Miércoles, 19 de junio de 2019

Religión en Libertad

Blog

¡Qué ganas de distorsionar la renuncia papal!

¡Qué ganas de distorsionar la renuncia papal!

por Duc in altum!

 Ya es demasiado. En los últimos días -ante la renuncia del Papa- son muchos los que dentro y fuera de la Iglesia, no dejan de acusar y especular sobre conspiraciones, presiones y ataques que pudieron acelerar la sucesión papal. Aunque no se puede negar la existencia de la cizaña alrededor del trigo, tampoco es posible seguir buscando otros motivos distintos a la edad y, por ende, al frágil estado de salud del Papa Benedicto XVI. ¿Por qué les cuesta tanto trabajo aceptar que una persona próxima a los 86 años puede llegar a estar incapacitada como para ejercer el ministerio Petrino? Ciertamente, Juan Pablo II murió en la cátedra de San Pedro, sin embargo, era otro tiempo y temperamento. Los Papas son muy diferentes entre sí. Con esto, no quiero decir que Benedicto XVI tenga una fe menor a la del beato Karol Wojtyla, sino que hay que entender la personalidad de cada uno. El ímpetu varía, lo mismo que el contexto histórico. Ni está mal renunciar, ni es incorrecto esperar hasta el final. Todo depende de las necesidades que tenga la Iglesia en ese momento.

Para mí, la cuestión es muy clara: el Papa –aunque conserva una lucidez mental envidiable- tiene problemas para los largos viajes apostólicos. Tomando en cuenta que vivimos en la era de la comunicación y del transporte, resulta imprescindible que un Papa salga del Vaticano para poder encontrarse en diferentes puntos geográficos del mundo. Por otro lado, hay una máxima del Derecho que dice que “nadie está obligado a lo imposible”. Dicho de otra manera, no se le puede pedir a un octogenario que tolere el ritmo laboral de una persona de 65 años de edad. Habrá sus excepciones, sin embargo, no es el caso del Papa Benedicto XVI. Él mismo lo ha dicho una y otra vez. Además, ¡no ganaría nada con mentirnos!

Podríamos hablar de ventajas y desventajas ante la renuncia de un Papa, sin embargo, lejos de seguir especulando, lo mejor es abrirse con optimismo a la Sede Vacante y al Cónclave. Nuestra oración -aunque alguno nos tache de ingenuos- será determinante para la elección del nuevo sucesor de San Pedro, del próximo Vicario de Cristo. Posiblemente, haya dimes y diretes entre los cardenales –quienes son tan humanos como nosotros-, sin embargo, el Espíritu Santo sabrá hacerse presente y dar paso al consenso, bajo el signo de la fumata blanca. 

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Sólo con tu ayuda podremos seguir haciendo noticias como esta

DONA AHORA