Martes, 25 de enero de 2022

Religión en Libertad

Blog

De la ascensión de Jesús, en la que también los musulmanes creen

por Luis Antequera

  
            Sorprendente ¿verdad? Pero cierto a carta cabal, y si no, juzgue el lector:
 
            “Jesús, voy a llamarte a Mí, voy a elevarte a Mí, voy a librarte de los que no creen” (C. 3, 55).
 
            Estas palabras las pronuncia nada menos que Allah y van dirigidas a Jesús, el cual, en lugar de morir colgado en la cruz, fue elevado a Dios sin pasar por el penoso trance de la muerte.
 
            Ahora bien, por más que haya sido elevado al cielo y esté vivo mientras se escribe el Corán y aún después, Jesús no es inmortal. Dios informa de este extremo a Mahoma:
 
            “No hemos hecho eterno a ningún mortal antes de ti. Muriendo tú ¿otros iban a ser inmortales?” (C. 21, 34).
 
            Se lo había dicho también a Jesús:
 
            “No está bien que un mortal a quien Dios da la Escritura, el juicio y el profetismo, vaya diciendo a la gente: «¡Sed siervos míos y no de Dios!»” (C. 3, 79).
 
            Y si está vivo, pero ha de morir, ¿qué pasa entonces con Jesús? Pues bien, muy probablemente, Jesús es el Mahdi, en otras palabras, el mesías esperado para volver al mundo y anunciar su fin. Esto dice el Corán:
 
            Será su venida, un medio de conocer la Hora [la del fin del mundo] (C. 43, 61).
 
            Frase donde todo parece indicar que Dios se refiere a Jesús.
 
            Y no vendrá de cualquier manera, sino que, informa el Corán el día de la resurrección servirá Jesús de testigo contra ellos” (C. 4, 159), es decir contra los que no crean en Él.
 
            La preferencia de Dios por los que creen en Jesús frente a los que no creen, es bien evidente:
 
            “¡Jesús! Voy a poner, hasta el día de la resurrección, a los que te siguen por encima de los que no creen”.
 
            Este es, pues, amigo lector, el sorprendente final que el destino depara a Jesús según el Corán. No está de más conocerlo, para así disponer de más elementos de juicio cuando hayamos de juzgar sobre eventos como el ocurrido en el castigado país del cedro (cedro libanés del que por cierto estaba hecho el Templo de Jerusalén) que es el Líbano.
 
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda