Miércoles, 26 de enero de 2022

Religión en Libertad

Blog

Ana María Gómez Campos, F.Sp.S.

Ana María Gómez Campos, F.Sp.S.

por Carlos J. Díaz Rodríguez

A continuación, presentamos un cuestionario para conocer mejor la vida y obra de la Sierva de Dios Ana María Gómez Campos, F.Sp.S.:

1.     ¿Cuándo y en dónde nació?

Fue en la Ciudad de México un 5 de julio de 1894. A partir de 1895, vivió en el histórico barrio de Tacubaya. En aquel momento, gobernaba el país el Gral. Porfirio Díaz Mori.  Eran los años del México pre-revolucionario.

2.     ¿Quiénes fueron sus padres?

Anselmo Gómez Rubio y María Campos García. Su papá fue un gran visionario de la industria automotriz. Aunque murió cuando Ana Ma. tenía apenas dos años de edad, consiguió asegurar el futuro patrimonial tanto de ella como de su hermana Guadalupe.

3.     ¿Cuál fue el aporte de la abuela materna?

La Sra. Trinidad García Maciel, se unió a su hija y nietas; sobre todo, a partir de la muerte del Sr. Gómez Rubio. Fue un ejemplo para Ana Ma., pues supo cómo consentirla y, al mismo tiempo, educarla, inspirándole valores que la marcaron de por vida. Para ella, fue una segunda madre.

4.    ¿Cómo era el entorno familiar?

Alegre. Tuvieron una infancia feliz. Alternaban los estudios con el juego y las nieves que tanto les gustaban. Para Ana Ma., no había nada como las muñecas de porcelana. Aún hoy se conserva la que era su favorita en la casa-museo, ubicada en Patriotismo #54, colonia Escandón, Ciudad de México.

5.     ¿Qué lugar ocupaba la fe en su vida?

El primero. Como niña, adolescente, joven y profesionista se sintió atraída por Jesús presente en la Eucaristía. Lo veía como un amigo entrañable que le inspiraba ideas y proyectos audaces que supo ir concretando en el marco de la Iglesia. La Virgen María, como la gran mujer del cristianismo, fue su modelo a seguir.

6.    ¿Cómo llegó a ser una mujer exitosa a nivel laboral?

No obstante que vivió en una época en la que las mujeres tenían muy pocas posibilidades de asistir a la universidad, ella hizo historia, pues rompió los estereotipos y en el año de 1917 se inscribió a la Facultad de Altos Estudios (UNAM). Al principio, había pensado en estudiar medicina; sin embargo, debido a una enfermedad en los ojos que padeció en 1909, le fue imposible lograrlo. En su lugar, optó por la educación escolar, convirtiéndose en una de las participantes del primer círculo de psicología experimental de México. Fue contratada por el gobierno para evaluar y mejorar el desempeño de las escuelas primarias públicas. Además, hizo diversos estudios de postgrado que contribuyeron a formar en ella el perfil de una maestra experimentada, pedagoga y filósofa.

7.     ¿Cuándo descubre su vocación como religiosa y fundadora?

Ana Ma. tuvo claro desde los quince años de edad que lo suyo era la vida religiosa; sin embargo, en medio del noviazgo y de la carrera, tuvo que esperar un tiempo prudente. En 1918 conoció al Venerable P. Félix de Jesús Rougier (18591938), quien poco a poco fue intuyendo su deseo y, alrededor del año 1922, decidió invitarla a fundar, junto con él, una nueva congregación que se dedicara a la promoción de vocaciones sacerdotes y religiosas a partir de la educación formal e informal. Eran tiempos difíciles, pues la libertad de culto había sido violentada por el gobierno; sin embargo, tras haber experimentado, gracias a la intercesión de la Virgen de Guadalupe, la curación de una enfermedad que venía padeciendo en el oído izquierdo y la visión de María, bajo la advocación de “Madre de la Divina Gracia”, entendió que la obra era querida por Dios. En este sentido, se llevó a cabo la fundación de las Hijas del Espíritu Santo, el 12 de enero de 1924, en la ciudad mexicana de San Luis Potosí.

8.    ¿Qué tuvo que hacer para construir la obra?

Al sumarse a la recién fundada congregación tanto su mamá como su hermana menor, las cosas fueron mejorando. En el año de 1924, abrió sus puertas el colegio de San Luis Potosí. En la medida en que aumentaban paulatinamente las vocaciones religiosas, fue extendiendo la obra por diversos puntos de la República Mexicana tales como Morelia, Ciudad de México, Tijuana, Ensenada, Veracruz, Tulancingo, Mérida etc., abriendo diferentes escuelas y ocupándose de varias obras diocesanas; especialmente, en los seminarios menores. Su espíritu como educadora infatigable fue marcadamente sacerdotal. 

9.    ¿Cuál fue uno de sus momentos más difíciles?

Sin duda, la muerte del V.P. Félix de Jesús Rougier, acaecida el 10 de enero de 1938 en el Hospital Francés de la Ciudad de México. Animada por Dios, se hizo cargo de la congregación en su totalidad. Como Superiora General, supo “formar fuerte cadena” y, desde ahí, integrar un buen equipo de religiosas y laicos; hombres y mujeres comprometidos con la transformación de la sociedad a partir de la educación que hoy -como ayer- constituye una de las grandes periferias existenciales.

10.  ¿Cómo fueron sus últimos años?

En 1968; es decir, tras cuatro décadas al frente de la congregación, decidió ceder el mando -según la votación capitular- a la R.M. Ana María de la Rosa (19071999), quien fue Superiora General en el periodo 19681974. La fundadora continúo visitando las diferentes casas y colegios. Las personas que la conocieron reconocen su audacia, sencillez, capacidad, valentía y humildad. Tenía muy buen modo con quienes se le acercaban y auxilió a muchos sacerdotes que se encontraban abandonados. Murió, con fama de santidad, el 24 de marzo de 1985. Acostumbraba decir: “Un alma santa es fortísima palanca que levanta al mundo” (Cc., 285). El 16 de febrero de 2002, gracias al empeño de la R.M. Graciela Sánchez Garmendia F.Sp.S., se abrió su causa de canonización. Actualmente, la congregación se encuentra presente en varios puntos de México y se ha extendido hacia Estados Unidos de América, Costa Rica, Bolivia y Chile.

Bibliografía:                                                                                             

MENÉNDEZ NAVARRETE, Ana María, Heme aquí, La Cruz, México, 2012.

Para más información, dar clic en los siguientes links:

Breve reseña sobre las Hijas del Espíritu Santo.

El proyecto educativo de la M. Ana María Gómez Campos.

Para ponerse en contacto con la congregación.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda