Jueves, 22 de octubre de 2020

Religión en Libertad

Blog

¿Por qué el Coronavirus es señal del fin del mundo para las sectas?

por Convertidos Católicos

Todos sabemos, que el Coronavirus está siendo una epidemia global, que afecta a todos los países, a todas las culturas y a todo tipo de personas. Pues bien, no podía faltar opiniones de las sectas sobre esta pandemia. Como ya sabemos uno de los principales rasgos de las sectas es que son “apocalípticas” o sea, creen en la inminente llegada del fin del mundo y por tanto en que Cristo viene ya. Con estos “slogans” confunden a la gente, la atemorizan y muchos acaban cayendo en sus redes.

 ¿Qué han dicho algunas sectas sobre el Coronavirus?

Voy a centrarme básicamente en dos de ellas: adventistas y Testigos de Jehová. Estas son las más representativas y que siempre insisten en esta doctrina cuando surgen estas lamentables situaciones. Por esta vez, excluimos a los mormones pues actualmente no están enviando mensajes públicos sobre este tema a sus fieles, pero eso no quiere decir que a puertas cerradas no hablen sobre ello, ya que hay que recordar que algunas doctrinas y varios de sus primeros profetas, eran altamente apocalípticos.

ADVENTISTAS DEL SEPTIMO DIA:

Hace unos días, un teólogo adventista escribió sobre ello en una de sus páginas religiosas: https://noticias.adventistas.org/es/columna/jorge-rampogna/coronavirus-la-biblia-y-profecias/

 Los Adventistas del Séptimo día creen en la segunda venida de Cristo a esta tierra, como la única solución al problema del pecado y el sufrimiento humano. En este contexto interpretamos las profecías bíblicas de Daniel y Apocalipsis tomando en consideración, que antes de que Jesús venga habrá una crisis mundial sin precedentes, debido a diferentes catástrofes naturales, biológicas y políticas que llevará a todo ser humano a un nivel de angustia también desconocido. (Mateo 24, Lucas 21, Daniel y Apocalipsis)

Ahora bien, la reflexión que me queda sobre la crisis del corona virus es la siguiente:

Esto está siendo un anticipo de lo que vendrá. El ser humano, nunca estuvo tan vulnerable como en este tiempo. Las amenazas biológicas, sociales, políticas, financieras, ecológicas y naturales están creando una conciencia social psicótica, que necesita de orden en medio del caos. La angustia y la desazón está ganando los corazones y están dejando abierta la puerta para el autoritarismo extremo donde las libertades individuales serán coartadas en nombre del orden general.

 TESTIGOS DE JEHOVÁ

Los Testigos de Jehová también están alertando en su portal de internet, sobre esta pandemia y su relación con el fin del mundo:

https://www.jw.org/es/noticias/testigos-de-jehova/region/internacionales/jw-informacion-coronavirus/

https://www.jw.org/es/ense%C3%B1anzas-b%C3%ADblicas/preguntas/profecia-ultimos-dias/

“La central mundial de los testigos de Jehová sigue de cerca la situación provocada por el brote de una nueva enfermedad por coronavirus (COVID-19). Como profetizó la Biblia, las epidemias son una característica de los últimos días (Lucas 21:11). Ante una epidemia, es importante que tomemos medidas prácticas para protegernos a nosotros mismos y a los demás (Proverbios 22:3).”

“La Biblia describe algunas circunstancias y sucesos que ocurrirían en “la conclusión del [actual] sistema de cosas” o “fin del mundo” (Mateo 24:3Dios habla hoy). Las Escrituras llaman a este período el “tiempo del fin” y “los últimos días”, o “los tiempos finales” (Daniel 8:19; 2 Timoteo 3:1Nueva Biblia Española). Las profecías bíblicas explican algunas de las características de los últimos días. Son las siguientes:

Habría guerras a gran escala (Mateo 24:7; Revelación [Apocalipsis] 6:4).

Habría hambrunas (Mateo 24:7; Revelación 6:5, 6).

Habría grandes terremotos (Lucas 21:11).

Habría pestes, o epidemias de “enfermedades terribles” (Lucas 21:11Biblia en Lenguaje Sencillo).”

¿Qué enseña la Iglesia Católica sobre el fin del mundo?

Una vez visto todas estas enseñanzas de las sectas, podríamos preguntarnos y que es lo que enseña la Iglesia católica, ¿Será cierto que el coronavirus traerá el fin del mundo?

La segunda venida de Cristo es doctrina de la Iglesia, varios concilios han hablado sobre esto, por mencionar solo uno, el IV concilio de Letran de 1215 nos enseña que:

Dz 429 Y, finalmente, Jesucristo unigénito Hijo de Dios, encarnado por obra común de toda la Trinidad, concebido de María siempre Virgen, por cooperación del Espíritu Santo, hecho verdadero hombre, compuesto de alma racional y carne humana, una sola persona en dos naturalezas, mostró más claramente el camino de la vida. El, que según la divinidad es inmortal e impasible, El mismo se hizo, según la humanidad, pasible y mortal; El también sufrió y murió en el madero de la cruz por la salud del género humano, descendió a los infiernos, resucitó de entre los muertos y subió al cielo; pero descendió en el alma y resucitó en la carne, y subió juntamente en una y otra; ha de venir al fin del mundo, ha de juzgar a los vivos y a los muertos, y ha de dar a cada uno según sus obras, tanto a los réprobos como a los elegidos: todos los cuales resucitarán con sus propios cuerpos que ahora llevan, para recibir según sus obras, ora fueren buenas, ora fueren malas; aquéllos, con el diablo, castigo eterno; y éstos, con Cristo, gloria sempiterna.

