, y todos susceptibles de recibir el mismo trato, los mismos derechos, las mismas obligaciones”.
 
            “El dios de los cristianos en el que yo creo es un dios mucho más integrador que el de muchas otras religiones”
 
 
Familia
 
            “La familia es una de las instituciones más importantes de la historia del género humano. Todo lo que contribuya a minar o laminar a la familia me parece que es profundamente lesivo para la sociedad en su conjunto y para cada unas de las personas que la conforman. En ese sentido, políticas expresamente dirigidas a ofender, a hacer que muchos españoles sintieran que el concepto de familia tal como lo veníamos entendiendo en los últimos años, era algo caduco o algo de lo que uno se debía avergonzar, que es la política de Zapatero, me parece que ha sido de las cosas que más daño ha hecho a la sociedad. Se hacía además con el exclusivo propósito de ofender, y de esconder algo que es consustancial. Y que es consustancial, por cierto, a todas las generaciones. A mí me llama muchísimo la atención, después de todo el discurso político de la izquierda, y muy particularmente de la izquierda de estos últimos años, tratando de ofender a la familia, lo familiares que son la gente de la generación de mis hijos, lo ves en las encuestas también. No han conseguido nada, pero han hecho mucho daño por el camino”.
 
 
Aborto
 
            “Desde que tengo noción de su existencia he sido siempre absolutamente contrario al aborto. No es como se nos ha dicho muchas veces que una mujer disponga de sí misma, sino que esta disponiendo de otro, porque es una persona que será una persona diferente, y que no tiene ningún derecho, aunque comprenda que en algunos casos las circunstancias puedan ser muy graves, a disponer de la vida de otra persona y de su hijo”.
 
            “El aborto, se dice muchas veces, es un fracaso, y estoy seguro que ninguna de las mujeres que se ha sometido a un aborto ha sentido nada bueno con ello. Otra cosa es que lo haya hecho, desgraciadamente. Pero en ese sentido me parece que todo lo que tendamos a hacer para favorecer un discurso a favor de la vida es necesario. Yo lo he intentado hacer en todas las responsabilidades que he tenido. Y debo decir que algo que no me gusta nada, por no decir que es lo que menos me gusta de mi responsabilidad como consejero, es que una ley todavía vigente me obliga a financiar abortos con fondos públicos, y además me obliga de una manera que no me deja ninguna escapatoria. De tal manera que en tanto no cambie esa ley, que ojalá cambie pronto, y confío en la promesa del presidente del Gobierno de que así sería, pues me veo en esa obligación legal e ineludible… Pero bien me gustaría no hacerlo”.
 
 
Eutanasia, muerte digna
 
            “Nada bueno hay cuando se emprenden políticas o se legisla en la dirección de acelerar el final de la vida, entre otras cosas porque ya se van viendo consecuencias, y hay estudios bien documentados con respecto a la realidad de lo que ocurre en Holanda y cómo la mera existencia de una legislación que permite la eutanasia, está haciendo que haya personas mayores a las cuales se les ejerce una cierta presión, de orden casi emocional, que les conduce al final a desear que les den muerte, porque no quieren ser una carga, o molestar más, ni generar más gasto o más incomodidad a su familia”.
 
            “Me parece que es de las crueldades mayores que se puede cometer contra un anciano, darle a entender que si adelante un poco lo que la naturaleza o la providencia harán indefectiblemente, pues que tampoco pasa nada”.
 
            “Hay un discurso de la muerte en la izquierda. Yo fui diputado durante los tres primeros años de mandato Zapatero, y había tardes en el Congreso que me decía ¡qué horror! Todas las iniciativas que presentaba la izquierda, PSOE, IU, ERC, todas trataban sobre la muerte: una era sobre la eutanasia, la muerte digna, como se le quiera llamar; otra era sobre las fosas de la guerra civil; otra era sobre el aborto. Y me decía ¿pero qué hay en la muerte que a la izquierda española le causa una especie de atracción o ese deseo de convertirla en un objeto de la acción política, cuando debe ser al revés, todo el esfuerzo y el trabajo al frente de una organización magnifica de personas magnificas profesionales de la sanidad cuyo objetivo es precisamente evitar que eso suceda? Creo que es uno de los rasgos que manifiesta la pérdida de valores en una parte de la sociedad española, y concretamente, de la izquierda española”.
 
 
Principios que inspiran su actividad política
 
            “Lo primero es que tengo claro que, yo por lo menos, si estoy en política es por principios y por valores, y para defenderlos, sostenerlos, tratar de convencer de ellos al mayor número de personas, y cuando tengo responsabilidades de gobierno o parlamentarias, tratar de llevarlas a efecto. ¡Ojo, que esto no es común! Hay políticos que piensan que la política consiste en el ejercicio del poder. El caso de Zapatero es el más paradigmático, probablemente el de Rubalcaba también: la política consiste en el logro del poder y su conservación a toda costa. ¿Para qué? Ah eso luego ya veremos, ya iremos viendo, para lo que en cada momento cuadre”.
 
            “Yo me considero y soy un liberal, un liberal clásico. Creo en el individuo, en la persona, y en cada uno de los seres humanos como alguien dotado de libertad y también de responsabilidad. Creo, como decía John Locke, hemos nacido libres del mismo modo que hemos nacido racionales. Creo, como decía Jefferson, que tenemos como verdades evidentes el derecho a la libertad, a la igualdad y a la búsqueda de la felicidad, es decir a que cada uno se construya su proyecto vida sin que nadie, ni siquiera intentando hacerle el bien, se convierta en un ogro filantrópico, que el Estado se convierta en un ogro filantrópico que nos dice cómo tenemos que ser felices, cómo tenemos que cuidarnos a nosotros mismos. No, yo no creo en eso. Creo en la libertad como el valor fundamental del que deriva la dignidad humana”.
 
            “Creo que libertad va unido a responsabilidad siempre: Si uno no es responsable de las consecuencias de su propias decisiones, entonces es de broma, es una libertad falsa. Y además de que sean valores y principios en los que creo per se, por mi concepción del hombre, son los valores que han conducido a millones y millones de personas de una existencia que hace doscientos años era de penuria y de frío, a esta Europa opulenta de hoy y, a las más altas cotas de bienestar que ha conocido el género humano. Y por lo tanto, creo que además es útil. La política liberal, además, da resultados”.
 
 
 
            ©L.A.
            Si desea suscribirse a esta columna y recibirla en su correo cada día,
                o bien ponerse en contacto con su autor, puede hacerlo en encuerpoyalma@movistar.es
 
 
 
Otros artículos del autor relacionados con el tema
(puede hacer click sobre ellos si desea leerlos)
 
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Miles de personas se perderán esta noticia si tu no nos ayudas

DONA AHORA