Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
Los blogs de Religión en Libertad
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
Inicio / Blog

El Santo Niño de La Guardia (y 3)

Victor in vínculis

1 octubre 2012

Su culto comenzó muy temprano, pues ya en las visitas eclesiásticas, a partir de 1501, hallamos referencias a los santuarios constituidos en los lugares donde el tierno niño padeció o fue enterrado y La Guardia le tomó por Patrón, celebrando fiesta solemne así en el día de los Santos Inocentes como el 25 de marzo o en la semana de quasimodo; desde 1580 se votó para en adelante la celebración el 25 de septiembre de cada año.

Procesión del Niño de la Guardia por el Claustro de los Reyes del convento dominico de Santo Tomás de Ávila (foto de Mayoral Fernández tomada en 1945). Un cronista de la Orden informaba de que en el S. XVII que los Reyes Católicos habían donado una Hostia que habían intentado profanar unos judíos de La Guardia, y fue consagrada en 1488, antes del auto celebrado en 1491: “La Hostia consagrada fue tomada con gran reverencia y llevada por orden de los Reyes Católicos y los inquisidores fue puesta en el Sagrario del Altar Mayor del Real Monasterio de Santo Tomás donde hoy se ve...”. Esta reliquia fue conocida en su época como “Sacramento de los Herejes” y custodiada en una cajita de nácar que la princesa Margarita donó con este fin.

También las autoridades religiosas dieron reiteradas pruebas de devoción hacia el mártir; así el cardenal Siliceo, que en 1547 alegaba en abono de su Estatuto de limpieza la crucifixión de aquél, y el cabildo de la Iglesia primada, que en 1613 pedía a varios cardenales y a la Congregación de Ritos licencia para rezar al inocente mártir a lo menos en todo el arzobispado toledano.
Al arzobispo Alonso de Fonseca se debe el encargo del antiguo retablo que se puso en la cueva de la crucifixión, así como al cardenal Lorenzana el haber mandado pintar, de la diestra mano de Francisco Bayéu, el martirio del niño en los claustros de la Catedral Primada.


 
Debido al mal estado de las pinturas del Claustro de la Catedral de Toledo el arzobispo Francisco de Lorenzana, aconsejó su reposición, para lo que se acudió a los maestros entonces de más fama, Francisco Bayéu y Mariano Salvador Maella, ambos pintores de cámara, quienes ejecutaron entre los años 1776 y 1782 trece composiciones pictóricas.
La que nos interesa se encuentran en la puerta del Mollete llamada así -aunque también se la conoce como puerta de la Justicia o puerta del Niño Perdido- porque en ella se daba diariamente a los pobres un auxilio consistente en una limosna de pan cocido en piezas entonces llamadas “molletes”. Se trata de una puerta gótica, con elementos mudéjares, labrada por Alvar Martínez durante el pontificado del Arzobispo D. Sancho de Rojas (1415-1422), enmarcada por la parte interior por el fresco llamado “Rapto del Santo Niño”.

La pintura representa el rapto del niño Cristóbal, parroquiano de San Andrés, y su crucifixión por los judíos raptores en el vecino pueblo de La Guardia, cercano a Toledo. Al lado izquierdo de la puerta, se ve a dos hombres tocados con turbante y sombrero que se llevan por la fuerza al niño, que se resiste. A la derecha, el niño está clavado en la cruz, mientras un hombre que lleva en la boca un cuchillo desciende, con el corazón del niño en la mano, por una escalera y otro hombre que está de pie le observa o parece conversar con el anterior. Fondo de paisajes con árboles. En lo alto, la gloria con unos ángeles que bajan al Santo Niño la palma del martirio. La parte inferior de la pintura se perdió hace tiempo pero en el museo catedralicio se guarda el boceto o borrón de la pintura que está fechado en el año 1776.
 
Consta asimismo de la admiración que le profesaron monarcas como Fernando V, Carlos I y Felipe II. Como ya dijimos, el papa Pío VII confirmó su culto en 1805.
Carecemos de espacio para aludir siquiera debidamente al cúmulo de milagros que desde el mismo momento de la sangrienta muerte del mártir se atribuyeron a su mediación: la devolución de la vista a su madre ciega, las cuatro curaciones obradas con ciertas personas de Alcázar de Consuegra al comenzar el 1492; un tullido, una mujer con la boca torcida hacía más de dieciocho años, un sordo total y una pobre ciega, aparte de otros mil prodigios referentes a niños quebrados y enfermos de todas clases cuya curación detallan los rótulos que sobre cada caso pendían del santuario de La Guardia.
También la poesía, así latina como castellana, cantó la pasión del infante toledano, a quien se refiere el popular romance:
Del Quintanar y Tembleque
se parten ocho judíos
Con dañados corazones
en busca del santo niño.
Y no es de extrañar que, al ponderar don Francisco de Quevedo en el memorial por el patronato de Santiago cuánto le sobra al Niño de La Guardia para copatrón y aun para patrón de España, escribiese al rey: “No es traslado de la pasión de Cristo en una parte, es un original espantoso, con exceso de azotes en falta de años. Este es, Señor, grande abogado que puede interceder a Dios, como no puede otro alguno, por la pasión que Cristo pasó por él y por la que él pasó por Cristo”.

El convento de Trinitarios de Torrejón de Velasco (Madrid), además de casa de religiosos, era noviciado, un centro de formación donde se instruía en Filosofía y en el pensamiento teológico cristiano a los novicios que deseaban tomar los hábitos y profesar. Uno de los más destacados oradores y escritor fue Fray Antonio de Guzmán, nacido en la Villa de Torrejón de Velasco,
Su obra “Historia del Inocente Trinitario Santo niño de la Guardia”, recoge el macabro suceso del asesinato del niño conocido como Juan (o Cristóbal, como le llamaban sus captores), de unos 4 años de edad, secuestrado en la Puerta del Perdón de la Catedral de Toledo por Juan Franco, vecino de La Guardia ayudado por unos judíos, en agosto de 1490.


ReL te regala todos los días un trozo de Cielo… pero necesitamos tu ayuda para seguir haciéndolo
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
2 COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.

Comentarios

Jorge López
02/10/2012
Evidencias des-evidenciadas.
Justo encima de la última foto vienen los datos que solicita. También se dieron estos datos en la primera parte. Devocionalmente, o sea popularmente, se le llama el Santo Niño de La Guardia. Pero se llamaba Juan Pasamontes, aunque según la tradición se le cambió el nombre por Cristóbal, tras los tormentos sufridos que le hicieron semejante a Nuestro Señor. Y en los misales de Toledo aparece como San Cristóbal de La Guardia.
¿Que no están sus restos? hay cientos de santos de los que no hay rastro de sus restos. La lista sería interminable... Además según la tradición lo hicieron desaparecer...
A lo mejor con un georadar podríamos localizarlo en los lugares en los que tradicionalmente se dijo que lo habían sepultado...
Simonini
02/10/2012
¿A nadie le extraña?.
¿Cómo se llamaba este niño? no se sabe.
¿Dónde están sus restos? tampoco se sabe.
¿A nadie le extraña que falten estos datos evidentes y que las confesiones sobre su crimen se sacaran mediante tortura?.
Pero si es evidente que es un libelo de sangre, una leyenda antijudía.
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Jorge López Teulón
Jorge López Teulón (Madrid 1970). Tras cursar los estudios eclesiásticos en el Seminario Mayor de San Ildefonso, recibe la ordenación sacerdotal, el 25 de junio 1995. Sus años de ministerio sacerdotal los ha desarrollado en la ciudad de Talavera de la Reina (Toledo). Delegado de Medios de Comunicación Social en la Vicaría de Talavera (1996-2005). Se le encargó durante un quinquenio (1998-2002) la retransmisión para el territorio nacional de la Misa dominical retransmitida por la Cadena COPE. Desde 1996 es el Capellán del Colegio Compañía de María de la Orden de Hijas de María Nuestra Señora en Talavera.

En el año 2002 fue nombrado Postulador de una Causa de más de 900 mártires de la persecución religiosa de 1936 a 1939, para la Provincia eclesiástica de Toledo y la diócesis de Ávila.

Ha creado la página www.persecucionreligiosa.es , primera página en lengua española dedicada exclusivamente a este tema.

También ha creado la página www.cardenaldonmarcelo.es

Jorge López Teulón, [email protected], es autor, editor y responsable del Blog Victor in vínculis, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO
OCTUBRE 2012

¡Gózate, Santander, pues tienes tan grandes Patronos!

San Inocencio de la Inmaculada

Los cinco mártires Pasionistas de Mieres

693 años después de su muerte

Sta. María de Bujedo (y 2)

Santa María de Bujedo (1)

Lluis Companys, el nefasto (2)

Sin dedos para celebrar la Santa Misa

Lluis Companys, el nefasto (1)

San Marciano José de El Pedregal (y 4)

San Marciano José de El Pedregal (3)

San Marciano José de El Pedregal (2)

San Marciano José de El Pedregal (1)

Santa Faustina de Olot, dos veces mártir (y 2)

Santa Faustina de Olot, dos veces mártir (1)

El Santo Niño de La Guardia (y 3)

Ver posts de otros meses

OCTUBRE 2017 (11 artículos)

SEPTIEMBRE 2017 (24 artículos)

AGOSTO 2017 (17 artículos)

JULIO 2017 (21 artículos)

JUNIO 2017 (14 artículos)

MAYO 2017 (18 artículos)

ABRIL 2017 (23 artículos)

MARZO 2017 (23 artículos)

FEBRERO 2017 (19 artículos)

ENERO 2017 (18 artículos)

DICIEMBRE 2016 (15 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (18 artículos)

OCTUBRE 2016 (24 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (11 artículos)

AGOSTO 2016 (13 artículos)

JULIO 2016 (17 artículos)

JUNIO 2016 (30 artículos)

MAYO 2016 (31 artículos)

ABRIL 2016 (23 artículos)

MARZO 2016 (12 artículos)

FEBRERO 2016 (5 artículos)

ENERO 2016 (14 artículos)

DICIEMBRE 2015 (10 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (10 artículos)

OCTUBRE 2015 (20 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (7 artículos)

AGOSTO 2015 (9 artículos)

JULIO 2015 (11 artículos)

JUNIO 2015 (13 artículos)

MAYO 2015 (13 artículos)

ABRIL 2015 (13 artículos)

MARZO 2015 (10 artículos)

FEBRERO 2015 (8 artículos)

ENERO 2015 (14 artículos)

DICIEMBRE 2014 (13 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (13 artículos)

OCTUBRE 2014 (11 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (12 artículos)

AGOSTO 2014 (15 artículos)

JULIO 2014 (10 artículos)

JUNIO 2014 (12 artículos)

MAYO 2014 (20 artículos)

ABRIL 2014 (26 artículos)

MARZO 2014 (9 artículos)

FEBRERO 2014 (9 artículos)

ENERO 2014 (10 artículos)

DICIEMBRE 2013 (10 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (12 artículos)

OCTUBRE 2013 (13 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (11 artículos)

AGOSTO 2013 (10 artículos)

JULIO 2013 (9 artículos)

JUNIO 2013 (8 artículos)

MAYO 2013 (11 artículos)

ABRIL 2013 (9 artículos)

MARZO 2013 (8 artículos)

FEBRERO 2013 (9 artículos)

ENERO 2013 (14 artículos)

DICIEMBRE 2012 (18 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (17 artículos)

OCTUBRE 2012 (16 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (10 artículos)

AGOSTO 2012 (12 artículos)

JULIO 2012 (8 artículos)

JUNIO 2012 (11 artículos)

MAYO 2012 (6 artículos)

ABRIL 2012 (9 artículos)

MARZO 2012 (9 artículos)

FEBRERO 2012 (6 artículos)

ENERO 2012 (9 artículos)

DICIEMBRE 2011 (13 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (36 artículos)

OCTUBRE 2011 (32 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (35 artículos)

AGOSTO 2011 (47 artículos)

JULIO 2011 (23 artículos)

JUNIO 2011 (8 artículos)

MAYO 2011 (7 artículos)

ABRIL 2011 (8 artículos)

MARZO 2011 (9 artículos)

FEBRERO 2011 (9 artículos)

ENERO 2011 (9 artículos)

DICIEMBRE 2010 (11 artículos)

NOVIEMBRE 2010 (12 artículos)

OCTUBRE 2010 (8 artículos)

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS