Viernes, 18 de septiembre de 2020

Religión en Libertad

Blog

Un escrito de 1934, de un médico de origen español desde Argentina

"Defiéndase de la Iglesia Católica"

por Victor in vínculis

La dedicatoria del original (que se conserva en la Causa General) que me hace llegar José Manuel Ezpeleta, excelente investigador y hombre generoso en compartir sus hallazgos, dice:

Enrique Rodríguez Iturbide, desde Buenos Aires el 22 de enero de 1936:

“Al muy distinguido intelectual don Francisco Largo Caballero, glorioso y genuino representante de la espiritualidad civilizadora de nuestra Patria, con el más grande y desinteresado afecto”.

Algo cínica la dedicatoria, pero para ellos clarividencia de lo que esperaban. El trabajo estaba fechado en Buenos Aires, el 22 de septiembre de 1934. Rodríguez Iturbe era un médico de origen español, formado en Argentina, y que residía en dicho país desde la década de los ochenta del siglo XIX.

Por su parte, Francisco Largo Caballero (conocido como Lenin español) participó activamente en la campaña de las elecciones de febrero de 1936 defendiendo la candidatura del Frente Popular. En un mitin celebrado en Linares el 20 de enero de 1936 dijo: La clase obrera debe adueñarse del poder político, convencida de que la democracia es incompatible con el socialismo, y como el que tiene el poder no ha de entregarlo voluntariamente, por eso hay que ir a la revolución…

Para el PSOE la cuestión religiosa seguía como asunto clave en su política para fortalecer la República. Y Largo Caballero lo había dejado claro en la campaña electoral.

El escrito está lleno de tópicos, que no me vale la pena deshacer (solo pongo las fotos en tono de contra réplica). Pero conviene tener claro lo que pensaban y lo que piensa.

Y a nosotros nos conviene saber que vivimos en Él, que es la Verdad. Y tener paz.

 

DEFIÉNDASE DE LA IGLESIA CATÓLICA

PORQUE: explota y mixtifica el ideal religioso puro y la verdadera moral predicadas por las religiones orientales antiguas, por los primeros apóstoles del cristianismo y grabados en lo más íntimo del corazón de los hombres, por suprema divinidad.

PORQUE a la vez que nos habla de caridad, sus dirigentes acaparan las más valiosas riquezas del mundo, mientras la mayoría de la humanidad se debate en el hambre y la miseria.

PORQUE a la vez que predica la humildad, sus magnates se sientan en trono de oro y de brillantes, aliándose preferentemente a los ricos y a los poderosos.

PORQUE a la vez que predica el amor al prójimo, no hay religión como la católica haya instituido una inquisición donde por orden de su clero perecían en las hogueras millares de seres, haya desatado las guerras religiosas más sangrientas y haya perseguido con igual intransigencia a los defensores de la ciencia, de la moral, de la verdad y de la justicia.

DEFIÉNDASE de la Iglesia Católica, porque su Jefe Supremo el Papa, sin documentación probatoria alguna se adjudica como lo hacen otros jefes de las más distintas religiones, la suprema divinidad y la más absoluta infalibilidad religiosa, no siendo posible que la suprema divinidad haya delegado directa ni indirectamente su más solemne representación en hombres susceptibles en las distintas épocas y ocasiones de corromperse moral o espiritualmente, según nos lo demuestra la historia al afirmar en forma documentada las grandes orgías de algunos Papas y Cardenales en el Vaticano.

PORQUE como si todo esto no fuera bastante hubo épocas en la historia llamadas del cisma católico en que esta representación e infalibilidad se vio mal parada al existir división entre los católicos que reconocían a la vez distintos Papas o Jefes de la Iglesia.

PORQUE sin aportar nada en relación a sus cuantiosos bienes terrenales, la Iglesia Católica con la protección incondicional de la mayoría de los potentados y de algunos gobiernos, asume la dirección y distribución de la caridad pública y privada creando y administrando con el dinero de los demás, asilos, templos, escuelas, altares y hospitales, con el fin de ejercer una influencia espiritual y material omnímoda sobre el pueblo, al dar la sensación ante la masa inconsciente de que todo se lo deben a ella y subyugándola a sus imposiciones doctrinarias.

PORQUE para distribuir la caridad pública, enseñar el ideal religioso puro, la verdadera moral, la inmortalidad de las almas y crear asilos, escuelas y hospitales, no necesita el pueblo de intermediarios que con su pan en una mano y la amenaza de los terrores del más allá en la otra, le impongan amalgamadas con unas pocas verdades convicciones contradictorias y disparatadas y que le obliguen a depositar en los confesionarios las más secretas intimidades del hogar.

