Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
Los blogs de Religión en Libertad
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
Inicio / Blog

Los mártires benedictinos del Pueyo (2)

Victor in vínculis

9 mayo 2013

Varias cartas del joven monje Aurelio Boix
Aurelio Boix Cosials (Pueyo de Marguillén, Huesca, 2 de noviembre de 1914), era un joven de rostro sereno que llama la atención, vistió el hábito benedictino en el monasterio de Nuestra Señora del Pueyo, junto a Barbastro, el 12 de octubre de 1929; profesó sus votos temporales el 15 de octubre de 1930 y los solemnes el 11 de julio de 1936. Estudió en el Pontificio Ateneo de San Anselmo que la Orden de San Benito tiene en Roma.
Del joven neoprofeso solemne (en la foto) nos ha quedado una carta a sus padres y a su hermano José realmente estremecedora: en ella veía el martirio como culminación de su vida inmolada al amor de Cristo por los votos monásticos. Asimismo se han conservado otras cartas más, algunas de las cuales recogemos a continuación de la mencionada, y que también fueron escritas en el Colegio de los escolapios de Barbastro, convertido en prisión por los frentepopulistas, donde fueron recluidos los benedictinos junto con los propios hijos espirituales de San José de Calasanz y con los claretianos. Aparecen publicadas en la publicación del padre Santiago Cantera Montenegro, O.S.B., "Así iban a la muerte" (Madrid 2011).


Pax
A mis queridos padres y hermano desde el convento de Padres Escolapios de Barbastro, a 9 de agosto de 1936.
Padre, madre y hermano de mi corazón: si esta carta llega a sus manos, el portador de la misma les enterará de todo el proceso; yo me limito a unas líneas. Hace 18 días que estamos casi todos los del Pueyo detenidos en esta prisión. A pesar de las garantías que se nos dan, como medida de prevención, quiero dedicar unas palabras a los seres que me son más caros.
En noches anteriores se han fusilado unas 60 personas; entre ellas, muchos curas, algunos religiosos, tres canónigos y esta noche pasada al Sr. Obispo.
Conservo hasta el presente toda la serenidad de mi carácter, más aún, miro con simpatía el trance que se me acerca: considero una gracia especialísima dar mi vida en holocausto por una causa tan sagrada, por el único delito de ser religioso. Si Dios tiene a bien considerarme digno de tan gran merced, alégrense también ustedes, mis amadísimos padres y hermano, que a Vds. les cabe la gloria de tener un hijo y hermano mártir de su fe.
La única pena que tengo, humanamente hablando, es de no poder darles mi último beso. No les olvido y me atormenta el pensar las inquietudes que Vds. sufren por mí.
Ánimo, mis amadísimos padres y hermano, al lado de su aflicción surgirá siempre la gloria de las causas que motivaron mi muerte. Rueguen por mí, voy a mejor vida.
Padre mío amado: la entereza de su carácter me da la completa seguridad que su espíritu de fe le hará comprender la gracia que el Señor le otorga. Esto me anima muchísimo: le doy el beso más fuerte que le he dado en mi vida. Adiós, padre, hasta el cielo. Amén.
Madre idolatrada: yo me alegro sólo al pensar la dignidad a que Dios quiere elevarla, haciéndola madre de un mártir. Ésta es la mejor garantía de que los dos hemos de ser eternamente felices. Al recuerdo de mi muerte acompañará siempre esta gran idea: “Un hijo muerto, pero mártir de la religión”. Que Dios no pueda imputarme más crimen que el que los hombres me imputan: ser discípulo de Cristo. Madre mía muy querida, adiós, adiós… hasta la eternidad. ¡Qué feliz soy!
Hermano mío muy caro: En poco tiempo, ¡qué dos gracias tan señaladas me concede mi buen Dios! ¡La profesión, holocausto absoluto…; el martirio, unión decisiva a mi Amor! ¿No soy un ser privilegiado? Esto es lo más íntimo que tengo que comunicarte. Las cartas adjuntas, al extranjero, envíalas con una relación extensa de mi prisión, etc., ya te pongo bien clara la dirección; certifícalas. El último beso, mi hermano, el más efusivo.
Mi despedida postrera a la familia son unas palabras de felicitación, tanto para mí como para Vds. Que Dios proteja siempre la familia que ahora agracia con un favor tan señalado.
Su hijo que les ama con un amor eterno.
Aurelio Ángel.

 

Ésta es otra de las cartas del joven benedictino:
Prisionero en el convento de PP. Escolapios de Barbastro.
Mis amados hermanos Manuel y Fernanda y demás familia:
Os envío mi último adiós. Voy a morir mártir de mi fe.
Alegraos conmigo.
Soy feliz. Vuestro hermano,
Ángel.
 
Y he aquí otra:
 
Prisionero en el Convento de Padres Escolapios de Barbastro.
A mi carísimo hermano Ramón y familia.
A 9 de agosto de 1936.
Hermano mío muy amado:
Triunfa la revolución, las víctimas son incontables, pero son una perla más en la corona del cristianismo, de la religión. He visto muy edificado las circunstancias de la muerte de las personas más señaladas del clero en esta población: y dime tú cómo se explica, si no es de una manera sobrenatural, aquella serenidad, aquella alegría, aquellos entusiasmos con que reciben la muerte.
Yo confío que tendré la suerte de ser sacrificado por una causa tan noble: es una ilusión. Que Dios me conceda tal gracia.
Hermano mío: mi adiós más cariñoso es para ti, a tu esposa y a la niña. No olvides el problema de tu destino. Hay Dios.
Vuestro hermano os abraza,
Ángel.
 
La siguiente es también del mismo monje del Pueyo:
 
Prisionero en el convento de Padres Escolapios de Barbastro a 9 de agosto de 1936. Mi amado hermano José:
Mi último adiós. Dentro de poco tendré la gran dicha de ser mártir de mi fe.
Te aprecio y no te olvidaré. Tu hermano,
Ángel.

 

La que recogemos ahora la envió a Roma, al P. Palacios:
 
Rdo. P. Dom Luis Palacios, O.S.B.
Colleggio di S. Anselmo
Monte Aventino
Roma 147. Italia
 
Pax
Prisionero en el convento de Padres Escolapios de Barbastro a 9 de agosto de 1936.
Mi apreciadísimo P. Palacios:
En noches anteriores han fusilado a más de 60 personas, el Sr. Obispo, canónigos, curas, religiosos, etc.
En prueba del cariño que siempre me ha inspirado, le dedico este último recuerdo.
Dos gracias señaladísimas me otorga el Señor en poco tiempo: la profesión solemne y el martirio. Estoy tranquilísimo y alegre sobremanera.
Adiós, P. Palacios.
Su affmo.,
Aurelio Boix, O.S.B.
 
También escribió otras cartas más a profesores benedictinos suyos en San Anselmo de Roma, en italiano, como ésta que presentamos ya traducida:
 
Rdo. Dom Oliver Grosselin, O.S.B.
Colleggio di S. Anselmo
Monte Aventino
Roma 147. Italia
 
Pax
En la prisión de los PP. Escolapios de Barbastro, 9 agosto 1936.
Mi querido Dom Oliver:
Antes de ser asesinado quiero dedicarle mi último recuerdo. Soy muy feliz: Dios me da esta gracia singular del martirio.
Adiós, hasta la eternidad. Le querré siempre.
Affmo. de corazón,
Aurelio Boix, O.S.B.
Y, por algunas expresiones martiriales, creemos que merece asimismo ser recogida la siguiente, igualmente escrita en italiano a otro profesor:
 
Rdo. Dom Patrizio Shaughnessy, O.S.B.
St. Meinrad´s Abbey – St. Meinrad (Indiana)
United States of America
 
Pax
En la prisión de los PP. Escolapios de Barbastro, 9 agosto 1936.
Muy querido Dom Patrizio:
Adiós, muy apreciado. Voy a unirme con mi Amor Infinito, que me da la gracia particularísima del martirio.
Rezaré por usted.
Affmo. en Xto.,
Aurelio Boix, O.S.B. qq
Religión en Libertad es gratis… pero necesita de tu ayuda para que siga existiendo
Volver arriba
En medio de la convulsión, Religión en Libertad sigue transmitiendo la misericordia de Dios

En medio de la convulsión, Religión en Libertad sigue transmitiendo la misericordia de Dios

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
1 COMENTARIO
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.

Comentarios

ricardo de Barcelona
09/05/2013
La verdad silenciada.
Cartas como estas, deberían estar en los libros de religión de los planes educativos.
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Jorge López Teulón
Jorge López Teulón (Madrid 1970). Tras cursar los estudios eclesiásticos en el Seminario Mayor de San Ildefonso, recibe la ordenación sacerdotal, el 25 de junio 1995. Sus años de ministerio sacerdotal los ha desarrollado en la ciudad de Talavera de la Reina (Toledo). Delegado de Medios de Comunicación Social en la Vicaría de Talavera (1996-2005). Se le encargó durante un quinquenio (1998-2002) la retransmisión para el territorio nacional de la Misa dominical retransmitida por la Cadena COPE. Desde 1996 es el Capellán del Colegio Compañía de María de la Orden de Hijas de María Nuestra Señora en Talavera.

En el año 2002 fue nombrado Postulador de una Causa de más de 900 mártires de la persecución religiosa de 1936 a 1939, para la Provincia eclesiástica de Toledo y la diócesis de Ávila.

Ha creado la página www.persecucionreligiosa.es , primera página en lengua española dedicada exclusivamente a este tema.

También ha creado la página www.cardenaldonmarcelo.es

Jorge López Teulón, [email protected], es autor, editor y responsable del Blog Victor in vínculis, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO
MAYO 2013

La familia de "Mil Hombres"

Atocha, 1834 (y 2)

Atocha, 1834 (1)

El Monasterio Mártir

Siervo de Dios Valentín Covisa y las Clarisas de Siruela

Las Marías de los Sagrarios de Orgaz (Toledo)

Los mártires benedictinos del Pueyo (y 3)

Los mártires benedictinos del Pueyo (2)

Los mártires benedictinos del Pueyo (1)

Con quince años

Siervo de Dios Emilio de Villa

Ver posts de otros meses

OCTUBRE 2017 (10 artículos)

SEPTIEMBRE 2017 (24 artículos)

AGOSTO 2017 (17 artículos)

JULIO 2017 (21 artículos)

JUNIO 2017 (14 artículos)

MAYO 2017 (18 artículos)

ABRIL 2017 (23 artículos)

MARZO 2017 (23 artículos)

FEBRERO 2017 (19 artículos)

ENERO 2017 (18 artículos)

DICIEMBRE 2016 (15 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (18 artículos)

OCTUBRE 2016 (24 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (11 artículos)

AGOSTO 2016 (13 artículos)

JULIO 2016 (17 artículos)

JUNIO 2016 (30 artículos)

MAYO 2016 (31 artículos)

ABRIL 2016 (23 artículos)

MARZO 2016 (12 artículos)

FEBRERO 2016 (5 artículos)

ENERO 2016 (14 artículos)

DICIEMBRE 2015 (10 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (10 artículos)

OCTUBRE 2015 (20 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (7 artículos)

AGOSTO 2015 (9 artículos)

JULIO 2015 (11 artículos)

JUNIO 2015 (13 artículos)

MAYO 2015 (13 artículos)

ABRIL 2015 (13 artículos)

MARZO 2015 (10 artículos)

FEBRERO 2015 (8 artículos)

ENERO 2015 (14 artículos)

DICIEMBRE 2014 (13 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (13 artículos)

OCTUBRE 2014 (11 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (12 artículos)

AGOSTO 2014 (15 artículos)

JULIO 2014 (10 artículos)

JUNIO 2014 (12 artículos)

MAYO 2014 (20 artículos)

ABRIL 2014 (26 artículos)

MARZO 2014 (9 artículos)

FEBRERO 2014 (9 artículos)

ENERO 2014 (10 artículos)

DICIEMBRE 2013 (10 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (12 artículos)

OCTUBRE 2013 (13 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (11 artículos)

AGOSTO 2013 (10 artículos)

JULIO 2013 (9 artículos)

JUNIO 2013 (8 artículos)

MAYO 2013 (11 artículos)

ABRIL 2013 (9 artículos)

MARZO 2013 (8 artículos)

FEBRERO 2013 (9 artículos)

ENERO 2013 (14 artículos)

DICIEMBRE 2012 (18 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (17 artículos)

OCTUBRE 2012 (16 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (10 artículos)

AGOSTO 2012 (12 artículos)

JULIO 2012 (8 artículos)

JUNIO 2012 (11 artículos)

MAYO 2012 (6 artículos)

ABRIL 2012 (9 artículos)

MARZO 2012 (9 artículos)

FEBRERO 2012 (6 artículos)

ENERO 2012 (9 artículos)

DICIEMBRE 2011 (13 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (36 artículos)

OCTUBRE 2011 (32 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (35 artículos)

AGOSTO 2011 (47 artículos)

JULIO 2011 (23 artículos)

JUNIO 2011 (8 artículos)

MAYO 2011 (7 artículos)

ABRIL 2011 (8 artículos)

MARZO 2011 (9 artículos)

FEBRERO 2011 (9 artículos)

ENERO 2011 (9 artículos)

DICIEMBRE 2010 (11 artículos)

NOVIEMBRE 2010 (12 artículos)

OCTUBRE 2010 (8 artículos)

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS