Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
Los blogs de Religión en Libertad
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
Inicio / Blog
Así conocí a Sta. Teresa de Lisieux

Así conocí a Sta. Teresa de Lisieux

Duc in altum!

6 mayo 2018

TAGS Superación

Leyendo a la Sierva de Dios M. Ana María Gómez Campos F.Sp.S. (1894-1985), me di cuenta que en gran parte de sus cartas y demás escritos, cita a Sta. Teresa de Lisieux (1873-1897), atribuyéndole muchos favores. Aunque obviamente había escuchado hablar sobre la santa francesa, lo cierto es que, al principio, me había parecido un tanto cursi su lenguaje, lo que me llevó a olvidarme de ella. ¡Qué lejos estaba de la verdadera Teresa! En realidad, fue la M. Ana Ma., quien me ayudó a releerla, quedándome muy sorprendido, no nada más por su historia, sino porque se me ocurrió hacer la prueba de pedir que intercediera sobre varios asuntos complicados que traía, encontrándome con que se fueron resolviendo uno a uno. Yo hice mi parte y ella, a su vez, consiguió de Dios, la suya.

 Así las cosas, comencé a preguntarme, ¿por qué Teresa es tan querida y, según mi propia experiencia, escuchada por Dios, al punto de ser una intercesora de alto calibre?, ¿qué hay en ella que continua convenciendo a tantos a lo largo del mundo? Sin duda, la respuesta está en el itinerario o programa que ella hizo suyo, avanzando en el camino de la infancia espiritual con un gran sentido del humor. Es decir, confiar en Dios, al estilo del niño que cree en lo que su papá le dice y/o recomienda. El que confía en Jesús, sabe que no está solo y, por lo tanto, es audaz, decidido, alegre, lanzado…

Teresa es la santa de lo práctico. Nunca cayó en complicaciones. En vez de eso, sabía hacer de las dificultades, una serie de oportunidades para volver constantemente a Dios a lo largo del día. Pequeñas acciones que, en total, suman un aporte monumental a nivel personal y de Iglesia. A veces, el cristianismo puede parecer idealista, desconectado o imposible de vivir. Teresa lo aterrizó de otra manera, haciéndolo accesible. Por ejemplo, sonriendo o no enganchándose con las envidias que algunas de sus compañeras del convento le tenían. En otras palabras, lo acercó a las personas sin enredos o conceptos exagerados. Aprovechó el tiempo, se puso en camino y, no obstante los momentos de crisis, de duda, logró perseverar, sabiendo que solamente así podía crecer en la fe, pues el que nunca ha dudado, no puede estar seguro de lo que cree. Dudar, mueve a buscar respuestas y ella las encontró en Jesús, en la oración, en lo simple. Toda una lógica tan inversa como profunda.  

Santa Teresa se dejó llevar por Dios. Su motivación fue Jesús. Por eso rezaba tanto por los misioneros. Quería que así como ella había disfrutado conocer a Dios, otros lo pudieran hacer. Y es que cuando alguien se ha encontrado con lo más importante de su vida, lo normal es contarlo, platicarlo, decirlo. Teresa, desde el convento, supo ser una voz nueva, convincente, que logró presentar un cristianismo más práctico y accesible.
Tu ayuda es vital para que Religión en Libertad vea la luz los 365 días del año
Volver arriba
Religión en Libertad te invita a salir

Religión en Libertad te invita a salir

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Carlos J. Díaz Rodríguez
Mi nombre es Carlos J. Díaz Rodríguez. Nací en el Puerto de Veracruz, México, en el año 1989. Soy laico y Licenciado en Derecho. Actualmente, me desempeño como litigante, profesor y expositor. Me mantendré al pendiente de sus comentarios. Espero que el blog contribuya a una mayor difusión y comprensión de la fe católica en el campo de la cultura.

Carlos J. Díaz Rodríguez, [email protected], es autor, editor y responsable del Blog Duc in altum!, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO
MAYO 2018

No existe nada que no haya sido pensado antes

Pentecostés y recuperar la fe

Así conocí a Sta. Teresa de Lisieux
ABRIL 2018

Los partidos políticos deben hacer "fichaje"

Conversos famosos y formación teológica

¿Te preocupa la pobreza? Ocúpate de los empresarios

Jesús resucitó. Nadie da la vida por un fraude

Ver posts de otros meses

MARZO 2018 (3 artículos)

FEBRERO 2018 (3 artículos)

ENERO 2018 (5 artículos)

DICIEMBRE 2017 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2017 (4 artículos)

OCTUBRE 2017 (6 artículos)

SEPTIEMBRE 2017 (4 artículos)

AGOSTO 2017 (5 artículos)

JULIO 2017 (4 artículos)

JUNIO 2017 (5 artículos)

MAYO 2017 (5 artículos)

ABRIL 2017 (4 artículos)

MARZO 2017 (4 artículos)

FEBRERO 2017 (4 artículos)

ENERO 2017 (5 artículos)

DICIEMBRE 2016 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (4 artículos)

OCTUBRE 2016 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (5 artículos)

AGOSTO 2016 (4 artículos)

JULIO 2016 (3 artículos)

JUNIO 2016 (8 artículos)

MAYO 2016 (6 artículos)

ABRIL 2016 (6 artículos)

MARZO 2016 (9 artículos)

FEBRERO 2016 (6 artículos)

ENERO 2016 (5 artículos)

DICIEMBRE 2015 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (6 artículos)

OCTUBRE 2015 (7 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (8 artículos)

AGOSTO 2015 (13 artículos)

JULIO 2015 (7 artículos)

JUNIO 2015 (8 artículos)

MAYO 2015 (11 artículos)

ABRIL 2015 (8 artículos)

MARZO 2015 (10 artículos)

FEBRERO 2015 (9 artículos)

ENERO 2015 (12 artículos)

DICIEMBRE 2014 (8 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (12 artículos)

OCTUBRE 2014 (13 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (10 artículos)

AGOSTO 2014 (7 artículos)

JULIO 2014 (8 artículos)

JUNIO 2014 (13 artículos)

MAYO 2014 (13 artículos)

ABRIL 2014 (12 artículos)

MARZO 2014 (9 artículos)

FEBRERO 2014 (12 artículos)

ENERO 2014 (10 artículos)

DICIEMBRE 2013 (10 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (8 artículos)

OCTUBRE 2013 (10 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (7 artículos)

AGOSTO 2013 (10 artículos)

JULIO 2013 (7 artículos)

JUNIO 2013 (9 artículos)

MAYO 2013 (8 artículos)

ABRIL 2013 (7 artículos)

MARZO 2013 (7 artículos)

FEBRERO 2013 (6 artículos)

ENERO 2013 (10 artículos)

DICIEMBRE 2012 (10 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (7 artículos)

OCTUBRE 2012 (9 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (9 artículos)

AGOSTO 2012 (6 artículos)

JULIO 2012 (6 artículos)

JUNIO 2012 (8 artículos)

MAYO 2012 (6 artículos)

ABRIL 2012 (8 artículos)

MARZO 2012 (6 artículos)

FEBRERO 2012 (4 artículos)

ENERO 2012 (6 artículos)

DICIEMBRE 2011 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (8 artículos)

OCTUBRE 2011 (7 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (7 artículos)

AGOSTO 2011 (4 artículos)

JULIO 2011 (4 artículos)

JUNIO 2011 (7 artículos)

MAYO 2011 (2 artículos)

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS