Sábado, 04 de abril de 2020

Religión en Libertad

Blog

¿Y el código de menú de abstinencia? Las aerolineas españolas desprecian a los cristianos

por Manuel Morillo


¿O son los cristianos españoles los que se desprecian a sí mismo y no exigen a las compañías aéreas?

Como indica la bitácora Diariodelviajero en estas épocas de low cost y escasez de servicio, no debemos olvidar que las empresas aéreas brindan servicio de comidas en sus vuelos de medio y largo recorrido. Y para los pasajeros que lo solicitan, también existen comidas especiales a bordo de dichos vuelos.

Los servicios de comidas a bordo o catering suelen ser brindados por compañías especializadas en el tema de gastronomía aérea. La preparación y logística de estos servicios especiales requieren que se soliciten con al menos 48 horas de antelación a la salida del vuelo.

Como puede haber excepciones, es conveniente consultar la página web de la empresa que va a transportarte y solicitar la comida especial al momento de hacer la reserva.

En todas las empresas de bajo coste, la comida y bebida debe pagarse por separado. Para ello, cuentan con una carta bastante completa que se distribuye durante el vuelo, pero en ella las opciones para dietas especiales son casi inexistentes.

Por otra parte, y por regla general, las compañías aéreas tradicionales en Europa brindan servicio de catering en sus clases ejecutivas en vuelos de mas de 90 minutos de duración.

La clase economica tendrá servicio de comidas en algunos destinos intereuropeos con trayectos mas largos y en todos los vuelos hacia América, África, Oceanía y Asia.

Por ejemplo: si viajas en clase económica desde España a Atenas, Bucarest, San Petersburgo, Tel Aviv, Cairo, Estambul, Moscú, etc. podrás disfrutar de alguno de los menús especialmente preparados. Y, por supuesto, optar por las comidas especiales a bordo.

Estos menús especiales pueden clasificarse por sus características y llevan un código de cuatro letras (Catering Codes) que deberá aparecer en la reserva aérea al momento de solicitarse, y deben recibir un OK para estar seguros que está confirmado, antes de realizar el vuelo.

Hasta aquí todo parece razonable

Por curiosidad me dispongo a revisar los códigos estandar establecidos a nivel mundial y en las compañias españolas:

Están las condicionadas por la conservación de la salud y de carácter médico:

Comidas para dietas especiales
  • BLML – dieta blanda sin picantes ni especias  [Bland/Soft Meal]
  • DBML – comida para diabéticos  [Diabetic Meal]
  • GFML – comida sin gluten  [Gluten Free Meal]
  • HFML – comida sin harinas blancas (Fibras)  [High Fibre Meal]
  • LCML – comida baja en calorías  [Low Calorie Meal]
  • LFML – comida baja en grasas  [Low Cholesterol Meal]
  • LPML – comida baja en proteínas  [Low Protein Meal]
  • LSML – comida baja en sodio [Low Sodium Meal]
  • NLML – comida sin lactosa  [Non-Lactose Meal]
  • NSML – comida sin sal  [No Salt Meal]
  • PFML – comida para elérgicos al cacahuete  [Peanuts]
  • PRML – comida baja en purina [Low Purin Meal]
Comidas especiales
  • FFML – menú para gente que vuela frecuentemente  [Frequent Flyer Meal]
  • CDML – comida fría  [Cold Meal]
  • FPML – dieta sólo de fruta  [Fruit Platter (Meal)]
  • SFML – dieta sólo de pescado y marisco  [Sea Food Meal]

Las dietas que marca la edad:

Comidas para niños
  • BBML – comida para bebés (hasta los 2 años) [Infant/Baby Meal]
  • CHML – comida para niños (de 2 a 6 años)  [Childs Meal]

Luego vienen las dietas o de capricho o "filosóficas:

Comida vegetariana
  • AVML – asiático, vegetariano comida con arroz (al estilo Indio) [Asian Vegetarian Meal]
  • VGML – para vegetarianos estrictos  [Vegetarian Meal Non Dairy ]
  • STVG – para veganos  [ ]
  • RVML – vegetarianos sólo con alimentos crudos  [Raw Vegetarian Meal]
  • VLML – lacto-ovo-vegetarianos  [Vegetarian Meal Lacto Ovo ]
  • WVML – para vegetarianos al estilo europeo  [Western Vegetarian Meal]
     
Y finalmente están las dietas que impone la conciencia

Comida étnica
  • HNML – comida hindú  [Hindu Meal]
  • KSML – comida kosher [Kosher Meal]
  • MOML – comida musulmana  [Moslem Meal]
  • ORML – comida oriental  [Oriental Meal]
  • JPML – comida japonesa  [Japanese Meal]

Al terminar de leerlos los vuelvo a revisar el último grupo: he echado en falta un código dentro de esa categoría y veo que no hay "comida de abstinencia o de Cuaresma"

De los grupos anteriores el menu que podría acoplarse algo es el de
  • FSML – menú de pescado [Fish Meal]
Siendo sacrificado su consumidor porque que no se tome carne no quiere decir que tenga que tomár pescado obligatoriamente

Pues bien si uno consulta la principal compañía española, Iberia,que además por sus orígenes públicos y como se privatizó, debiera guardar consideración a los Españoles, vemos que el este menú no está disponible en clase turista (la inmensamente mayoritaria. Parece que para iberia

 
Las compañías aereas,  ignoran los menús de abstinencia de viernes y Cuaresma


Tras pensar un poco creo que no debemos echar las culpas a la Compañías. Estas sólo responden a la presión comercial y política.

Creo que los culpables de esta ausencia somos los católicos, que nos acobardamos de reclamar un menú que nos permita cumplir con nuestras  creencias





---------------
Una justificación para la abstinencia de carne los viernes y la Cuaresma



¿Me obliga la abstinencia?
Hacemos penitencia para demostrar nuestro amor a Dios y prepararnos a una conversión del corazón
 
¿Me obliga la abstinencia?
¿Me obliga la abstinencia?

La obligación de guardar todos los viernes del año, es decir, de no comer carne durante esos días, viene establecido por el Código de Derecho Canónico en el número 1251: “Todos los viernes, a no ser que coincida con una solemnidad deben guardarse la abstinencia de carne, o de otro alimento que haya determinado la Conferencia Episcopal; ayuno y abstinencia se guardarán el Miércoles de Ceniza y el Viernes Santo”.

El cuarto mandamiento de la Santa Madre Iglesia, recogido en el Catecismo de la Iglesia Católica, también hace referencia a esta prescripción: “Ayunar y abstenerse de comer carne cuando lo mande la Iglesia asegura los tiempos de ascesis y de penitencia que nos preparan para las fiestas litúrgicas; contribuyen a hacernos adquirir el dominio sobre nuestros instintos y la libertad del corazón.”

Hacemos penitencia no por deporte o para guardar la línea, la figura esbelta, como quien se mete a régimen de dieta por algún tiempo. Queremos hacer penitencia para demostrar nuestro amor a Dios y para prepararnos a una conversión del corazón, que no es otra cosa sino una ruptura con el pecado, una aversión al mal, una repugnancia hacia las malas acciones que hemos cometido. Con la abstención de la carne estoy demostrando mi amor a Dios, venciéndome a mí mismo. La Iglesia nos dice que una forma de demostrar ese amor a Dios es vencerse en los instintos sin hacer daño a nuestra salud.

Por eso, ella misma establece que cada una de las Conferencias Episcopales, es decir, la reunión de los obispos de cada país, determinen con más detalle el modo de observar el ayuno y la abstinencia, incluso el que puedan sustituirlo en todo o en parte por otras formas de penitencia, especialmente por obras de caridad y prácticas de piedad.

Es verdad que la obediencia, aún a las cosas más ilógicas manifiestan y ejercitan el amor que tenemos a Dios. La obediencia es principio de muchas otras virtudes, sobre todo la obediencia a lo irracional. Porque la mortificación de la razón supera a la de la carne.

Muchos católicos predican con inseguridad, incredulidad o incomodidad el asunto de la abstinencia de la carne de res, porque su razón no confirma tal práctica. Señalan que la simple abstinencia de la carne es un símbolo de la abstinencia de otros pecados. La escritura condena el sacrificio vacío, "no quisiste sacrificio ni oblación" y "ayuno de pecar es lo que quiero".

En este punto es necesario recalcar la importancia de la mortificación, no solo como una forma de obediencia y caridad, sino como un instrumento eficaz para la santidad. La mortificación del cuerpo dentro de la obediencia, es necesaria y eficaz para purificar el espíritu de los apetitos de la carne.

Lo que Dios le pide a sus fieles por medio de la Iglesia es muy pequeño, porque Dios ha visto prudente no mortificar al feligrés con privaciones mayores. La Iglesia nos pide ayunar dos veces al año y no existe una regla fija para este ayuno, algunos se privan de una comida, otros de dos, otros comen frugalmente. En resumen es muy poco.

Algunos dicen que el privarse de la carne es una costumbre de un pueblo pesquero, sin sentido hoy. En realidad, la abstinencia de carne, aunque no es en sí un gran ayuno, es un gran desbalance en la vida familiar. Aunque una familia coma un delicioso y costoso pescado, el hecho es que se encontró en la necesidad de modificar su rutina, y sus costumbres por obediencia a la Iglesia, lo cual es en si una mortificación que es buena para el alma.

La cuaresma es un espacio para la conversión, por otro lado debemos de
ayunar de pecar en cualquier momento del año. El alma dejaría de pecar, si pudiera, en cualquier mes, pero no puede y en cuaresma viene el pequeño ejercicio del ayuno y abstinencia para reforzar estos esfuerzos.

No debe minimizarse el ayuno y la abstinencia cuaresmal siendo ya bastante mínimas, porque parezcan irracionales, o porque sean meros símbolos o un tipo de masoquismo. Cierto que los santos reprueban los excesos en las prácticas ascéticas, pero aquí estamos muy lejos del exceso, sino en el borde de abolir estas pequeñas mortificaciones y mandatos.

La Iglesia no busca un masoquismo, haciendo que nos sacrifiquemos por el mismo gusto del sacrificio. Quiere que en el sacrificio demostremos nuestro amor a Dios sin hacernos daño a nosotros mismos. Por ello establece, por ejemplo que la abstención de comer carne comience desde los 14 años, pues considera que antes de esa edad, el consumo de ese alimento es necesario para un adecuado desarrollo.

De igual forma, para las personas que son alérgicas al pescado, abre la posibilidad de que puedan ofrecer otro sacrificio los viernes, sustituyendo el pescado por otro alimento o mediante la práctica de obras de caridad o prácticas de piedad. La Conferencia Episcopal de su país podrá orientarlo adecuadamente sobre la sustitución del pescado. Es muy probable que su párroco o los catequistas de su parroquia posean esta información y la quieran compartir con usted.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Sólo si tu nos ayudas podremos continuar haciendo noticias como esta

DONA AHORA