Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.

Sábado, 19 de agosto de 2017

  Donar HEMEROTECA CONTACTO REGALA REL SUSCRÍBETE
Religión en Libertad
Inicio / España

Ya es posible adherirse al documento de los obispos de Alcalá y Getafe, atacados por el lobby LGBT

ReL

24 marzo 2016

Ya es posible adherirse al documento de los obispos de Alcalá y Getafe, atacados por el lobby LGBT
Juan Antonio Reig Pla, obispo de Alcalá de Henares.
Los grupos de presión LGBT, autotitulados Observatorio Español contra la LGBTfobia, han puesto en conocimiento de la fiscalía la carta de los obispos de Getafe (Joaquín Mª López de Andújar y su auxiliar, José Rico Pavés) y Alcalá de Henares (Juan Antonio Reig Pla) contra la ley de transexualidad de la Comunidad Autónoma de Madrid, destinada a imponer como ideología oficial la ideología de género. La ley fue aprobada en la Asamblea de Madrid el pasado 17 de marzo con los votos favorables de PSOE, Ciudadanos y Podemos y la abstención del PP.

En un comunicado difundido el Martes Santo, estos grupos consideran "infames" las Reflexiones pastorales de los prelados madrileños, las consideran un "discurso del odio" y afirman que fomentan "la exclusión, la discriminación y la injusticia contra las personas LGBT”.

Para contrarrestar esta campaña contra los tres obispos, este 23 de marzo, Miércoles Santo, se ha lanzado un manifiesto de adhesión a su documento, bajo el título En defensa de nuestros hijos, que reproducimos a continuación. Las adhesiones pueden mandarse, indicando nombre, apellidos y D.N.I., al correo electrónico: familia@obispadoalcala.org

En defensa de nuestros hijos 
Manifiesto de adhesión al documento de los obispos de Alcalá de Henares y de Getafe sobre la «Ley de Identidad y Expresión de Género e Igualdad Social y no Discriminación de la Comunidad Autónoma de Madrid» aprobada el 17 de marzo de 2016

Con profunda consternación y por responsabilidad como esposos, padres y miembros de la sociedad española, con profundo respeto a todas las personas, nos unimos, con voz potente y clara, a nuestros pastores para denunciar que, con apariencia de consenso y enraizada en la apostasía occidental “seréis como dioses”, asistimos atónitos a la aprobación de una ley arbitraria e injusta que amordaza nuestros derechos: la Ley de Identidad y Expresión de Género e Igualdad Social y no Discriminación de la Comunidad Autónoma de Madrid, aprobada el pasado 17 de marzo.

Esta ley ha sido aprobada, en línea con los nuevos paradigmas mundiales que obvian, con escandaloso silencio, el lenguaje referido a la realidad de esposo, esposa, padre, madre, matrimonio, virginidad, fortaleza, esperanza, fe, pudor, verdad, belleza, bien, etc., sustituyéndolo por una construcción del lenguaje: consenso, democracia participativa, fecundación moderna, parejas, progenitor, miembro, género, ciudadanía, etc.; todo ello con dramáticas consecuencias a nivel personal y social, porque supone una verdadera colonización del corazón de nuestros hijos, de nuestras familias, de nuestra sociedad, impeliéndoles hacia el culto a la muerte, a lo feo, a la mentira, en definitiva, a la infidelidad; para todo lo cual, verdaderamente, no está hecho el corazón de nuestros hijos.

En nombre de una democracia autoritaria, se deconstruye, de forma sistemática y organizada, la realidad y la verdad. El ejercicio de este poder arbitrario se ha instalado en el campo de la educación, la sanidad y los medios de comunicación social, llevándonos a la dictadura del relativismo.

Para silenciarnos se levantan guetos contra quienes alzamos la voz afirmando que: a) la libertad sin verdad oprime a la persona (varón y mujer); b) que son nuestros hijos los que tienen derecho a un padre y a una madre; c) que somos los padres los que tenemos derecho a educar a nuestros hijos en la Verdad porque es buena y bella. Ahora, en cambio, nos imponen sanciones administrativas para callar nuestras voces, pero, estamos convencidos que si callamos cometemos un pecado de omisión.

Por todo esto, afirmamos:

1.Que la diferencia varón y mujer no es desigualdad, ni opresión, es diferencia para la comunión y la complementariedad.

2. Conocer el misterio de la sexualidad humana es conocer el lenguaje del amor humano: la sexualidad humana es constitutiva de la persona humana, es el modo de existir como varón (masculinidad) o como mujer (feminidad).

3. Que como padres tenemos la obligación de protagonizar la educación de nuestros hijos. Hacemos un llamamiento a todos los padres para unirnos y exigir el derecho a educar en la vocación al amor de nuestros hijos desde la infancia, adolescencia y juventud, de modo que ello les permita descubrir el don de su sexualidad como don para el amor.

4. Que madurar la masculinidad y feminidad es necesario en orden a que ello capacite a nuestros hijos para vivir una vida con sentido, belleza, verdad y con libertad: una vida de santidad.

Las familias cristianas debemos de ser hogares de acogida, acompañamiento, compromiso con el dolor del mundo; en especial con los más necesitados y sufrientes, sean cercanos o lejanos. Constatamos que las víctimas de esta trágica revolución antropológica son ya demasiadas.

La Familia cristiana es Escuela de comunión, justicia y solidaridad hacia los que son rostros vivos de Cristo crucificado entre nosotros. Creemos con firmeza y claridad que el futuro de la humanidad se fragua en la familia. No tenemos miedo. ¡Sabemos bien de Quién nos hemos fiado!

Para adherirte a este manifiesto, manda tu nombre y DNI a la dirección familia@obispadoalcala.org.

ReL te regala todos los días un trozo de Cielo… pero necesitamos tu ayuda para seguir haciéndolo
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
4 COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.

Comentarios

Rosita
26/03/2016
Yo adhiero.
Adhiero, así venga del diablo la propuesta, cosa imposible por cierto, pero si es bueno y digno del ser humano, vale del lado que venga: YO ADHIERO.
JESUS.bcn
25/03/2016
Manuel Morillo.
Manuel Morillo; Qué fines espúreos puede haber al firmar este texto ??? Quizás sea Vd. , sin saberlo, el que está haciendo daño al levantar sospechas .
Manuel Morillo
24/03/2016
¿Quién está detrás de la iniciativa?.
¿Es una iniciativa libre o es de un grupo pantalla que después va a querer arrogarse esa iniciativa y la fuerza del apoyo delante de los obispos? ¿Está Religión en Libertad al promocionar esa iniciativa apoyando directamente o, sabiéndolo o no, mediatizar algo bueno con fines espúreos?
Ricardo Cuenca Martínez
24/03/2016
Importantísimo que todos los matrimonios se adhieran..
Este es, justamente, el punto fundamental de combate entre la dictadura del relativismo que nos oprime y toda persona justa y benéfica que se atreva a cumplir con su deber esencial.
Todos los matrimonios, católicos y no católicos, debería adherirse a este documento, como elemental acto de defensa de BIENES FUNDAMENTALES HUMANOS.
Callar es un pecado de omisión.

Las noticias más leídas

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS