Domingo, 21 de julio de 2019

Religión en Libertad

Blog

De la Virgen de Guadalupe, patrona de la Hispanidad

por En cuerpo y alma

 
            Sí señores, como lo oyen, pues en el año 1928, en una magnífica ceremonia que van a poder contemplar Vds. en el vídeo que adjunto restaurado por la Filmoteca de Extremadura a partir del original propiedad de la comunidad franciscana del Monasterio de Guadalupe, la Virgen de Guadalupe cuya festividad celebramos hoy, fue coronada por el Cardenal Primado de España, Pedro Segura, como Reina de las Españas, en una solemne ceremonia en la que estuvo presente el Rey de España S. M. D. Alfonso XIII

 

            Para realizar tan solemne coronación, el Cardenal Segura eligió la fecha del 12 de octubre, y no lo hizo al azar, cuanto que en día tal se produjo el avistamiento y descubrimiento por los barcos españoles que mandaban Cristóbal Colón y los hermanos Pinzones del primer territorio americano nunca visto por ojos de un europeo, lo que casa bien con la expresa intencionalidad del acto: coronar a la Virgen de Guadalupe como Reina de las Españas y patrona de la Hispanidad. Si bien no deja de resultar curioso, o hasta chocante, que por mor de las circunstancias, se eligiera la fecha en la que se conmemora también a la Virgen del Pilar, que después de todo, no deja de representar, permítanme Vds. la expresión, la “competencia”, por lo que al disputado patronazgo de la Hispanidad se refiere (haga click aquí si desea conocer las circunstancias que rodean la proclamación de la Virgen del Pilar como patrona de la Hispanidad).
  
 

           Las razones que tradicionalmente se han presentado como aval del patronazgo de España de la Virgen de Guadalupe son varias, que cabe resumir en las siguientes:
 
            1º.- La ya mencionada intencionalidad del acto realizado por el Cardenal segura en 1928, eligiendo además para la coronación de la Virgen la fecha en la que se conmemora precisamente el descubrimiento de América.
 
            2º.- La puebla y villa de Guadalupe fue visitada en varias ocasiones por Colón antes de su partida a tierras americanas, cosa que aconteció el 21 de abril de 1486 y el 5 y 6 de 1489, y en Guadalupe se entrevistó con los Reyes Católicos. Desde Guadalupe se expiden por la Reina Isabel las cartas en las que se urgía el equipamiento y partida de las naves.
 
            3º.- De vuelta en España tras la expedición descubridora, Colón vuelve a visitar Guadalupe en dos ocasiones, en 1493 a la vuelta de su primer viaje, y en 1496, a la vuelta del segundo. También visitarán Guadalupe otros ilustres conquistadores americanos, como Hernán Cortés que lo hace en 1528 para agradecer a la Virgen la curación de la picadura de un alacrán, según relata Bernal Díaz del Castillo.
 
            4º.- En 1493, en el curso de su segundo viaje y en cumplimiento de la promesa realizada, Colón impone el nombre de Guadalupe a una de las islas antillanas, siendo así que a partir de ese momento, hasta seiscientas localidades iberoamericanas son bautizadas con ese nombre, a las que añadir tantos otros lugares fuera de América.
 
Bautizo de los indios Pedro y Cristóbal en Guadalupe. J. M. Núñez.

            5º.- En Guadalupe serán bautizados los primeros indios, Cristóbal y Pedro, traídos precisamente por Colón desde América en la que es la última visita del Almirante a la puebla y villa. Acto que por cierto, se llevó a cabo en una pila bautismal ubicada en el interior del santuario colocada como taza en la fuente de su Plaza Mayor en el siglo XIX.
 
            6º.- La revelación de la propia Virgen que se aparece en tierras americanas, concretamente en Méjico, de que ella es la Virgen de Guadalupe, según describe el libro de las apariciones, el Nican Mopohua:
 
            “Le dijo su tío [Juan Bernardino, uno de los dos indios a los que se apareció] que era cierto, que en aquel preciso momento lo sanó, y la vio exactamente en la misma forma en que se le había aparecido a su sobrino, le dijo cómo a él también lo había enviado a México a ver al obispo; y que también, cuando fuera a verlo, que todo absolutamente le descubriera, le platicara lo que había visto y la manera maravillosa en que lo había sanado, y que bien así la llamaría, bien así se nombraría: la perfecta Virgen Santa María de Guadalupe, su Amada Imagen”.
 
            Parece que en algún momento de la historia, el tema de la elección de la patrona de la Hispanidad, que hoy parece resuelto a favor de la Virgen del Pilar, dio lugar a un debate mucho más intenso de lo que podamos imaginar. En el artículo que firma en la publicación digital Hoy.es, Arturo Alvarez Alvarez, de la Real Academia Sevillana de Buenas Letras, asegura que con motivo de las fiestas del centenario de Francisco Pizarro celebradas en Guadalupe el día 25 de junio de 1941 y presididas por Ramón Serrano Súñer, a la sazón ministro de Asuntos Exteriores y presidente también del Consejo de la Hispanidad, el entonces superior del monasterio extremeño, Fray Santiago Gorostiza, tras realizar una documentada exposición sobre la relación entre la Virgen de Guadalupe y la América hispana, le pidió que solicitara de Franco su declaración como Patrona de la Hispanidad.
 
            Siempre según el mencionado artículo, se habría encargado entonces a quien era presidente de la Comisión Permanente del Consejo Superior de Misiones, el franciscano Juan R. de Legísima, a quien Dios premió con una larga vida que alcanzó los cien años, el estudio del tema. Y según Arturo Alvarez “por boca del mismo padre Legísima -al que me unió una gran amistad [curiosamente también mi padre fue buen amigo del franciscano]-, sé que dicho trabajo fue encargado por él a dos religiosos, por igual competentes historiadores: el Pilar, al jesuita extremeño Constantino Bayle y el de Guadalupe, al franciscano aragonés Carlos G. Villacampa. El resultado de su investigación fue entregado al Consejo de la Hispanidad en diciembre de 1941, por el propio fray Legísima. Los resultados a favor del Pilar fueron publicados por el padre Bayle en la revista ´Razón y Fe´ (número de enero, 1941, páginas de la 5 a la 32) y las del padre Villacampa, en su libro Santa María de Guadalupe en Indias (Sevilla, 1942). Y sus conclusiones fueron que mientras el santuario de Guadalupe estuvo íntimamente ligado tanto al descubrimiento de América como a su colonización y evangelización, las razones tocantes al Pilar se sintetizaron en que su veneración en la América Española no comenzaba hasta la segunda mitad del siglo XVII, según el erudito estudio”.
 
            Como quiera que sea, un decreto del Gobierno español de fecha 10 de enero de 1958 firmado por Francisco Franco y Luis Carrero Blanco, establecerá la fecha de su festividad, el 12 de octubre, como fiesta nacional y Día de la Hispanidad, con lo que por más que parezca lo contrario al elegir la fecha en que se conmemora la Virgen del Pilar, tampoco toma partido en la contienda entre vírgenes, pues a la Virgen maña no se la menciona en el decreto.
 
            Más explícito se mostrará el Papa Pío XII, quien sólo tres meses después, el 28 de abril de 1958, y como si quisiera dotar de contenido el decreto del Gobierno español, en su Alocución a los peregrinos durante la beatificación de la monja española Teresa de Jesús Jornet e Ibars, sí se refiere a la Virgen del Pilar como “Reina de la Hispanidad”. Algo que por otro lado, no era la primera vez que hacía, pues ya el 28 de octubre de 1945 en su radiomensaje a los fieles argentinos en el I Centenario del apostolado de la oración, había aludido a ella como “gran madre de la Hispanidad”.
 
 
            ©L.A.
            Si desea suscribirse a esta columna y recibirla en su correo cada día,
                o bien ponerse en contacto con su autor, puede hacerlo en encuerpoyalma@movistar.es
 
 
Otros artículos del autor relacionados con el tema
(haga click en el título si desea leerlos)
 
 
 
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Esta noticia sólo la podemos hacer con tu ayuda

DONA AHORA