Jueves, 22 de agosto de 2019

Religión en Libertad

Blog

Popieluszko, mártir del comunismo (y 3)

por Jorge López Teulón

Popieluszko, la libertad está en nosotros
Finalmente, tras los diferentes preestrenos, la semana que viene llega a las pantallas la película “Popieluszko, la libertad está en nosotros”. Como ya recordábamos en artículos anteriores, Popieluzsko fue asesinado en 1984 a manos de agentes secretos del gobierno en la oprimida Polonia de la década de 1980. La película de Rafal Wieczynski ya fue aplaudida por un millón y medio de espectadores en Polonia. Basada en la figura del sacerdote beatificado el 6 de junio de 2010 por Benedicto XVI, nos muestra su lucha por los derechos y libertades, hasta ser secuestrado y asesinado por la policía secreta durante la etapa comunista en Polonia. Al funeral del Padre Popieluszko el 3 de noviembre de 1984 (en la foto) acudieron más de medio millón de personas y su historia dio la vuelta al mundo.


Hoy podemos leer la interesantísima entrevista a su Director:
La novedad es que el largometraje narra la historia, insertando imágenes reales de los acontecimientos vividos durante la etapa comunista en Polonia. Su éxito se basa en la fuerza de la historia y en las grandes emociones que despierta, contadas con un lenguaje sencillo.

Como cuenta el director, Rafal Wieczyński, este sacerdote se asoció al movimiento Solidarnosc de Lech Walesa. Se unió a los trabajadores durante las huelgas, ayudó a las familias de perseguidos y a los trabajadores apresados. Promovió el respeto por los Derechos Humanos y la dignidad de las personas según el Evangelio. Popieluszko se opuso abiertamente al comunismo e inspiró a la oposición.
En 1984, cuando tenía 37 años, tres policías lo raptaron y lo llevaron al Ministerio del Interior. Fue asesinado y su cadáver fue arrojado a un río.
En una entrevista realizada a su madre contó como “desde niño Jerzy rezaba en casa con toda la familia. Siempre hemos rezado todos juntos. Cada miércoles rezábamos ante la imagen de María del Perpetuo Socorro, cada viernes la oración era ante el Sagrado Corazón de Jesús, mientras que cada sábado rezábamos ante la Virgen de Czestochowa”.
La muerte de Jerzy -prosiguió la madre del sacerdote muerto por el régimen comunista- ha sido para mí el dolor más grande. Pero no juzgo a nadie. Dios juzga. La alegría más grande será para mí cuando las personas que mataron a Jerzy se conviertan”.
A la pregunta de si reza por intercesión de su hijo, la mujer respondió: “yo rezo a Dios. Hay que rezar cada día. Muchas veces he rezado por intercesión de Jerzy Popiełuszko, mi hijo, y me ha ayudado. Jerzy sabía que Dios es la presencia más importante en la vida”.
          En 1997 se inició el proceso para su beatificación. El 19 de diciembre de 2009 se anunció la aprobación por el papa Benedicto XVI del decreto de beatificación. Cuya celebración, tuvo lugar el 6 de junio de 2010 en una ceremonia celebrada en la Plaza Pilsudski de Varsovia, en presencia de su madre, Marianna Popiełuszko (había cumplido 100 años unos pocos días antes; bajo estas líneas tras saludar al Cardenal Amato) y la presencia de casi cien obispos, mil seiscientos sacerdotes y una enorme multitud de polacos.


Como escribe Peio Sánchez en su blog Cine espiritual para todos:
“A pesar de su duración de 149 minutos el ritmo no decae y los giros del guión van conduciendo al clímax que llega con la muerte del sacerdote, pero que también coincide con el crecimiento de la conciencia de que el régimen comunista entra en la fase de disolución. Su obra ha ido dando fruto y su estilo marcado por la frase “tenemos que vencer al mal con el bien” permite mirar al futuro”.




El protagonista está interpretado con acierto con Adam Woronowicz. El proceso personal nos permite comprender cómo este joven de pueblo y sencilla formación se va convirtiendo en sacerdote y guía espiritual más por coherencia que por voluntad propia. Así destaca su fidelidad a las personas, su sencillez marcada por el sentido del humor, su coraje, a pesar del miedo, y su profunda conciencia de buscar los caminos de Dios. La solidaridad con los trabajadores, la disponibilidad al servicio a la Iglesia, el fuerte sentido evangélico que avanza hacia el perdón y además, el dolor por la situación de opresión de su pueblo, enmarcan las opciones que progresivamente le van colocando en una situación de máximo riesgo. Así la película está marcada por el presagio de una muerte que, a la hora de la verdad, se presenta brutal y encarnizada.
Quien desee conocer algo más de la vida de este santo sacerdote polaco puede encontrarlo (en español) en este enlace:
http://es.scribd.com/doc/32247414/Jerzy-Popieluszko
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Por favor ayúdanos a poder seguir adelante

DONA AHORA