Viernes, 14 de agosto de 2020

Religión en Libertad

Blog

El beato Saturnino Ortega, mártir de la persecución religiosa, era un gran poeta

El primer anticlerical

por Victor in vínculis

Satanás, en un rato de coraje,

quiso al mundo probar

hasta dónde llegaban los poderes

del abismo infernal.

 

Del odio, la mentira y la soberbia

hizo el zumo sacar,

lo agitó con el rabo, y brotó al punto

un anticlerical.

 

Al presentar su engendro a los demonios,

cuentan que Satanás,

cruzándose de brazos, rugió alegre:

¡ya puedo descansar!

 

El irá por el mundo arrebatando

a Cristo su heredad,

su paso por la tierra será horrible

como el del huracán.

 

No faltarán jamás en sus discursos

aires de libertad;

así engañará al pueblo, pero al cabo,

será un tirano más.

 

Oyéndole aplaudir el libre culto

cualquiera pensará,

que por el fuego del amor divino

se siente devorar.

 

Que quiere para el Dios de sus amores

un templo y un altar,

y el necio es un ateo miserable

sin rastro de piedad.

 

Aspira a laizar el matrimonio

pero todo no más,

que porque al muy lascivo le molesta

el lazo conyugal.

 

Como el gentil de la podrida Roma

él quisiera gozar,

mudando de mujer como se muda

de ropa o vecindad.

 

Cuando habla de enseñanza, su bandera

es la escuela laical,

sin Dios, sin religión, porque él no tiene

la fe en un más allá.

 

Los frailes, sobre todo, le revientan,

para eso es liberal,

pero amando a los curas de la aldea

los deja hasta sin pan.

Pretendiendo que el fraile en su convento

no hace sino rezar,

exigirá impaciente su exterminio

por vago y holgazán.

 

Mas cuando haya probado en ciencias y artes

su laboriosidad,

alegando imposibles competencias,

lo mismo pedirá.

 

Quiere justicia por la casa ajena,

Por la suya jamás;

Su conciencia es hacer lo que le place,

Su honor es su caudal.

 

Tal es el monstruo que abortó el infierno

En su odio a la verdad;

Le apellidan progreso, y no se engañan,

Es progreso del mal.

Antes de ser destinado a Talavera de la Reina el beato Saturnino Ortega fue párroco en Santa Cruz del Retamar. En la Navidad de 1906 escribe esta composición, que fue publicada en "El Castellano el 8 de enero de 1907. Han pasado 112 años y su actualidad sigue valiendo.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Miles de personas se perderán esta noticia si tu no nos ayudas

DONA AHORA