Domingo, 21 de abril de 2019

Religión en Libertad

Blog

Despues de vivir juntos

Después de vivir juntos

 

Hay gente, que a pesar de no tener las cosas muy claras,

se va a vivir con otra persona, exponiéndose a un gran

fracaso y desoyendo todos los consejos relacionados con

el asunto.

 

Muchas veces, lo que ocurre es que el ser humano,

antes de ponerse a pensar, ya ha decidido.

 

Otra veces, las causas pueden ser varias, no saber lo

que realmente hacen, falta de formación, manipulación

por parte de la débil cultura que nos rodea, mal uso de la

libertad, creerse que aunque a los demás, en general, les

vaya mal, a ellos les va a ir bien…

 

Me gustaría detenerme en el después, porque en la mayoría de los casos hay un después.

 

Generalmente se encuentran con una situación dolorosa. Mucho peor

que si hubieran dejado un noviazgo. Vivir con una persona

y después dejarlo es una cosa que marca. Deja huella

para siempre, porque se ha dejado para siempre.

 

La desilusión, el sufrimiento, la aridez que supone el fracaso,

el desencanto, la sensación de haber sido rechazado como persona,

 porque si uno ha sido dejado es que  no ha satisfecho lo que el otro quería comprobar.

 

Hay veces que la autoestima termina por los suelos, se

piensa que no se es digno de ser querido.

 

El lastre es muy fuerte.

 

¿Rehacer la vida? ¿Con quién?

De alguna forma la vida se ha roto. La ilusión de un amor limpio, exigente,

ha desaparecido.

 

Es probable que las personas con las que uno se relacione

hayan pasado por circunstancias parecidas, por

experiencias similares.

 

Por otra parte, el reloj biológico

aprieta. El compromiso de la segunda vez no es como el

de la primera. Todo es más débil, más rompible.

 

No se trata de desesperanzar a nadie. En el terreno

de la felicidad siempre se puede empezar pidiendo perdón,

a quien se debe y como se debe. Para conseguirlo,

vivir de acuerdo con unas creencias ayuda mucho. Si no

es así, probablemente, nos dejemos llevar más de la

cuenta por el estado de ánimo, y este no es un agarradero

fuerte.

 

Las vidas planas, sin creencias, no son completas,

falta algo, y es que, se quiera o no, el hombre es un ser

trascendente.

 

Antes de tomar una decisión, siempre se tiene que ver

el estado en que quedaría si fracasara

 

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Miles de personas se perderán esta noticia si tu no nos ayudas

DONA AHORA