Lunes, 21 de octubre de 2019

Religión en Libertad

Blog

La decadencia que viene (II): la Superficialidad

La decadencia que viene (II): la Superficialidad

por Los Tres Mosqueteros

Ya hemos visto que la Tendencia a la Autodestrucción es el primer síntoma que presentan las principales sociedades que decaen. Vamos ahora por el segundo, que seguro que irrita a más de uno. Pero les recuerdo que estos síntomas están tomados de la observación de casos reales, así que…

El segundo síntoma de las sociedades decadentes es: la Superficialidad. Las sociedades que entran en decadencia tienden a la superficialidad.

Esta superficialidad también se manifiesta bajo varios aspectos.

El primero es tomar lo original por lo bueno. Lo original sólo tiene el valor de la originalidad, pero que algo original sea bueno o no dependerá de otros muchos factores, por ejemplo de si el creador es inteligente o torpe, si tiene buen gusto o no… Llamativo es el caso del pintor que expuso en Nueva York, y dos años después de aplausos y admiraciones, fue a ver su obra indignándose cuando vio ¡que estaba colgada al revés! Pero no hace falta poner más casos, ¿verdad? Y no hablo de cerrarse a la innovación, no. Es una cuestión de saber distinguir lo original (que no es gran cosa), de lo bueno, lo bello, que sí lo es.

El segundo aspecto es el auge de lo feo. Esto tiene mucha relación con lo anterior, y es tan obvio que no vale la pena detenerse. Todos vemos los videoclips, el teatro moderno, las bienales varias, la inauguración de las Olimpiadas de Londres... Incluso las muñecas monster. ¿Puede usted reconocer este auge de lo feo en su entorno?

El tercer aspecto es el sentimentalismo. En las sociedades decadentes el sentimiento predomina sobre la razón. No se opina, ni se actúa, por razones, sino por sentimientos. Lo que importa es lo que yo siento, lo que tú sientes. Y esta preponderancia del sentimentalismo lleva a la sinrazón. ¿Hay predominio del sentimiento sobre la razón en nuestra sociedad?

El cuarto aspecto lo podríamos llamar el “Cavernismo”. Esto es el regreso a las cavernas: la ley del más fuerte. El paso del salvajismo a la civilización fue precisamente entender que frente al derecho del más fuerte está la defensa del débil y el respeto a todos por igual. ¿Es así hoy nuestra sociedad? ¿Se comportan así los países? ¿Aplican la ley del más fuerte las empresas y los sindicatos? ¿Conoce a alguien que se comporta así? ¿Ha visto usted esta actitud recientemente?

Y quinto, y último, el exotismo y el esoterismo. Tal y como suena, las sociedades decadentes demuestran un interés desmedido por lo exótico, hasta el punto de sustituir sus creencias por otras, da igual la que sea. Y a la vez, como ya no sabe en qué cree, pues acaban en lo esotérico: astrólogos, echadores de cartas, horóscopos… ¿Estamos ya en este punto?

(Continuará)

Aramis

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Noticias como esta llegan al corazón de miles de personas. Por favor ayúdanos a continuar

DONA AHORA