Por tanto, si creemos que Cristo volverá, ahora bien, ¿hemos de creer que las pestes, epidemias, desastres naturales son señales de la segunda venida de Cristo como afirman las sectas? Esto se basa en los pasajes de Marcos 13, Lucas 21 y Mateo 24, que hablan en lenguaje apocalíptico. Veamos uno de ellos:

Y cuando oigáis de guerras y de sediciones, no os alarméis; porque es necesario que estas cosas acontezcan primero; pero el fin no será inmediatamente.10 Entonces les dijo: Se levantará nación contra nación, y reino contra reino;11 y habrá grandes terremotos, y en diferentes lugares hambres y pestilencias; y habrá terror y grandes señales del cielo.12 Pero antes de todas estas cosas os echarán mano, y os perseguirán, y os entregarán a las sinagogas y a las cárceles, y seréis llevados ante reyes y ante gobernadores por causa de mi nombre. Lucas 21, 9-12

Estos relatos se conocen como “discurso escatológico de Jesús”. El más extenso es el de Mateo, que trataré de explicar y profundizar más en él. Es similar al de Marcos y Lucas, el de Marcos esta completado además con las parábolas del capitulo 25. En este discurso se tratan dos temas: la profecía de la destrucción de Jerusalén y el fin del mundo. Sabemos por la historia que el Templo de Jerusalén fue destruido hacia el año 70 d.C arrasado por Tito y sus legiones romanas. Ahora bien, entendiendo la mentalidad judía de la época, el que el templo de Yavhe de Jerusalén fuera destruido se asociaba con el advenimiento definitivo del Reino de Dios y por tanto con el fin del mundo. Pero en estos pasajes, el Señor nos enseña que esa idea es falsa, las tribulaciones que han de sufrir los discípulos de Cristo, son “circunstancias ordinarias” que acompañaran a la predicación cristiana todos los siglos. O sea, no es una señal evidente y única del fin del mundo, siempre estarán presentes estas señales en la evangelización y predicación. Así por ejemplo podemos citar a Tertuliano que dice: ”la sangre de los mártires son semillas de nuevos cristianos” (Apologeticum 50, 13).

Podemos incluso con la Biblia probar la existencia de terremotos y hambrunas posteriores a la muerte y Resurrección de Cristo, en los tiempos apostólicos:

Entonces sobrevino de repente un gran terremoto, de tal manera que los cimientos de la cárcel se sacudían; y al instante se abrieron todas las puertas, y las cadenas de todos se soltaron. Hechos 16,26

Estas señales acompañan a la de las pestes y epidemias en los pasajes anteriormente analizados (Marcos 13, Mateo 24, Lucas 21) y nos enseñan que esto no son señales exclusivas del fin del mundo.

Todos estos males, son ideas conocidas y siempre repetidas en el anuncio de los males apocalípticos que describe la Escritura en diversos pasajes del AT y que Jesús los usa también en el NT para enseñar la realidad de las tribulaciones por las que van a pasar los discípulos de Jesús ordinariamente durante la predicación del evangelio:

 El que quedare en esta ciudad morirá a espada, de hambre o de pestilencia; mas el que saliere y se pasare a los caldeos que os tienen sitiados, vivirá, y su vida le será por despojo Jeremias 21,9

Es decir, hay un influjo literario del género apocalíptico encontrado en el AT en estos pasajes, y por tanto no se exigen su cumplimiento universal, son simplemente símbolos que indican dificultad y tribulación.

Pero entonces podemos preguntarnos, ¿Cuáles son las verdaderas señales del fin del mundo?

Voy a dar dos señales:

  1. La predicación del evangelio por todo el mundo

 Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin. Mateo 24,14

Primero se tiene predicar el evangelio en todo el mundo, y para que ocurra esto aún queda mucho por hacer, porque hay muchos países donde no se conoce de Jesús, o hablar de Jesús está prohibido por ejemplo los de mayoría musulmana, China, India. De todas formas aun cuando el evangelio sea predicado y se haya dato testimonio en todas las naciones de la Tierra no significa venga inmediatamente el fin.

  1. La conversión del pueblo judío :

Porque no quiero, hermanos, que ignoréis este misterio, para que no seáis arrogantes en cuanto a vosotros mismos: que ha acontecido a Israel endurecimiento en parte, hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles; y luego todo Israel será salvo, como está escrito: Vendrá de Sion el Libertador,  Que apartará de Jacob la impiedad. Romanos 11,25-26

Aún falta mucho para que los judíos den este paso tan importante y se conviertan al cristianismo. Se trata de una plenitud moral, cuando la plenitud de los gentiles haya entrado en la Iglesia, será cuando se produzca la salvación de Israel y por tanto la conversión de los judíos.  Por eso, podemos decir que aún no estamos en el fin del mundo.  

 De todas formas un cristiano no debe preocuparse por cuándo llegará el fin del mundo, pues ni él ni nadie de la Tierra, lo sabe: Pero del día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino sólo mi Padre. Mateo 24,36 . Pero se nos pide, estar alerta y vigilantes: Mirad, velad y orad; porque no sabéis cuándo será el tiempo. Marcos 13,34.

 

 

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Miles de personas se perderán esta noticia si tu no nos ayudas

DONA AHORA