Martes, 29 de septiembre de 2020

Religión en Libertad

Blog

Tu Matrimonio como Dios lo pensó.

Liturgia de los cuerpos. Comentario para Matrimonios: Lucas 6, 1-5

por ProyectoAmorConyugal.es

EVANGELIO

¿Por qué hacéis en sábado lo que no está permitido?
Lectura del santo Evangelio según san Lucas 6, 1-5

Un sábado, iba Jesús caminando por medio de un sembrado y sus discípulos arrancaban y comían espigas, frotándolas con las manos.
Unos fariseos dijeron:
«¿Por qué hacéis en sábado lo que no está permitido?».
Respondiendo Jesús, les dijo:
«¿No habéis leído lo que hizo David, cuando él y sus hombres sintieron hambre?
Entró en la casa de Dios, y tomando los panes de la proposición, que solo está permitido comer a los sacerdotes, comió él y dio a los que estaban con él».
Y les decía:
«El Hijo del hombre es señor del sábado».

Palabra del Señor.

Liturgia de los cuerpos.

Es importante vivir la ley según el espíritu de la ley, porque de lo contrario se convierte en un cumplimiento desprovisto del amor, y si no tengo amor…
Hoy hablaremos de la virtud de la castidad. Algunos matrimonios piensan que lo bueno, lo santo, es la contención total, es decir, no tener relaciones por ofrecer un sacrificio a Dios. Lo bueno no es hacer sacrificios, sino hacer los que le agradan a Dios, y Dios ha pensado la unión conyugal precisamente para que podamos hacernos uno. Esto es como si un sacerdote deja de celebrar la Eucaristía para ofrecer su sacrificio a Dios. Pierde lo esencial de su vocación. Pues así debemos tomarnos la unión conyugal, como lo esencial de nuestra vocación, que se expresa en la carne.
La castidad no es solo respetar los ciclos de la mujer, conteniéndose cuando está más fértil en aras de una paternidad responsable. La castidad es también que los esposos se unan carnalmente cuando acabe ese periodo, o si no, no actúan como esposos porque no se están haciendo uno en la carne. En cada acto, vivido como Dios quiere, se hacen protagonistas de lo que San Juan Pablo llamaba “la liturgia de los cuerpos” que expresa algo grande, algo que nos sobrepasa: El amor conyugal a imagen del Amor de Dios.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Teresa: Mi esposo está obsesionado. En cuanto llegan los días en que disminuye la fertilidad, hala, a buscar su recompensa. Yo creo que no se puede ser tan superficial. Parece un troglodita.
Matrimonio Tutor (esposa): Teresa, yo cuando mi esposo se acerca a mí para unirse carnalmente conmigo, siento que está animándome con un fin muy loable y sólo digno de esposos. A mí me da mucho respeto juzgar la intención con la que desea mi esposo tener relaciones conyugales conmigo. Creo que si no fuera por él, me volvería demasiado espiritual y no viviría mi vocación en la carne, como Dios lo pensó. Después descubro que la unión en la carne, cuando la vivimos con la dignidad que tiene, ayuda a la unión de nuestros corazones y de nuestras almas. Dios lo pensó así y es precioso. Es un momento de alabanza y para darle gloria al Creador.
Teresa: Nadie me había hablado así de esto. Me interesa profundizar si no te importa…

Madre,

A veces, ceñirnos a las normas es más fácil que unirnos entre nosotros y a Dios a través de ellas. Que pongamos amor donde no haya amor. Alabado sea Dios.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Por favor ayúdanos a poder seguir adelante

DONA AHORA