PORQUE para distribuir la caridad pública, no necesita el pueblo de intermediarios como la Iglesia Católica que amparada por algunos gobiernos, y por algunos sectores del periodismo se vale de su omnímoda sugestión e influencia sobre los ignorantes y los débiles mentales para que la mayoría de estos le entregue al morir para adorno de las imágenes y de los altares sus cuantiosas fortunas, existiendo tantos seres que padecen las más crueles necesidades.

PORQUE no necesita el pueblo de intermediarios que se regocijen de que las mujeres y los niños hambrientos vayan a los templos a inclinarse y a golpearse el pecho ante los grandes tesoros que ostentan en esos templos y en las imágenes que se exhiben en ellos.

DEFIÉNDASE  de la Iglesia Católica porque todas estas criminales enormidades tienen tanto de moral y de cristianas como la Iglesia Católica de caritativa, de humilde y de amor hacia la humanidad.

PORQUE para reconocer la existencia de la Suprema Divinidad, la inmortalidad de la chispa divina de nuestro espíritu manifestadas a través de la expresión evolutiva del mundo físico, la de la ciencia, de la moral pura y de la verdad, no necesita la humanidad creer en los paraísos terrenales, en el pecado original, en la costilla de Adán, o en los largos tenedores de los demonios en los infiernos, conclusiones todas éstas creadas por la diabólica imaginación de algunos filósofos.

DEFIÉNDASE de la Iglesia Católica por el Dictatus Papae de Gregorio VII y el Syllabus de Pío IX constituyen una de las pruebas más evidentes de la audacia y despotismo inconmensurable de la Iglesia Católica.

PORQUE la leyenda del Niño Dios nacido de madre Virgen era conocida en China por los menos 5.000 años antes de la época que se dice que vino Cristo al Mundo.

PORQUE la Cruz y el Disco Solar, (según lo saben los científicos), que aparece adornando la cabeza de Cristo, eran adorados por las distintas religiones orientales antiguas, en el África y en México, muchos miles de años antes de la época en que se dice que vino Cristo, habiendo aparecido grabados en los muros de los templos y en los vasos sagrados de los sacerdotes ya fueran budistas, bramanistas o mazdeistas como un símbolo sagrado de adoración al Sol y al Fuego que en los primitivos tiempos era conseguido con el frote de dos maderos puestos en cruz.

PORQUE a pesar de que la Iglesia Católica anatematiza a las religiones paganas, ella disfraza sus concomitancias de dominio y de avaricia con la esencia religiosa pura de estas religiones, y copia exactamente la mayor parte del ceremonial esotérico del hinduismo, del Judaísmo y del Paganismo integral.

PORQUE la Iglesia Católica valiéndose del incondicional ascendiente adquirido sobre la gran masa inculta que ignora en absoluto y que ni siquiera podría comprender este enmarañado tejido de los entretelones clericales, presiona en determinados países a los gobiernos, al parlamento, al periodismo y al poder judicial para emprender con las mayores ventajas las más lucrativas empresas comerciales.

DEFIÉNDASE de la Iglesia Católica porque con unas pocas verdades religiosas y morales inculca en sus escuelas a los niños indefensos una gran cantidad de errores y falsedades que están en perfecta contradicción con los más elementales conocimientos de la época.

PORQUE sin pagar impuestos ni otras gabelas que pagan los demás, ha creado en distintas partes del mundo, colegios y asilos, que la Iglesia Católica les da el nombre de gratuitos, donde instala talleres y a camino de una escasa alimentación y de un sencillo vestir hace trabajar en ellos sin remuneración alguna a una infinidad de jóvenes y niños, beneficiándose la institución clerical de la mayor parte del producto de este trabajo, sin que esto impida de que además sin un mediano control se hagan colectas que se dice son en su totalidad para estos asilos; colectas que en las mismas condiciones y con los más distintos motivos son organizadas en todas las naciones católicas y no católicas, por el clero.

PORQUE llama elementos peligrosos y disolventes que atentan contra la sociedad, la Patria, la religión y la familia a los que respetando el sagrado concepto de estas sublimes entidades, solo aspiran a dignificar y a modificar la contextura jurídica, política, social y religiosa de las mismas en lo que tiene de inmoral y de inhumano.

DEFIÉNDASE de la Iglesia Católica, porque sacrifica a sus fanáticos, enviándolos a civilizar indios a las regiones más apartadas, explotando con el trabajo a los indígenas las riquezas de estas regiones y extendiendo su influencia avasalladora sobre ellos.

Dr. Enrique Rodríguez Iturbide

Buenos Aires, 22 de septiembre de 1934

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Sin tu ayuda, seguramente mañana no podremos hacer noticias como esta

DONA AHORA