Miércoles, 22 de septiembre de 2021

Religión en Libertad

Muere la fundadora en Venezuela de la primera casa de las Misioneras de la Caridad fuera de la India

Hermana María Rosario.
La Hermana María Rosario tenía 88 años y llevaba casi toda su vida en Venezuela. Foto: Conferencia Episcopal Venezolana.

ReL

El viernes por la mañana falleció en Venezuela, a consecuencia del covid, la hermana María Rosario, que fundó en Cocorote, junto a la Madre Teresa de Calcuta, la primera casa de las Misioneras de la Caridad fuera de la India.

La Hermana Rosario, en el siglo Silvia Toppo, tenía 88 años y llevaba en Venezuela más de medio siglo. Había nacido en 1933 en una pequeña aldea de agricultores en el noreste de la India, como la pequeña de seis hermanas. Eran una familia pagana y politeísta, que siguiendo la tradición marcó a la pequeña en la frente con una marca indeleble denominada Bindi o Tercer Ojo.

La familia se convirtió junto a otras del pueblo, tras la predicación de un misionero jesuita, el padre Livan. Silvia estudió en una escuela de religiosas ursulinas a la que llegaba tras caminar durante dos horas cruzando un río que solía crecer por efecto de las lluvias torrenciales. Mientras sus hermanas ayudaban a sus padres en el campo, ella pudo hacerse maestra.

Un día tuvo noticia de lo que estaba haciendo la Madre Teresa en Calcuta y en octubre de 1950 ella y otras seis maestras le escribieron para unirse a las Misioneras de la Caridad, lo que hicieron en 1955. Continuaron su formación religiosa, además de cursos de medicina, primeros auxilios e inglés.

Hermana Rosario.

El 14 de abril de 1958, la  hermana María Rosario hizo sus primeros votos y vistió el sari blanco orlado con tres rayas azules, que representan a las tres Personas de la Santísima Trinidad con el color representativo de la Virgen María. Tras varios destinos en Nueva Delhi y Ambala, volvió a Calcuta y en 1964 hizo los votos perpetuos.

En 1969 llegó a Venezuela, donde junto a Santa Teresa de Calcuta fundó en Cocorote (estado de Yaracuy) la primera casa de la congregación fuera de la India. Entre 1977 y 1987 estuvo como misionera en Perú, para volver luego definitivamente a Venezuela.

Según recoge la nota de la Conferencia Episcopal Venezolana que ha dado la noticia, la hermana Rosario pasó los últimos años de su vida recibiendo en Cocorote a los peregrinos que se acercan a conocer la historia de la Madre Teresa y a pedir su intercesión y ayuda ante las aflicciones diarias.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda