Miércoles, 28 de septiembre de 2022

Religión en Libertad

Blog

1934-1939... una larga lista de más de diez mil nombres

Los nombres de nuestros mártires que no debemos olvidar (1)

por Victor in vínculis

Cada vez que he tenido ocasión de moverme por nuestra piel de toro para acudir a las beatificaciones de nuestros mártires me he encontrado con agradables sorpresas. Placas, a veces enormes sobre todo por el gran número de sacerdotes que deben recoger, recordando las gestas de los cientos y cientos de sacerdotes diocesanos asesinado in odium fidei de 1934 a 1939.

EN EL SEMINARIO DE SAN JULIÁN DE CUENCA

La última en el Salón de Actos del Seminario de San Julián de Cuenca. Los nombres de los mártires eran, en justicia, los que verdaderamente presidían el acto de clausura de la fase diocesana del proceso de 87 mártires de la persecución religiosa, cuyos expediente en breve serán trasladados a Roma para unirse a los de la Causa Toletana que ya están en la Congregación para las Causas de los Santos.

Esta de Cuenca se colocó en 1951. Lleva coronando los nombres la famosa frase de San Cipriano en latín: Pretiosa mors est, quae emit immortalitatem pretio sui sanguinis [preciosa es la muerte, que compra la inmortalidad al precio de su sangre. La cita pertenece a una carta  que el Obispo de Cartago dirige a los confesores y mártires, es una clara exhortación y admiración hacia todos aquellos que han confesado la fe en Cristo]. 

120 nombres encabezados por el del beato Cruz Laplana Laguna, obispo de Cuenca.

EN EL TRASCORO DE LA CATEDRAL-MEZQUITA DE CÓRDOBA

Hace unos meses, cuando tuvieron lugar las beatificaciones en Córdoba, en el trascoro pude fotografiar estas otras. A izquierda y derecha, con la inscripción: Sacerdotes diocesanos que dieron su vida por Cristo en la persecución religiosa 1936-1939. Aquí son 86, los nombres grabados sobre las lápidas.

EN LA SACRISTIÁ DE LA CATEDRAL DE TORTOSA

El obispado de Tortosa tiene un origen muy antiguo, el primer obispo documentado es Ursus, que asistió al concilio de Tarragona del año 516. El obispo Berenguer de Prats (1316-1340) fue el impulsor de la catedral gótica, obra que comenzó en 1346. Menos conocida pues, sin embargo, en su Catedral se conserva esta hermosa lápida. Enorme, porque enorme fue el sacrificio de su clero... ¡¡¡295 sacerdotes!!!

El 3 de noviembre de 1939, ocho meses después ya estaba colocada estaba lápida. Abajo se lee que el Excmo. y Rvdmo. Sr. Obispo, el Excmo. Cabildo Catedral y el Rvdo. Clero Parroquial de la diócesis de Tortosa [dedican este memorial] a sus hermanos sacerdotes asesinados por odio a Cristo en la persecución religiosa de 1936 a 1939.

Arriba se lee u versículo del salmo 79, versículo 3: Effuderunt sanguinem servorum tuorum [ipsorum] tamquam aquam in circuitu Jerusalem  ["Han derramado como agua la sangre de tus siervos en torno a Jerusalén].

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda