Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
Los blogs de Religión en Libertad
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
Inicio / Blog

Fray Ubaldo de Almagro

Victor in vínculis

1 marzo 2014

Uno de los dominicos de Almagro

El Siervo de Dios Ubaldo Albacete Moraleda es uno de los 27 mártires de Almagro que no aparece en la película “Bajo un manto de estrellas” de Óscar Parra. Aunque si se le menciona al principio de la película cuando se habla de cómo lo que son de pueblo cercanos deben refugiarse en sus casas. Cuenta el padre Marcos Rincón Cruz en su magna obra “Testigos de la fe. Mártires franciscanos de Castilla (1936-1939)” (Madrid 1997) que: “Isaac Albacete y Josefa Moraleda, consaburenses, formaron un cristianísimo y prolífico matrimonio. Vivieron muchos años en las dependencias de la cárcel reservada a la familia del pregonero, oficio que ejerció el padre. De sus ocho hijos, dos los entregaron al servicio del Señor: el segundo, Juan José, franciscano y el tercero, Ubaldo, dominico; ambos llegarían a ser mártires de la fe en 1936.

Juan José nació el 23 de junio de 1907. Ubaldo había nacido en Consuegra (Toledo), el 14 de mayo de 1910. El Siervo de Dios Juan José Albacete Moraleda, ocupaba el cargo de rector del Seminario Menor de Pastrana (Guadalajara) cuando estalló la persecución religiosa en los días de la guerra civil. Sufrió el martirio, intentando llegar a Consuegra, por Madrid, desde esta localidad alcarreña. Era el viernes 7 de agosto de 1936, sobre las seis de la tarde, en el Puente de Vallecas de Madrid.

Por su parte, Fray Ubaldo profesó en la Orden de Predicadores, en el convento de Almagro, en 1934, como Hermano Cooperador. El 24 de julio de 1936 fue a refugiarse en casa de sus padres, donde lo encontraron los milicianos el 11 de agosto.
 
Prisión en Santa María. Martirio en Los Yébenes

Escribe el padre Marcos Rincón que “a partir del 19 de agosto, quedaron en la iglesia-prisión de Santa María (bajo estas líneas) cinco franciscanos de la comunidad de Consuegra con otros sacerdotes y religiosos”. Se trataba de cuatro escolapios y de Fray Ubaldo Albacete, hermano dominico.



Iban pasando los días y llegó el 23 de septiembre. Ese día trajeron a enterrar a Consuegra a un comunista del pueblo, apodado “Maricabolo”, muerto en un ataque de los republicanos al Alcázar de Toledo. Durante el entierro, se oía decir a algunos de los asistentes que “por uno de los rojos muertos tenían que matar a muchísimos”. Después del entierro, la turba gritaba en la plaza: “¡Ahora vamos por los de la cárcel para asesinarlos! ¡Vamos a matar a todos los de la cárcel!”. Las autoridades los contuvieron diciéndoles que ya llegaría la noche y los sacarían.

En efecto, la noche del 23 al 24 de septiembre las autoridades de Consuegra llevaron a cabo una nueva “saca” con todos los sacerdotes y religiosos que quedaban en la cárcel: siete sacerdotes seculares, cuatro escolapios, un hermano dominico y cinco franciscanos.

Las autoridades ordenaron a Gregorio Peces y su ayudante, Teófilo Perulero, como de ordinario, conducir el camión hasta la iglesia de Santa María. Cuando el vehículo llegó, los dieciséis sacerdotes y religiosos fueron sacados de la iglesia, maniatados con soguillas de mies. Varios milicianos los lanzaban a la caja del camión y otros los arrastraban para colocarlos. Todo fue en silencio por parte  de las víctimas y de los verdugos. Dirigía la operación el jefe de la policía local, Anacleto Gallego, apodado “El Calesero”, acompañado del cabo de los serenos, José Gallego, de Parmenio Gutiérrez y de los tres hermanos, Eleuterio, Felipe y David García Seguín. Intervinieron otros veinte, no todos de Consuegra.

Anacleto Gallego, desde un coche pequeño, indicó al conductor del camión que le siguiese. Iban en dirección a Los Yébenes (Toledo). Salieron entre la 1 y las 2 de la madrugada. Recorrieron 20 kilómetros aproximadamente y unos cinco antes de llegar a Los Yébenes mandaron detener el camión. Bajaron a las víctimas, los cachearon, les quitaron los objetos religiosos, los maltrataron y les insultaron:
“-Canallas, vais a pagar lo que habéis hecho”.

Mientras los bajaban del camión, sigue narrando el padre franciscano Marcos Rincón, los ponían en fila y esperaban la orden de disparar, se produjo un gran vocerío por parte de los milicianos. Asistieron también a la ejecución unos “maletillas” que habían venido de Madrid para torear en las fiestas de Consuegra; estos insultaban a los que iban a ser fusilados y les hacían preguntas en son de burla; alguno dice que hasta los toreaban. El padre Ramón Pérez preguntó a los del piquete:
“-A nosotros, por qué nos matan, ¿por ser religiosos?”
“-Sí, por ser frailes”, le replicaron
“-Pues, entonces, ¡adelante!, moriremos contentos”.

Anacleto Gallego ordenó que los alumbrasen con los faros de los coches y del camión. Los dieciséis eclesiásticos fueron colocados en fila, en tierra de labor, a un metro de la linde o poco más. Dada la orden, el piquete de ejecución disparó sobre los dieciséis, que clamaron como un solo hombre: “¡Viva Cristo Rey!”. Un testigo ocular dice que un franciscano delgado y bajo (únicamente podía ser Fray Gregorio), ya en suelo, tras haber recibido los disparos, repitió todavía: “¡Viva Cristo Rey!”. Los verdugos les fueron dando el tiro de gracia. Al terminar, dijeron: “-Ya han caído”, se montaron en los vehículos e iniciaron la vuelta a Consuegra. A unos 14 kilómetros de ésta, vieron venir un coche, lo que les sobresaltó, detuvieron los vehículos y bastantes se escondieron. Era el alcalde de Consuegra con un farmacéutico y un médico; iban a ver si llegaban a tiempo a la ejecución. Se identificó el alcalde y preguntó:
“-¿Los habéis fusilado?”.
“-Sí, ya están apañados”, le contestaron.
Y él dijo: “-De todas formas, vamos a ver qué tal están”.

Era la noche del 23 al 24 de septiembre de 1936. El fusilamiento se había efectuado hacia las dos y media de la madrugada del jueves 24. El lugar, el Camino de la Plata del Caorzo, junto al puente del Algodor, a pocos metros de la carretera de Consuegra a Los Yébenes (Toledo), a 5km antes de llegar a la población.

La muerte de aquel comunista en el asedio del Alcázar de Toledo había sido la ocasión y la excusa. El padre Rincón termina su relato afirmando que “el verdadero móvil del fusilamiento de aquellas dieciséis personas el 24 de septiembre en Los Yébenes fue la lucha contra la religión de parte de los ejecutores, quienes, en esta ocasión escogieron a todos los religiosos y ministros de Dios que estaban a su alcance y únicamente a ellos: los dieciséis que seguían prisioneros en la iglesia de Santa María, de Consuegra, y perseveraban firmes, más fuerte que la vida misma”. Todos ellos fueron enterrados en el cementerio municipal de Los Yébenes, fueron exhumados y enterrados en el de Consuegra poco después de acabada la guerra civil española de 1936-1939.
 
La Cruz de los Mártires de Consuegra

En Consuegra, se debe decir que la veneración del pueblo a los que habían sufrido y muerto por su fe hizo que se diese el nombre de Calle de los Mártires a la contigua a la iglesia de Santa María, que les sirvió de prisión, y que les dedicase el jardín más céntrico de la localidad, junto al río Amarguillo, llamándolo Parque de los mártires (frente a la Iglesia de San Juan).



En él se erigió una cruz monumental, en cuyo pedestal se grabaron los nombres de todos los inmolados por los marxistas. Este monumento fue inaugurado el 10 de mayo de 1942. Se repartieron 4.000 estampas-recordatorio; en ellas iba una oración que pedía a Dios aceptase el martirio de todos los inmolados. Esta cruz permanece en el mismo sitio.

Por lo que cuestan dos cervezas al mes ayudas a mantener Religión en Libertad
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Jorge López Teulón
Jorge López Teulón (Madrid 1970). Tras cursar los estudios eclesiásticos en el Seminario Mayor de San Ildefonso, recibe la ordenación sacerdotal, el 25 de junio 1995. Sus años de ministerio sacerdotal los ha desarrollado en la ciudad de Talavera de la Reina (Toledo). Delegado de Medios de Comunicación Social en la Vicaría de Talavera (1996-2005). Se le encargó durante un quinquenio (1998-2002) la retransmisión para el territorio nacional de la Misa dominical retransmitida por la Cadena COPE. Desde 1996 es el Capellán del Colegio Compañía de María de la Orden de Hijas de María Nuestra Señora en Talavera.

En el año 2002 fue nombrado Postulador de una Causa de más de 900 mártires de la persecución religiosa de 1936 a 1939, para la Provincia eclesiástica de Toledo y la diócesis de Ávila.

Ha creado la página www.persecucionreligiosa.es , primera página en lengua española dedicada exclusivamente a este tema.

También ha creado la página www.cardenaldonmarcelo.es

Jorge López Teulón, [email protected], es autor, editor y responsable del Blog Victor in vínculis, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO
MARZO 2014

II Jornadas Martiriales en Barbastro

Decor Carmeli

Beato Ángel de Cañete, capuchino (y 2)

Beato Ángel de Cañete, capuchino (1)

Fray Mateo de Almagro

La tumba de los mártires de Almagro

Trancho-Barbado-Estenaga

P. Antonio Trancho de Almagro

Fray Ubaldo de Almagro

Ver posts de otros meses

OCTUBRE 2017 (17 artículos)

SEPTIEMBRE 2017 (24 artículos)

AGOSTO 2017 (17 artículos)

JULIO 2017 (21 artículos)

JUNIO 2017 (14 artículos)

MAYO 2017 (18 artículos)

ABRIL 2017 (23 artículos)

MARZO 2017 (23 artículos)

FEBRERO 2017 (19 artículos)

ENERO 2017 (18 artículos)

DICIEMBRE 2016 (15 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (18 artículos)

OCTUBRE 2016 (24 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (11 artículos)

AGOSTO 2016 (13 artículos)

JULIO 2016 (17 artículos)

JUNIO 2016 (30 artículos)

MAYO 2016 (31 artículos)

ABRIL 2016 (23 artículos)

MARZO 2016 (12 artículos)

FEBRERO 2016 (5 artículos)

ENERO 2016 (14 artículos)

DICIEMBRE 2015 (10 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (10 artículos)

OCTUBRE 2015 (20 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (7 artículos)

AGOSTO 2015 (9 artículos)

JULIO 2015 (11 artículos)

JUNIO 2015 (13 artículos)

MAYO 2015 (13 artículos)

ABRIL 2015 (13 artículos)

MARZO 2015 (10 artículos)

FEBRERO 2015 (8 artículos)

ENERO 2015 (14 artículos)

DICIEMBRE 2014 (13 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (13 artículos)

OCTUBRE 2014 (11 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (12 artículos)

AGOSTO 2014 (15 artículos)

JULIO 2014 (10 artículos)

JUNIO 2014 (12 artículos)

MAYO 2014 (20 artículos)

ABRIL 2014 (26 artículos)

MARZO 2014 (9 artículos)

FEBRERO 2014 (9 artículos)

ENERO 2014 (10 artículos)

DICIEMBRE 2013 (10 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (12 artículos)

OCTUBRE 2013 (13 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (11 artículos)

AGOSTO 2013 (10 artículos)

JULIO 2013 (9 artículos)

JUNIO 2013 (8 artículos)

MAYO 2013 (11 artículos)

ABRIL 2013 (9 artículos)

MARZO 2013 (8 artículos)

FEBRERO 2013 (9 artículos)

ENERO 2013 (14 artículos)

DICIEMBRE 2012 (18 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (17 artículos)

OCTUBRE 2012 (16 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (10 artículos)

AGOSTO 2012 (12 artículos)

JULIO 2012 (8 artículos)

JUNIO 2012 (11 artículos)

MAYO 2012 (6 artículos)

ABRIL 2012 (9 artículos)

MARZO 2012 (9 artículos)

FEBRERO 2012 (6 artículos)

ENERO 2012 (9 artículos)

DICIEMBRE 2011 (13 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (36 artículos)

OCTUBRE 2011 (32 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (35 artículos)

AGOSTO 2011 (47 artículos)

JULIO 2011 (23 artículos)

JUNIO 2011 (8 artículos)

MAYO 2011 (7 artículos)

ABRIL 2011 (8 artículos)

MARZO 2011 (9 artículos)

FEBRERO 2011 (9 artículos)

ENERO 2011 (9 artículos)

DICIEMBRE 2010 (11 artículos)

NOVIEMBRE 2010 (12 artículos)

OCTUBRE 2010 (8 artículos)

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS